76 Folgen

Hasta 1918, esta amplia zona palaciega en el corazón de Viena constituyó el centro político de la monarquía. Hoy, el Hofburg de Viena sigue cumpliendo la misma función para la democracia austriaca. En otras épocas, José II delineó allí su revolucionario programa reformador, se reunió y bailó el Congreso de Viena y el emperador Francisco José concedía sus audiencias. Aquí y ahora, residen el presidente federal, el ministro de la cancillería y los secretarios de estado de la república. Este complejo arquitectónico de originales líneas asimétricas comprende 19 patios y 18 alas y alberga también a numerosas instituciones culturales, desde la Escuela española de Equitación hasta la Biblioteca Nacional Austriaca. El Hofburg de Viena es un destino muy atractivo para los que desean viajar a la época de los Habsburgo. Una sola entrada abre las puertas a tres fascinantes escenarios del Austria Imperial. En la Platería de la corte, las magníficas vajillas, las delicadas mantelerías o los centros de mesa de hasta 20 metros de longitud documentan la exquisitez y magnificencia de las costumbres de mesa de la corte imperial. El Museo Sisí presenta a los visitantes muchos aspectos de la versátil personalidad de la emperatriz Isabel. Los numerosos objetos expuestos, algunos muy personales, nos permiten vislumbrar el mundo oficial y privado de la emperatriz Isabel. Aquí se hace presente como en ningún otro sitio el mito de Sisí y se nos hace partícipe del secreto de esta mujer sin parangón.Una vista a los Apartamentos imperiales nos da una idea del entorno en que vivía la pareja gobernante más famosa de Austria. Las 19 habitaciones personales, estancias de trabajo y de recepción que ocupaban el emperador Francisco José y su esposa Sisí están equipadas con mobiliario auténtico e histórico. Su relativa sencillez forma un interesante contrapunto con el lujo fastuoso que desplegaban en la residencia estival en Schönbrunn.

Palacio vienés de Hofburg - Apartamentos Imperiales, Museo Sisi, Plateria de la Corte Schloß Schönbrunn Kultur- und Betriebsges.m.b.H.

    • Gesellschaft und Kultur

Hasta 1918, esta amplia zona palaciega en el corazón de Viena constituyó el centro político de la monarquía. Hoy, el Hofburg de Viena sigue cumpliendo la misma función para la democracia austriaca. En otras épocas, José II delineó allí su revolucionario programa reformador, se reunió y bailó el Congreso de Viena y el emperador Francisco José concedía sus audiencias. Aquí y ahora, residen el presidente federal, el ministro de la cancillería y los secretarios de estado de la república. Este complejo arquitectónico de originales líneas asimétricas comprende 19 patios y 18 alas y alberga también a numerosas instituciones culturales, desde la Escuela española de Equitación hasta la Biblioteca Nacional Austriaca. El Hofburg de Viena es un destino muy atractivo para los que desean viajar a la época de los Habsburgo. Una sola entrada abre las puertas a tres fascinantes escenarios del Austria Imperial. En la Platería de la corte, las magníficas vajillas, las delicadas mantelerías o los centros de mesa de hasta 20 metros de longitud documentan la exquisitez y magnificencia de las costumbres de mesa de la corte imperial. El Museo Sisí presenta a los visitantes muchos aspectos de la versátil personalidad de la emperatriz Isabel. Los numerosos objetos expuestos, algunos muy personales, nos permiten vislumbrar el mundo oficial y privado de la emperatriz Isabel. Aquí se hace presente como en ningún otro sitio el mito de Sisí y se nos hace partícipe del secreto de esta mujer sin parangón.Una vista a los Apartamentos imperiales nos da una idea del entorno en que vivía la pareja gobernante más famosa de Austria. Las 19 habitaciones personales, estancias de trabajo y de recepción que ocupaban el emperador Francisco José y su esposa Sisí están equipadas con mobiliario auténtico e histórico. Su relativa sencillez forma un interesante contrapunto con el lujo fastuoso que desplegaban en la residencia estival en Schönbrunn.

    01 - Introducción

    01 - Introducción

    • 1 Min.
    02 - Guía general de la Platería de la Corte y de la vitrina de cobre

    02 - Guía general de la Platería de la Corte y de la vitrina de cobre

    Tras el final de la monarquía en el año 1918 varios departamentos del enorme y esparcido ajuar de la corte se unieron en el Museo de la Platería de la Corte. A partir de 1923 el museo se abrió al público con piezas de las colecciones de porcelana y con objetos de la pastelería, de la bodega, de la cocina y de la lavandería de la corte. Durante su visita le mostraremos diversos aspectos de los quehaceres domésticos de la corte y de las costumbres en la mesa durante la monarquía de los Habsburgo. Tiene delante de usted una numerosa selección de cuencos de cobre, ollas y moldes que dan una idea de la cantidad y diversidad de quehaceres de la cocina de la corte. Los cuencos para rodaballo, las ollas de agua, los cuencos para espárragos, las calderas, los braseros, en cuyas tapas profundas las brasas desprendían un calor inmenso, son objetos que documentan el despliegue que necesitaba una corte de 5000 personas. Los numerosos y diversos moldes de cobre se utilizaban para jalea, gelatina, bizcochos, crema, guirlache y naturalmente para el “Gugelhupf” o bizcocho imperial y dejan testimonio de los platos dulces que se preparaban y del arte de la pastelería imperial. El cobre era en aquella época un utensilio de cocina usual en las casas nobles y de la alta burguesía Este material tenía la ventaja de que guardaba bien el calor y la desventaja de que se formaba pátina venenosa cuando se cocinaban platos ácidos. Por eso había que galvanizar continuamente los utensilios y controlar estaño con regularidad.

    • 2 Min.
    03 - Antigua Platería de la Corte, varios servicios de mesa, cubertería de plata

    03 - Antigua Platería de la Corte, varios servicios de mesa, cubertería de plata

    En la primera sala de la Antigua Platería de la Corte puede ver robustas vitrinas de madera de roble que datan de la época de la monarquía donde se exhiben objetos únicos o piezas de servicios de mesa vieneses, húngaros o bohemios y ejemplos de porcelana sanitaria blanca y dorada procedente de Bohemia. Notables son las preciosas series de vasos con tallas distintas de la casa Lobmeyr de Viena. Los vasos verdes se utilizaban para servir vinos del Rin. En la vitrina del centro de la sala se encuentra la cubertería de plata imperial, que todavía hoy se utiliza para las visitas de Estado. La primera gran cubertería la entregó Stephan Mayerhofer antes de 1837, más tarde los pedidos fueron a su empresa sucesora Mayerhofer und Klinkosch, y finalmente al suministrador de la corte Joseph Karl Klinkosch. Una particularidad son los adornos en los extremos de los cubiertos, la llamada forma de violín y el ribeteado alrededor goza de popularidad hasta hoy.

    • 1 Min.
    04 - Mantelerías de la corte, servicio de mesa para las visitas de Estado

    04 - Mantelerías de la corte, servicio de mesa para las visitas de Estado

    En la vitrina del centro se exhiben algunas de las mantelerías imperiales. Hasta el 1872 la ropa de casa de la corte se marcaba con color amarillo y diversos sellos, fue más tarde cuando comenzaron a bordarse monogramas y coronas. La ropa de cama y baño era antiguamente sólo de fino lino blanco. Fue a finales del siglo XIX cuando llegaron las toallas de piqué y más tarde de tejido de rizo inglés. Varios servicios de porcelana en las vitrinas dan una imagen del cambio de gustos a lo largo del tiempo. A principios del siglo XIX y bajo los gobiernos de los emperadores Francisco I y Fernando I apenas se hicieron cambios en la vajilla de diario. Se trata de sencillas piezas vidriadas en blanco con un borde de oro liso. Sólo la forma del águila imperial permite reconocer las modas o la firma de cada artista. En la sala siguiente, en la vitrina a la izquierda del pasillo, verá usted piezas del servicio de mesa de Estado que se han utilizado hasta hace poco como servicio representativo para cenas oficiales de Estado y que describiremos más tarde con mayor detalle. Durante la monarquía el servicio se llamó “Hofform” y se utilizaba para cenas de la familia imperial.

    • 1 Min.
    05 - Cerámica sanitaria

    05 - Cerámica sanitaria

    La emperatriz Isabel fue el primer miembro de la casa imperial austríaca que se mandó construir en 1876 un cuarto de baño tal y como lo entendemos hoy día. Nadie antes había tenido un cuarto de baño, pero incluso después la mayoría de los miembros de la corte tuvieron que contentarse con elementos sanitarios que consistían en palanganas, jarras, lavapiés, jofainas, jaboneras, orinales y similares. El surtido de piezas no era uniforme, la mayoría eran de porcelana blanca adornada con un borde y un águila de oro.

    • 47 s
    06 - Servicio de mesa Minton

    06 - Servicio de mesa Minton

    Un servicio de mesa muy especial es el servicio inglés que le regaló la emperatriz Isabel a su esposo Francisco José para el palacete de caza Offensee. El boceto del año 1870 es de William Coleman y representa de manera naturalista insectos, aves, animales marinos y plantas.

    • 27 s

Top‑Podcasts in Gesellschaft und Kultur

Mehr von Schloß Schönbrunn Kultur- und Betriebsges.m.b.H.