206 episodios

La Fundación Rafael del Pino, con el objetivo de contribuir a la mejora de los conocimientos de los dirigentes españoles, organiza Conferencias Magistrales en las que participan destacadas personalidades del ámbito académico, empresarial o político.

Conferencias Magistrales Fundación Rafael del Pino Fundación Rafael Del Pino

    • Noticias

La Fundación Rafael del Pino, con el objetivo de contribuir a la mejora de los conocimientos de los dirigentes españoles, organiza Conferencias Magistrales en las que participan destacadas personalidades del ámbito académico, empresarial o político.

    Conferencia Magistral de Nouriel Roubini, english version

    Conferencia Magistral de Nouriel Roubini, english version

    La Fundación Rafael del Pino organizó el miércoles 11 de enero de 2023, a las 19 horas, la Conferencia Magistral «Las diez tendencias globales que ponen en peligro nuestro futuro y cómo sobrevivir a ellas» que impartió Nouriel Roubini con motivo de la publicación de su última obra titulada «Megamenazas. Las diez tendencias globales que ponen en peligro nuestro futuro y cómo sobrevivir a ellas» publicada por ediciones Deusto.

    • 42 min
    Conferencia Magistral de Nouriel Roubini, versión en español.

    Conferencia Magistral de Nouriel Roubini, versión en español.

    La Fundación Rafael del Pino organizó el miércoles 11 de enero de 2023, a las 19 horas, la Conferencia Magistral «Las diez tendencias globales que ponen en peligro nuestro futuro y cómo sobrevivir a ellas» que impartió Nouriel Roubini con motivo de la publicación de su última obra titulada «Megamenazas. Las diez tendencias globales que ponen en peligro nuestro futuro y cómo sobrevivir a ellas» publicada por ediciones Deusto.

    • 42 min
    Ucrania, ¿la primera batalla de la tercera guerra mundial?, english version

    Ucrania, ¿la primera batalla de la tercera guerra mundial?, english version

    La Fundación Rafael del Pino organizó, el 7 de noviembre de 2022, la conferencia magistral “Ucrania, ¿la primera batalla de la tercera guerra mundial?”, que impartió Yuri Felshtinsky, escritor e historiador ruso experto en política soviética, rusa y ucraniana, con motivo con la publicación de su última obra de igual título editada por Deusto.
    Según Felshtinsky, hay que comprender a qué nos enfrentamos y si nos enfrentamos a la posibilidad de entrar en una tercera guerra mundial. Europa ya se ha enfrentado a dos guerras mundiales. Ambas trajeron aparejada la destrucción de Europa. ¿La guerra ruso-ucraniana es una guerra local o no? Esta es una cuestión que debemos plantearnos. Para ello, tenemos que entender lo que está sucediendo Rusia, quién lidera Rusia y que quieren los dirigentes rusos, cuál es su plan.
    La guerra comenzó en 2014, cuando Rusia invadió Crimea. Entonces, todo el mundo esperaba que Putin tuviera el plan limitado de hacerse con Crimea y unificarla con la Federación Rusa. Muchos líderes occidentales pensaban que había que darle algo a Putin para calmar sus ambiciones y que después de que se produjera la anexión de Crimea todo se calmaría.
    Pero Putin no solo empezó a invadir Ucrania desde el este en 2014. También dio un discurso muy importante en Moscú diciendo que Rusia iba a empezar a redibujar las fronteras europeas que resultaron tras el colapso de la Unión Soviética en 1991, que Putin consideró como un fracaso de Rusia. Ese fue el día que Putin declaró abiertamente sus planes para el futuro.
    Esa no era la primera vez que Rusia había invadido un país extranjero. Primero vino Chechenia. En agosto de 2008 Rusia invadió Georgia y nadie hizo lo más mínimo al respecto. Esto se pasó por alto, como si nunca hubiera sucedido. Mirando en retrospectiva, si Europa hubiera reaccionado a esta guerra como lo hizo a la invasión de Ucrania, no hubiera sucedido nada más. De hecho, a Putin nadie le castigó por ello.
    En 2014 se dio el segundo paso, con la anexión de Crimea. ¿Quién fue el culpable de esta invasión y por la reacción tibia de Occidente? Cuando se produjo la invasión, todo el mundo evitó utilizar la palabra guerra, por el miedo a pensar que se estaba produciendo una guerra en Europa, incluso los ucranianos. Los ucranianos no rompieron relaciones diplomáticas con Rusia y el comercio siguió floreciendo entre los dos países hasta 2022. Europa tampoco utilizó la palabra guerra. Y aunque si que se impusieron algunas sanciones contra Rusia, no fueron estrictas, lo que para Putin fue una indicación de que Occidente era débil, no estaba preparado para enfrentarse a Rusia y podía seguir con su plan de crear una nueva Unión Soviética.
    Esa recreación de la Unión Soviética también incluía a los estados bálticos. Pero estos en 2014 ya eran miembros de la OTAN, con lo que no era tan sencillo invadirlos por razones políticas, por lo que Ucrania estaba en el primer lugar de su lista y Bielorrusia en el segundo lugar. Pero no se podía tomar Ucrania sin antes controlar Bielorrusia. Entonces, en 2014, Putin se hizo con Crimea y propició un conflicto en el Donbass, pero no pudo atacar Kiev porque es imposible hacerlo desde el territorio de Rusia. Solo podía hacerlo desde Bielorrusia. Para ello tenía que hacerse primero con ella. Por eso, había que observar que pasaría con Bielorrusia, si se producía una anexión rusa porque el siguiente paso sería la ocupación de Ucrania.
    La operación de Bielorrusia se produjo en 2020, antes de la ocupación de Ucrania. Es algo de lo que casi nadie se dio cuenta. Con todo lo que pasó con Lukashenko estaba claro que Rusia se estaba haciendo con las riendas del país. En 2020, Lukashenko perdió las elecciones en Bielorrusia, lo que desencadenó protestas que fueron reprimidas por Lukashenko con la ayuda de las fuerzas rusas y, a partir de entonces, se convirtió en un dictador títere manejado por Rusia. De esta forma, l

    • 41 min
    Ucrania, ¿la primera batalla de la tercera guerra mundial?, versión en español

    Ucrania, ¿la primera batalla de la tercera guerra mundial?, versión en español

    La Fundación Rafael del Pino organizó, el 7 de noviembre de 2022, la conferencia magistral “Ucrania, ¿la primera batalla de la tercera guerra mundial?”, que impartió Yuri Felshtinsky, escritor e historiador ruso experto en política soviética, rusa y ucraniana, con motivo con la publicación de su última obra de igual título editada por Deusto.
    Según Felshtinsky, hay que comprender a qué nos enfrentamos y si nos enfrentamos a la posibilidad de entrar en una tercera guerra mundial. Europa ya se ha enfrentado a dos guerras mundiales. Ambas trajeron aparejada la destrucción de Europa. ¿La guerra ruso-ucraniana es una guerra local o no? Esta es una cuestión que debemos plantearnos. Para ello, tenemos que entender lo que está sucediendo Rusia, quién lidera Rusia y que quieren los dirigentes rusos, cuál es su plan.
    La guerra comenzó en 2014, cuando Rusia invadió Crimea. Entonces, todo el mundo esperaba que Putin tuviera el plan limitado de hacerse con Crimea y unificarla con la Federación Rusa. Muchos líderes occidentales pensaban que había que darle algo a Putin para calmar sus ambiciones y que después de que se produjera la anexión de Crimea todo se calmaría.
    Pero Putin no solo empezó a invadir Ucrania desde el este en 2014. También dio un discurso muy importante en Moscú diciendo que Rusia iba a empezar a redibujar las fronteras europeas que resultaron tras el colapso de la Unión Soviética en 1991, que Putin consideró como un fracaso de Rusia. Ese fue el día que Putin declaró abiertamente sus planes para el futuro.
    Esa no era la primera vez que Rusia había invadido un país extranjero. Primero vino Chechenia. En agosto de 2008 Rusia invadió Georgia y nadie hizo lo más mínimo al respecto. Esto se pasó por alto, como si nunca hubiera sucedido. Mirando en retrospectiva, si Europa hubiera reaccionado a esta guerra como lo hizo a la invasión de Ucrania, no hubiera sucedido nada más. De hecho, a Putin nadie le castigó por ello.
    En 2014 se dio el segundo paso, con la anexión de Crimea. ¿Quién fue el culpable de esta invasión y por la reacción tibia de Occidente? Cuando se produjo la invasión, todo el mundo evitó utilizar la palabra guerra, por el miedo a pensar que se estaba produciendo una guerra en Europa, incluso los ucranianos. Los ucranianos no rompieron relaciones diplomáticas con Rusia y el comercio siguió floreciendo entre los dos países hasta 2022. Europa tampoco utilizó la palabra guerra. Y aunque si que se impusieron algunas sanciones contra Rusia, no fueron estrictas, lo que para Putin fue una indicación de que Occidente era débil, no estaba preparado para enfrentarse a Rusia y podía seguir con su plan de crear una nueva Unión Soviética.
    Esa recreación de la Unión Soviética también incluía a los estados bálticos. Pero estos en 2014 ya eran miembros de la OTAN, con lo que no era tan sencillo invadirlos por razones políticas, por lo que Ucrania estaba en el primer lugar de su lista y Bielorrusia en el segundo lugar. Pero no se podía tomar Ucrania sin antes controlar Bielorrusia. Entonces, en 2014, Putin se hizo con Crimea y propició un conflicto en el Donbass, pero no pudo atacar Kiev porque es imposible hacerlo desde el territorio de Rusia. Solo podía hacerlo desde Bielorrusia. Para ello tenía que hacerse primero con ella. Por eso, había que observar que pasaría con Bielorrusia, si se producía una anexión rusa porque el siguiente paso sería la ocupación de Ucrania.
    La operación de Bielorrusia se produjo en 2020, antes de la ocupación de Ucrania. Es algo de lo que casi nadie se dio cuenta. Con todo lo que pasó con Lukashenko estaba claro que Rusia se estaba haciendo con las riendas del país. En 2020, Lukashenko perdió las elecciones en Bielorrusia, lo que desencadenó protestas que fueron reprimidas por Lukashenko con la ayuda de las fuerzas rusas y, a partir de entonces, se convirtió en un dictador títere manejado por Rusia. De esta forma, l

    • 41 min
    Richard Shearmur, versión en español.

    Richard Shearmur, versión en español.

    La Fundación Rafael del Pino y la Asociación Española de Ciencia Regional organizaron el 18 de octubre de 2022 la Conferencia Magistral «Innovación urbana: concepto, relevancia e impacto más allá del ámbito local» que impartió Richard Shearmur, Catedrático y Director del School of Urban Planning de la Universidad de McGill.

    • 40 min
    Richard Shearmur, english version

    Richard Shearmur, english version

    La Fundación Rafael del Pino y la Asociación Española de Ciencia Regional organizaron el 18 de octubre de 2022 la Conferencia Magistral "Innovación urbana: concepto, relevancia e impacto más allá del ámbito local" que impartió Richard Shearmur, Catedrático y Director del School of Urban Planning de la Universidad de McGill.

    • 40 min

Top podcasts en Noticias

La Hora Tica
Radio Monumental
EL PAÍS
Vilma Ibarra
Delfino.cr
The Economist

También te podría interesar

Mario Alonso Puig
Anne Igartiburu
BBVA Podcast
Quique Gonzalo, Jeroen Sangers & Raúl Hernández
Cristina Mitre
Marian Rojas Estapé