7 episodios

Aquí te hablaré de crianza, salud, movimiento espontáneo y de todo aquello que nos encamina a un vida más feliz, más plena.
Soy Miguel Del Olmo y ayudo a mamás con hijos e hijas en edad preescolar en el camino de la crianza, a conocerse mejor a si mismas, a entender mejor a los demás y a moverse con mayor fluidez para que disfruten más plenamente de su cuerpo, de su familia y de la vida.
Zensei es una palabra que usaba el Maestro Haruchika Noguchi, desarrollador del Seitai, para referirse a la vida total, la vida plena. Este es un camino de crecimiento, en el que descubrir nuestra fortalezas y debilidades. El nombre de este podcast es también un juego de palabras, usando Zensei como un si fuera una lugar al que llegar, como una "Ciudad Esmeralda" donde solucionar nuestros problemas. Pero en realidad la solución es el camino en sí mismo. Continuemos caminando siempre en dirección a Zensei.

Camino a Zensei - Crianza | Salud | Movimiento | Desarrollo Personal Miguel Del Olmo

    • Salud y forma física
    • 5,0 • 2 valoraciones

Aquí te hablaré de crianza, salud, movimiento espontáneo y de todo aquello que nos encamina a un vida más feliz, más plena.
Soy Miguel Del Olmo y ayudo a mamás con hijos e hijas en edad preescolar en el camino de la crianza, a conocerse mejor a si mismas, a entender mejor a los demás y a moverse con mayor fluidez para que disfruten más plenamente de su cuerpo, de su familia y de la vida.
Zensei es una palabra que usaba el Maestro Haruchika Noguchi, desarrollador del Seitai, para referirse a la vida total, la vida plena. Este es un camino de crecimiento, en el que descubrir nuestra fortalezas y debilidades. El nombre de este podcast es también un juego de palabras, usando Zensei como un si fuera una lugar al que llegar, como una "Ciudad Esmeralda" donde solucionar nuestros problemas. Pero en realidad la solución es el camino en sí mismo. Continuemos caminando siempre en dirección a Zensei.

    ¿Cómo crear el hábito de practicar Seitai?

    ¿Cómo crear el hábito de practicar Seitai?

    Una de las mayores dificultades con las que se encuentra el practicante de Seitai es ser constante en la práctica. El ritmo de vida que llevamos nos impide muchas veces hacer aquellas cosas que son beneficiosas para nuestra vida y nuestra salud. ¿Cómo practicar Seitai habitualmente?





    Sé que eres una persona ocupada, por lo que puedes leer este post ahora o escucharlo cuando te vaya mejor en el capítulo 12 del podcast "Camino a Zensei".



       







    Es curioso cómo el ser humano deja de lado, en un segundo plano, algo que nos puede ayudar en nuestra vida y que hemos podido experimentar como beneficioso para nuestra salud.

    Desde que descubrí el Seitai y empecé su práctica he pasado por diferentes momentos, unas veces más implicado y otras no tanto.

    Pero espera... ¿Sabes lo que es el Seitai?



    Movimiento Espontáneo presente en el día a día

    De todas formas, el movimiento espontáneo siempre ha estado presente de un modo u otro. Tu cuerpo una vez que vuelve a conectar con él, te lo pide, a veces a gritos.

    El tener hijos ha sido un factor bastante determinante para mantener siempre ese contacto con el Yuki, esa forma de escuchar al otro simplemente estando presente. También al realizar formación mes a mes como facilitador, realizar prácticas intensivas, te mantiene en el camino y vuelves a tener ganas de practicar a diario, pero, si te dejas arrastrar por el día a día, muchas veces lo vas dejando de lado y no practicas.



    ¿Cuándo practicar Seitai?

    A lo largo de estos años he probado ha practicar Seitai en diferentes horarios. Me ha pasado ya en varias ocasiones, ante el objetivo de hacer por ejemplo 30 minutos diarios de práctica de Katsugen, que las circunstancias me lo hayan impedido. Vale, te dices, “30 minutos durante el día de hoy”, pero te levantas tarde porque te quedaste viendo una serie o una película, o ese día estabas más cansado. Piensas, “ahora no me da tiempo porque me tengo que duchar”, “tengo que preparar el almuerzo de los niños”, “luego busco un rato”. Pero te lías con otras cosas... Tienes que hacer alguna gestión, ir al trabajo, volver a recoger a los niños, recoger en casa… Y al final no haces nada. ¿Te suena?

    Ante circunstancias como ésa, me planteaba dejarlo para última hora, antes de ir a dormir, por ejemplo. Pero a mí personalmente no me funcionaba, por qué, aunque algunos días conseguía practicar a esa hora, muchos otros me liaba preparando cosas para el día siguiente, contestado algún mail pendiente o simplemente no tenía ganas de hacer nada. Y, aún sabiendo que me haría sentir bien y que posiblemente dormiría mejor, no tenía la fuerza de voluntad para practicar en ese momento.

    • 8 min
    La leyenda de la felicidad- Podcast 09 de Camino a Zensei -

    La leyenda de la felicidad- Podcast 09 de Camino a Zensei -

    Cuenta la leyenda que en el principio de los tiempos se reunieron un grupo de demonios para hacer una travesura a los humanos.

    Uno de los demonios propuso quitarle algo a los humanos. ¿Pero el qué?







    Sé que eres una persona ocupada, por lo que puedes leer este post ahora o escucharlo cuando te vaya mejor en el capítulo 9 del podcast "Camino a Zensei".



       







    Le dieron muchas vueltas, hasta que uno propuso…

    Vamos a quitarles la felicidad.

    A todos les pareció una idea estupenda. El problema era… ¿Dónde vamos a esconderla para que no la puedan encontrar?



    El primero propuso: “Vamos a esconderla en la montaña más alta que encontremos”.

    Pero enseguida uno replicó, “No es una buena idea, ya que los humanos tienen fuerza, si alguna vez alguien puede subir y encontrarla ya todos sabrán dónde está.”



    Otro propuso: “Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar”, pero otro contestó: “No, los humanos tienen curiosidad, algún día construirán un aparato para bajar al fondo del mar y entonces la encontrarán”.



    Uno más dijo: “Escondámosla en otro planeta lejano a la Tierra”, pero le recordaron que los humanos tienen inteligencia y que algún día alguien construiría una nave con la que poder viajar a los confines del universo y entonces la encontrarían.

    En el fondo de la sala estaba un diablo que había permanecido en silencio durante todo el debate. Posiblemente era el más viejo de todos ellos. Y como dice el refrán que sabe más el diablo por viejo que por diablo, éste propuso: “Creo saber dónde ponerla para que nunca la encuentren”

    Todos lo miraron asombrados expectante a sus palabras.

    “La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera que nunca la encontrarán”

    A todos les pareció bien y desde entonces ha sido así. El hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que está dentro de sí mismos.



    Hoy quería compartir contigo este cuento que me encantó la primera vez que lo escuché y que está muy conectado con lo que comparto contigo aquí.  Creo que buscamos constantemente fuera algo que está dentro de nosotros y que responsabilizamos a los demás de algo que es puramente responsabilidad nuestra.

    ¿Qué te ha parecido este cuento? ¿Conoces algún otro que te parece interesante que comparta aquí? Deja tus comentarios y comparte con todos tu opinión.







    Si te ha gustado este post, quizá te interese:

    ▷ Momento presente, vivir aquí y ahora



    ▷ Deseo, ¿Qué impulsa tu vida?



    ▷ ¿Que es Seitai? - Prácticas y Beneficios para una vida más plena

    • 4 min
    Momento presente, vivir aquí y ahora

    Momento presente, vivir aquí y ahora

    La vida está pasando ahora, pero tendemos a quedarnos atrapados ignorando con facilidad el momento presente. ¿Y tú, dónde te encuentras? ¿Pasado, presente o futuro?





    Sé que eres una persona ocupada, por lo que puedes leer este post ahora o escucharlo cuando te vaya mejor en el capítulo 8 del podcast "Camino a Zensei".



       







    Seguro que estás harto de escuchar que el tiempo es relativo, pero es cierto, al fin y al cabo es una percepción tuya. A veces una hora se te puede hacer eterna y en cambio, en otras ocasiones, esa hora se ha pasado en un suspiro. Depende de tu estado, de tu ánimo, de lo agradable o desagradable que esté siendo ese momento. Depende de cómo te estás tomando lo que está sucediendo, de tu sensibilidad.

    Pero lo curioso es la gran dificultad que tenemos de estar aquí y ahora, en este mismo momento, aquí presentes. Quizá tengas abierta varias pestañas del navegador, tengas música puesta, el móvil junto a tí recibiendo notificaciones constantes. Quizá tienes gente alrededor que te está hablando, incluso puede que niños que reclaman tu atención. Continuamente nos escapamos, nuestra mente se ocupa de 3 o 4 cosas a la vez, pero en realidad no se ocupa de ninguna, de ninguna de verdad.



    El tiempo es relativo

    El pasado ya no existe, porque ya ha pasado, y el futuro tampoco, porque aún está por ocurrir. Puede que nos hayamos quedado atrapados por aquello que no nos dieron, su amor, su confianza, su aprobación, o que esperemos conseguirlo en el futuro. Si consigo esto y lo otro me van a valorar más, me voy a ganar mejor la vida, me van a querer más... Y perdona, no estoy diciendo que no podamos mirar a un lado u otro de nuestra línea del tiempo ya que podemos necesitar planificar, ponernos metas, objetivos a corto, medio o largo plazo. Podemos ponernos por un momento nostálgicos y recordar con melancolía, tristeza o alegría un momento de nuestra vida pasada, un familiar o amigo que ya que no está.

    No me mal interpretes, no estoy negando esos momentos porque se van a dar y son naturales en nosotros. Hay muchos momentos que nos dejamos atrapar por ese pasado o ese futuro y que nos paraliza vivir el momento presente, en realidad lo único que tenemos de verdad.



    Vida y muerte

    Recientemente ha fallecido una antiguo compañero de trabajo. Un artista, una persona aún muy joven, con proyección profesional, con una bonita familia e hijos, con un pasado y posiblemente con algunos planes de futuro. Pero hoy ya no está, se ha ido... Y este hecho me hace reflexionar últimamente sobre este tema. Y puede que leas esto, cuando haga días, meses o años que nuestro compañero se marchó. Si te fijas no vas a encontrar un fecha de cuándo he escrito estas líneas, porque en realidad no es importante. Repito, el tiempo es relativo. Quiero alcanzarte con mis palabras y reflexiones, sea cuando sea cuando leas este texto, porque solo existe este momento presente. Y mientras los textos de este blog mantengan su valor, sea cuando sea cuando tú los leas, así será.



    Vivir el momento presente

    No alcanzamos a pensar en el regalo que es la vida, la oportunidad preciosa de crecer y avanzar como ser humano.





    No alcanzamos a pensar en el regalo que es la vida, la oportunidad preciosa de crecer y avanzar como ser humano.

    Pulsa para Twittear

    • 7 min
    ¿Qué es Seitai? – Prácticas y Beneficios para tu vida – Parte 2- Podcast 06 -

    ¿Qué es Seitai? – Prácticas y Beneficios para tu vida – Parte 2- Podcast 06 -

    Seitai no es una técnica, es una cultura con una serie de prácticas que promueven el movimiento espontáneo regenerador. Si la vas llevando a las diferentes parcelas de tu vida, se convierte en una forma de vivir, una forma de ver la vida.  Pero, ¿en qué consiste? ¿Cuáles son sus beneficios? - Parte 2



    Puedes encontrar este contenido completo y dejar tus comentarios en el post: https://www.migueldelolmo.com/movimiento/que-es-el-seitai/



    Podrás encontrar más contenido en mi web:



    www.migueldelolmo.com



    Y te puedes suscribir a mi podcast, tienes todas estas opciones:



    Itunes: https://apple.co/2yVlKCM

    Ivoox: https://bit.ly/2Bxxcr4

    Soundcloud: https://bit.ly/2CDbdhP

    Spreaker: https://bit.ly/2D2I6FE



    O simplemente seguir el feed: https://bit.ly/2Bcf216



    Mis redes sociales:



    Mi Instagram: https://bit.ly/2yW90M1

    Mi Facebook: https://bit.ly/2CB6YTM

    Mi Twitter: https://bit.ly/2oH99Db

    Google Plus: https://bit.ly/2AVdIeO

    ¿Qué es Seitai? – Prácticas y Beneficios para tu vida

    ¿Qué es Seitai? – Prácticas y Beneficios para tu vida

    Seitai no es una técnica, es una cultura con una serie de prácticas que promueven el movimiento espontáneo regenerador del organismo. Si la vas llevando a las diferentes parcelas de tu vida, se convierte en una forma de vivir, una forma de ver la vida.  Pero, ¿en qué consiste? ¿Cuáles son sus prácticas y beneficios?







    Sé que eres una persona ocupada, por lo que puedes leer este post ahora o escucharlo cuando te vaya mejor en los capítulos 5 y 6 del podcast "Camino a Zensei".



    Cápitulo 5



    Cápitulo 6



       







    Si ya has oído hablar de esta práctica y lo que quieres es iniciarte, aquí tienes más información del taller introductorio de Seitai.

    El Seitai es una palabra japonesa, la sílaba “Sei” lo podríamos traducir como, regulado, en orden, organizado y “Tai” significa cuerpo, por lo que tendríamos algo así como: Cuerpo regulado, Cuerpo en orden, Cuerpo organizado.



    ¿Dónde surge el Seitai?

    Haruchika Noguchi, fue un terapeuta tradicional muy valorado en su época y quiso que el Seitai fuera considerado cultura y no una terapia. En el año 1943 fundó la Sociedad Seitai, y en 1956 el Ministerio de Educación y Ciencia de Japón lo reconoció como una actividad sociocultural.

    Noguchi fue un pensador, un filósofo que habló de la vida de una forma sorprendente. Afortunadamente sus alumnos transcribieron sus múltiples charlas, ya que dejó muy pocos escritos. Aunque con cierta dificultad, hoy en día podemos acceder a las transcripciones de algunas de ellas para profundizar en su pensamiento y en su forma de ver la vida.

    Haruchika Noguchi nació en 1911, en pleno siglo XX. Él observó que la vida se expresa a través de la manifestación espontánea del movimiento. Descubrió la importancia de éste y de su inteligencia vital, y que la falta de coordinación nos lleva a la enfermedad. Después de muchos años como terapeuta, al observar que las personas no tomaban la responsabilidad de su cuerpo y del proceso de la enfermedad, le llevó a desarrollar las prácticas del Seitai. Uno de sus discípulos Katsumi Mamine, introdujo en 1972 el Seitai en Cataluña y dedicó buena parte de su vida a investigar y a poner en valor científico, el trabajo de su maestro hasta su fallecimiento en abril del 2020. Mamine escribió múltiples obras, profundas técnicamente y de un gran valor para los que, como yo, queremos profundizar cada vez más en esta práctica.





    Maestro Haruchika Noguchi - Fundador del Seitai

    Personalmente he tenido la fortuna de formarme con Magda Barneda una de las primeras discípulas de Katsumi Mamine en Barcelona. Lleva más de 30 años compartiendo su aprendizaje y ha puesto en valor el Seitai principalmente en el ámbito educativo, el embarazo y la crianza. Comparte esta mira con madres, padres, educadores y llevando el Seitai a los centros educativos. También he tenido la oportunidad de formarme con Paco Lacueva, también un veterano en la difusión del Seitai, formado con Katsumi Mamine y Moriji Funakawa.

    • 8 min
    Confiando en el instinto

    Confiando en el instinto

    Estamos perdiendo el norte, nuestras referencias más primarias. Nos estamos desconectando de nuestro instinto, de nuestra sabiduría interna. Pudiera parecer negativo, pero estoy reflejando una realidad que veo constante a mi alrededor. ¿Pero hay esperanza? ¿Podemos volver a reconectar?







    Sé que eres una persona ocupada, por lo que puedes leer este post ahora o escucharlo cuando te vaya mejor en el capítulo 2 del podcast "Camino a Zensei".



       







    Y es que médicos, pediatras, organizaciones de la salud, los medios de comunicación, ese nutricionista, aquel deportista, el experto en crianza... Se han convertido en referentes que respaldan aquello en lo que tenemos que creer a pies juntillas.

    Si algo que escuchamos no lleva el sello de garantía de estos expertos parece que no tiene ninguna validez. ¿Pero qué ocurre con nuestro médico interno? Esa conexión con nuestro cuerpo, con nuestra mente, con todo nuestro ser que nos puede dar respuestas de cómo estamos o cómo nos sentimos. Lo que ocurre es que nuestro instinto está con el "botón en off".



    Nuestro médico interno

    Está claro que si ante el primer síntoma acudimos a una pastilla, difícilmente vamos a poder escuchar a nuestro médico interno.

    Requiere de paciencia, de poder enfrentar la enfermedad como algo natural en la vida y no como un obstáculo del que deshacerse lo más rápido posible. Me ha venido la imagen de un corredor de obstáculos, cuando corre en dirección a la meta.





    Si ante el primer síntoma acudimos a una pastilla, difícilmente vamos a poder escuchar a nuestro médico interno.

    Pulsa para Twittear





    Si en lugar de saltar la valla con todo su cuerpo, la levantase y la apartara tirándola a un lado... ¿Tendría el mismo valor hacer una carrera así? En cambio, con nuestros síntomas y con las pistas que nuestro cuerpo nos ofrece a nivel físico, psíquico o espiritual, vale lanzarlas a un lado.



    En crianza con apego ocurre algo parecido. Nos empeñamos a seguir las directrices de los expertos como Carlos González, Rosa Jové, Laura Gutman... No estoy diciendo que sus contenidos no tengan valor ¡claro que lo tienen! pero como un soplo de aire fresco. En todo caso nos pueden ayudar a reflexionar, pero primero nuestra sabiduría interna, nuestro instinto y luego aquello que pueda aportar algo más sin imposiciones, con criterio y sin perder la autenticidad.



    Ser auténticamente imperfectos

    Veo constantemente padres frustados porque no consiguen llevar acabo algunos de los principios de los expertos. Esa forma de acompañar al niño desde una mirada respetuosa, más amorosa. En realidad se están peleando con ellos mismos, con su propio ADN, con lo vivido en su entorno familiar cuando eran niños.  No se puede ser algo que no somos, ni actuar de forma artificial, solo genera confusión en el niño que no entiende qué está ocurriendo. ¿Es mejor una persona falsamente amorosa y atenta? ¿Es mejor un persona real, que refleja su emociones tal y como son?

    Eso no quita que como padres y madres podamos seguir creciendo y mejorando, pero llevado a las tripas para que sea de verdad y no una representación de lo que nos gustaría ser, una imagen idealizada de nosotros.

    Yo he pasado por ésto. Me he visto acompañando el llanto de mi hijo deseando que s...

    • 5 min

Reseñas de clientes

5,0 de 5
2 valoraciones

2 valoraciones

Cloe Meler ,

Un rato para encontrar tu mejor yo

Parar, reflexionar, buscar lo mejor de ti, ir más despacio por la vida y disfrutar al lado de los que más quieres son algunas de las cosas que valorarás mucho más después de escuchar este podcast. Desconozco el Zensei pero después de escuchar los primeros episodios ya estoy deseando aprender mucho más. Enhorabuena por el programa!!!

Top podcasts de Salud y forma física

Podium Podcast
Marian Rojas Estapé
Cris Blanco
Marcos Vázquez
Cristina Mitre
Podcast y Mente Studio | Spotify Studios