99 episodios

Desde abril de 1995, el profesor Ulises nos ha ido contando los fundamentos de la ciencia. Inspirado por las aventuras de su ilustre antepasado, el protagonista de la Odisea, la voz de Ulises nos invita a visitar mundos fascinantes, sólo comprendidos a la luz de los avances científicos. Con un lenguaje sencillo pero de forma rigurosa, quincenalmente nos cuenta una historia.

Ulises y la Ciencia - Cienciaes.com Cienciaes

    • Ciencia
    • 5.0 • 1 valoración

Desde abril de 1995, el profesor Ulises nos ha ido contando los fundamentos de la ciencia. Inspirado por las aventuras de su ilustre antepasado, el protagonista de la Odisea, la voz de Ulises nos invita a visitar mundos fascinantes, sólo comprendidos a la luz de los avances científicos. Con un lenguaje sencillo pero de forma rigurosa, quincenalmente nos cuenta una historia.

    Ideas de Einstein para la vida diaria.

    Ideas de Einstein para la vida diaria.

    Salvo cuando hablaba de física o tocaba el violín, resulta difícil imaginar al sesudo y genial Albert Einstein pensando en cosas cotidianas ¡Acaso no resulta difícil de aceptar que el tiempo transcurra a distinto ritmo para personas en situaciones diferentes! ¿Quién, salvo expertos en física, tiene una idea intuitiva y clara de la curvatura del Espacio-Tiempo? Pero bueno, os preguntaréis, ¿es que Einstein no estudió o inventó nada aplicable a la vida cotidiana? La respuesta es ¡Sí! Las ideas de Einstein nos acompañan todos los días. Están presentes cuando se abren puertas automáticas, cuando se encienden sin intervención humana las luces de las ciudades, en los lectores ópticos de los supermercados, cuando obtenemos nuestra posición con precisión con un GPS,etc. Y no solo eso, Einstein inventó un tipo de frigorífico, un audífono, una bomba electromagnética y una cámara automática.

    El cerebro del jugador de ajedrez.

    El cerebro del jugador de ajedrez.

    Un profesor jubilado y buen jugador de ajedrez, con una visión tan profunda del juego que era capaz de prever ocho jugadas por delante, comenzó a perder facultades y visitó al neurólogo. El doctor le hizo pasar una batería de tests para descubrir cualquier indicio de demencia senil, pero los resultados fueron negativos. El profesor siguió con su vida con el único inconveniente de que ya no jugaba tan bien al ajedrez, hasta que, dos años después, murió repentinamente. El neurólogo que le había atendido realizó la autopsia y, al observar el cerebro de su antiguo paciente, descubrió, asombrado, que la materia gris estaba sembrada de placas seniles, un fiel indicador de la muerte neuronal que aflige a los enfermos de Alzheimer en estado muy avanzado. Por razones desconocidas, algunas personas, especialmente aquellas que tienen un mayor desarrollo intelectual o un nivel más alto de educación, parecen tener algún tipo de protección contra el deterioro mental típico de las edades avanzadas. Los científicos la llaman “reserva cognitiva”.

    Venus, diosa, planeta y… ¿vida?

    Venus, diosa, planeta y… ¿vida?

    Hoy os invito a viajar hasta Venus para conocer cómo ha ido evolucionando el conocimiento que tenemos de ese planeta. La mitología lo consideraba una diosa, pero la ciencia, apoyada en la investigación y la exploración espacial, ha revelado su verdadera cara: Venus es un infierno. No obstante, las últimas investigaciones indican que guarda muchas sorpresas todavía. Mirando a su pasado, Venus pudo haber tenido una evolución paralela a la Tierra. Durante miles de millones de años las condiciones ambientales fueron más agradables, existieron océanos que cubrían el planeta y el ambiente fue propicio para la vida. Hace unos cientos de millones de años el planeta sufrió un calentamiento extremo, provocado por un efecto invernadero desbocado, la temperatura en superficie subió hasta los 450ºC actuales y el ambiente se hizo inhabitable. No obstante, según recientes estudios, ciertas formas de vida microscópica podrían haber sobrevivido en las capas altas de su atmósfera.

    La manzana de la discordia.

    La manzana de la discordia.

    Observar al firmamento estrellado y conocer los nombres de los astros es un viaje por dos mundos muy diferentes: la Astronomía y la Mitología. Hoy Ulises nos invita a escuchar la historia de la diosa Eris quien, al no ser invitada a la boda de Peleo con Tetis, padres de Aquiles, decidió vengarse regalando una manzana de oro que sembró la discordia entre los dioses del Olimpo. Miles de años después, la discordia volvió estar presente, esta vez en el campo de la Astronomía. El descubrimiento, en 2003, de un cuerpo tan grande como Plutón levantó una gran polémica entre los astrónomos que fue zanjada con la expulsión de Plutón del selecto grupo de planetas y su inclusión en una nueva categoría denominada “planetas enanos”. El nuevo cuerpo descubierto lleva el nombre de Eris, la diosa de la discordia.

    Clavius y el agua en la Luna.

    Clavius y el agua en la Luna.

    Al sur de la cara visible de la Luna existe un cráter enorme, de 233 km de diámetro, al que los astrónomos dieron el nombre de “Clavius”, en honor al astrónomo y matemático alemán Cristóphorus Clavius. El sabio murió en 1612 en Roma, a los 73 años de edad, cuando otro contemporáneo suyo, Galileo Galilei, comenzaba a sorprender al mundo con los nuevos hallazgos que le proporcionaba su recién inventado telescopio. Clavius fue el artífice del calendario Gregoriano, que usamos hoy día, y luchó por dar a conocer las matemáticas como herramienta indispensable para la astronomía y el resto de las ciencias. La revolución que destronaría a la Tierra del centro del Universo llegó cuando Clavius era muy mayor y no pudo unirse a las nuevas corrientes, pero sus obras de matemáticas, continuaron usándose en todos los centros del saber de Europa durante dos siglos después de su muerte. Hoy la historia de Clavius tiene especial relevancia gracias al descubrimiento de agua en la región del cráter que lleva su nombre, un hallazgo que ha sido posible gracias al Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA) de la NASA.

    Enseñanzas de la Antártida.

    Enseñanzas de la Antártida.

    Ulises nos invita viajar 90 millones de años hacia atrás en el tiempo para visitar la Antártida. A pesar de encontrarse en una posición semejante a la actual, investigaciones recientes describen un continente antártico muy distinto. En lugar de estar cubierto de una densa capa de hielo de 2000 metros de espesor medio, en tiempos del Cretácico, la Antártida disfrutaba de un clima templado. Testigos de sedimentos de aquella época, extraídos del fondo del mar de Amundsen en 2017, contienen granos de polen, esporas, plantas y raíces que indican la riqueza de vida de aquella época ¿Por qué era tan diferente? Diversas investigaciones hablan de un periodo extremadamente cálido en la Tierra, provocado por un exceso de dióxido de carbono en la atmósfera que triplica a la cantidad actual.

Reseñas de clientes

5.0 de 5
1 valoración

1 valoración

B studio ,

Muy buen trabajo!

Muy buen trabajo, un valor enorme para combatir la ignorancia !

Top podcasts en Ciencia

Otros usuarios también se han suscrito a

Más de Cienciaes