9 episodios

Página oficial de la Pastora Adriana De Jesús de la Iglesia Cristiana Ejército de Dios - Renovación del Alma, ubicada la Sede Central en Bermúdez 2248 - V. Devoto - CABA; Sede Merlo Av. Mosconi 878; Sede Lomas del Mirador Av. San Martin 2959 - Argentina.
Aquí encontrarás sus predicaciones y reflexiones para tu camino en cristo y tu familia. Podés seguirla en las redes sociales como Ejército de Dios Renovación del Alma o ingresando a nuestra pagina web www.ejercito-de-dios.com

Prédicas Pastora Adriana De Jesús

    • Religión y espiritualidad

Página oficial de la Pastora Adriana De Jesús de la Iglesia Cristiana Ejército de Dios - Renovación del Alma, ubicada la Sede Central en Bermúdez 2248 - V. Devoto - CABA; Sede Merlo Av. Mosconi 878; Sede Lomas del Mirador Av. San Martin 2959 - Argentina.
Aquí encontrarás sus predicaciones y reflexiones para tu camino en cristo y tu familia. Podés seguirla en las redes sociales como Ejército de Dios Renovación del Alma o ingresando a nuestra pagina web www.ejercito-de-dios.com

    9 - Espíritu Destructor, Espíritu de Amalec

    9 - Espíritu Destructor, Espíritu de Amalec

    Amalec significa "dividir", significa " maldito de Dios"

    Es un Espíritu que viaja a las generaciones siguientes

    Se levanta contra los creyentes, contra la Iglesia, contra el Pueblo de Dios, no contra los del mundo

    Prédica completa en nuestro canal de youtube.

    Suscribete y dale like. 

    https://youtu.be/haHfUT38JJA

    Bendiciones!

    • 18 min
    8 - Jehová es mi luz y mi salvación

    8 - Jehová es mi luz y mi salvación

    Salmos 27
    Jehová es mi luz y mi salvación
    Salmo de David.
    27 Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
    Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

    2 Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
    Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.

    3 Aunque un ejército acampe contra mí,
    No temerá mi corazón;
    Aunque contra mí se levante guerra,
    Yo estaré confiado.

    4 Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
    Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
    Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.

    5 Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal;
    Me ocultará en lo reservado de su morada;
    Sobre una roca me pondrá en alto.

    6 Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean,
    Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo;
    Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.

    7 Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo;
    Ten misericordia de mí, y respóndeme.

    8 Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro.
    Tu rostro buscaré, oh Jehová;

    9 No escondas tu rostro de mí.
    No apartes con ira a tu siervo;
    Mi ayuda has sido.
    No me dejes ni me desampares, Dios de mi salvación.

    10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran,
    Con todo, Jehová me recogerá.

    11 Enséñame, oh Jehová, tu camino,
    Y guíame por senda de rectitud
    A causa de mis enemigos.

    12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos;
    Porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad.

    13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
    En la tierra de los vivientes.

    14 Aguarda a Jehová;
    Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
    Sí, espera a Jehová.



    Prédicas completas en nuestro canal de youtube - 

    Suscribite y dale like!

    https://www.youtube.com/channel/UCD1CvGnH-zZKsY0HFydK_bQ

    • 18 min
    7 - Vencedores en Cristo Jesús

    7 - Vencedores en Cristo Jesús

    Satanás sabía bien quien era Job. Satanás conoce muy bien a los hijos de Dios, a los verdaderos creyentes. Y sabe también que Dios nos protege. Que Dios bendice nuestras familias, nuestras casas.

    Satanás conoce todo de vos, y nos sigue muy de cerca.

    https://youtu.be/k8sEwVOH5lA

    • 18 min
    6 - Esperar en Dios

    6 - Esperar en Dios

    El tiempo va pasando y nos damos cuenta de que la vida es dura. No es como uno la veía cuando era joven.

    Tiene muchos matices.

    Y a medida que vamos madurando en el camino de Dios, vamos entendiendo que la meta verdadera es aferrarse en ese que se apoderó de vos, de tu corazón, de tu vida. Esa tiene que ser la meta. La meta no tiene que ser bajita, ni de cosas, ni de cosas del mundo. La meta tiene que ser alta, y una meta alta es JESÚS.

    Pastora Adriana De Jesús

    Prédica completa en nuestro canal de youtube - Suscribite y dale like!

    https://youtu.be/2sRiHvJoZnk

    • 18 min
    5 - Pecado por Estupidez

    5 - Pecado por Estupidez

    Salmos 14 

    Reina-Valera 1960  

    14 Dice el necio en su corazón: No hay Dios.

    Prédica completa en nuestro canal de youtube: 

    https://youtu.be/OGOMtn3ZyNY

    • 16 min
    4 - Vuelta en U - Despierta Débora!

    4 - Vuelta en U - Despierta Débora!

    Jueces 4 Reina-Valera 1960 Débora y Barac derrotan a Sísara 1 Después de la muerte de Aod, los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová. 2 Y Jehová los vendió en mano de Jabín rey de Canaán, el cual reinó en Hazor; y el capitán de su ejército se llamaba Sísara, el cual habitaba en Haroset-goim. 3 Entonces los hijos de Israel clamaron a Jehová, porque aquél tenía novecientos carros herrados, y había oprimido con crueldad a los hijos de Israel por veinte años. 4 Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; 5 y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio. 6 Y ella envió a llamar a Barac hijo de Abinoam, de Cedes de Neftalí, y le dijo: ¿No te ha mandado Jehová Dios de Israel, diciendo: Ve, junta a tu gente en el monte de Tabor, y toma contigo diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de Zabulón; 7 y yo atraeré hacia ti al arroyo de Cisón a Sísara, capitán del ejército de Jabín, con sus carros y su ejército, y lo entregaré en tus manos? 8 Barac le respondió: Si tú fueres conmigo, yo iré; pero si no fueres conmigo, no iré. 9 Ella dijo: Iré contigo; mas no será tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara. Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes. 10 Y juntó Barac a Zabulón y a Neftalí en Cedes, y subió con diez mil hombres a su mando; y Débora subió con él. 11 Y Heber ceneo, de los hijos de Hobab suegro de Moisés, se había apartado de los ceneos, y había plantado sus tiendas en el valle de Zaanaim, que está junto a Cedes. 12 Vinieron, pues, a Sísara las nuevas de que Barac hijo de Abinoam había subido al monte de Tabor. 13 Y reunió Sísara todos sus carros, novecientos carros herrados, con todo el pueblo que con él estaba, desde Haroset-goim hasta el arroyo de Cisón. 14 Entonces Débora dijo a Barac: Levántate, porque este es el día en que Jehová ha entregado a Sísara en tus manos. ¿No ha salido Jehová delante de ti? Y Barac descendió del monte de Tabor, y diez mil hombres en pos de él. 15 Y Jehová quebrantó a Sísara, a todos sus carros y a todo su ejército, a filo de espada delante de Barac; y Sísara descendió del carro, y huyó a pie. 16 Mas Barac siguió los carros y el ejército hasta Haroset-goim, y todo el ejército de Sísara cayó a filo de espada, hasta no quedar ni uno. 17 Y Sísara huyó a pie a la tienda de Jael mujer de Heber ceneo; porque había paz entre Jabín rey de Hazor y la casa de Heber ceneo. 18 Y saliendo Jael a recibir a Sísara, le dijo: Ven, señor mío, ven a mí, no tengas temor. Y él vino a ella a la tienda, y ella le cubrió con una manta. 19 Y él le dijo: Te ruego me des de beber un poco de agua, pues tengo sed. Y ella abrió un odre de leche y le dio de beber, y le volvió a cubrir. 20 Y él le dijo: Estate a la puerta de la tienda; y si alguien viniere, y te preguntare, diciendo: ¿Hay aquí alguno? tú responderás que no. 21 Pero Jael mujer de Heber tomó una estaca de la tienda, y poniendo un mazo en su mano, se le acercó calladamente y le metió la estaca por las sienes, y la enclavó en la tierra, pues él estaba cargado de sueño y cansado; y así murió. 22 Y siguiendo Barac a Sísara, Jael salió a recibirlo, y le dijo: Ven, y te mostraré al varón que tú buscas. Y él entró donde ella estaba, y he aquí Sísara yacía muerto con la estaca por la sien. 23 Así abatió Dios aquel día a Jabín, rey de Canaán, delante de los hijos de Israel. 24 Y la mano de los hijos de Israel fue endureciéndose más y más contra Jabín rey de Canaán, hasta que lo destruyeron. 

    Prédica completa en nuestro canal de youtube 

    https://www.youtube.com/watch?v=QM-VoBeohSI

    • 18 min

Top podcasts en Religión y espiritualidad