7 min

SOLO: Sobre el 2020, una reflexió‪n‬ Sobre Actuando

    • Artes escénicas

En este episodio, les ofrezco una pequeña reflexión sobre este año tan extraño que acaba de terminar, y lo que viene. Creo que es importante reconocer las dificultades, agradecer lo que sí salió bien, y a nivel profesional, reflexionar sobre los cambios que han sucedido en la industria y lo que esto significará para nuestras carreras.Como creativos, muchos hemos pasado por varias etapas. En mi caso, pasé por unos meses de gran creatividad al inicio de la cuarentena. El espacio para estar aburrida me permitió reconectar con mi artista - o como Julia Cameron la llama - mi pequeña artista interior. Bailé, pinté, escribí, grabé múltiples episodios para el podcast... Pero llegó un momento en el que se me dificultó la creación. El cansancio de estar encerrada, de no poder socializar más allá de una pantalla, me cerró la visión artística - habrán notado que el podcast no fue tan regular como lo había sido anteriormente. Si bien no me enorgullece, tampoco creo que nos deba avergonzar admitir que ha sido difícil en todos los sentidos: emocionalmente, psicológicamente, físicamente, económicamente... y artísticamente. Hay que ser amables con nosotros mismos, y entender que a veces, lo que necesitamos es reconocer eso que estemos sintiendo y sentirlo. Si estamos tristes, permitirnos estarlo; si estamos enojados también; y si estamos felices, también permitírnoslo - no está mal sentirse alegres, aún cuando otros están pasando por momentos difíciles.Profesionalmente, vivimos la transición a los self tapes de manera abrupta - algo que ya sucedía en Hollywood desde hace varios años, lo tuvimos que aprender en unos meses. En lo personal creo que es un cambio muy positivo que nos permitirá ser más dueños de nuestro tiempo - no más horas de espera en castineras atascadas de gente, no más desplazarse por toda la Nos hemos tenido que equipar con tripiés, luces, micrófonos, hasta cámaras; hemos tenido que aprender a editar, a sincronizar sonido, a usar plataformas digitales que como "no-godinez" no necesariamente nos había tocado usar. Estos cambios nos han traído mucho aprendizaje y la necesidad de flexibilizar la mente. Espero que esta nueva modalidad continúe aún después de regresar a lo que sea nuestra nueva normalidad.En cuanto a trabajo, quienes han tenido la fortuna de regresar al set han encontrado una nueva realidad: pruebas pcr varias veces a la semana, maquillistas en trajes azules con caretas, comedores con lugares divididos por mamparas transparentes y todos con tapabocas hasta unos segundos antes del "acción". En Estados Unidos, Tyler Perry llevó a todo el cast y crew a un resort en el cual formaron una burbuja durante la filmación del proyecto. Una película de Lifetime colocó cristales entre los actores para las escenas de beso. Aunque muchos proyectos se frenaron inicialmente, muchos han retomado con este tipo de medidas, y espero que en este nuevo año, podamos continuar trabajando.Ha habido iniciativas muy interesantes para poder volver al teatro, con obras por streaming o improv en línea. Plataformas como Teatrix y Pineappl han surgido para apoyar este tipo de producciones. Quienes se dedican a la locución han sido los menos afectados, pudiendo trabajar casi ininterrumpidos durante la pandemia, aunque quienes no tenían estudio en casa, también han tenido que adaptar sus espacios.Desde el lado humano y de conexión, han habido muestras muy hermosas de solidaridad y apoyo. Particularmente en los primeros tres meses de cuarentena, hubo un sinfin de actividades gratuitas en línea, todo tipo de gente buscando apoyarse y hacer comunidad compartiendo sus talentos a quien los quisiera aprovechar. Tomé clases de escritura, de improv, de pintura, de yoga, de baile, de actuación, de meditación, de edición, de podcasts... de cualquier tema que te pudiera interesar, hubo alg

En este episodio, les ofrezco una pequeña reflexión sobre este año tan extraño que acaba de terminar, y lo que viene. Creo que es importante reconocer las dificultades, agradecer lo que sí salió bien, y a nivel profesional, reflexionar sobre los cambios que han sucedido en la industria y lo que esto significará para nuestras carreras.Como creativos, muchos hemos pasado por varias etapas. En mi caso, pasé por unos meses de gran creatividad al inicio de la cuarentena. El espacio para estar aburrida me permitió reconectar con mi artista - o como Julia Cameron la llama - mi pequeña artista interior. Bailé, pinté, escribí, grabé múltiples episodios para el podcast... Pero llegó un momento en el que se me dificultó la creación. El cansancio de estar encerrada, de no poder socializar más allá de una pantalla, me cerró la visión artística - habrán notado que el podcast no fue tan regular como lo había sido anteriormente. Si bien no me enorgullece, tampoco creo que nos deba avergonzar admitir que ha sido difícil en todos los sentidos: emocionalmente, psicológicamente, físicamente, económicamente... y artísticamente. Hay que ser amables con nosotros mismos, y entender que a veces, lo que necesitamos es reconocer eso que estemos sintiendo y sentirlo. Si estamos tristes, permitirnos estarlo; si estamos enojados también; y si estamos felices, también permitírnoslo - no está mal sentirse alegres, aún cuando otros están pasando por momentos difíciles.Profesionalmente, vivimos la transición a los self tapes de manera abrupta - algo que ya sucedía en Hollywood desde hace varios años, lo tuvimos que aprender en unos meses. En lo personal creo que es un cambio muy positivo que nos permitirá ser más dueños de nuestro tiempo - no más horas de espera en castineras atascadas de gente, no más desplazarse por toda la Nos hemos tenido que equipar con tripiés, luces, micrófonos, hasta cámaras; hemos tenido que aprender a editar, a sincronizar sonido, a usar plataformas digitales que como "no-godinez" no necesariamente nos había tocado usar. Estos cambios nos han traído mucho aprendizaje y la necesidad de flexibilizar la mente. Espero que esta nueva modalidad continúe aún después de regresar a lo que sea nuestra nueva normalidad.En cuanto a trabajo, quienes han tenido la fortuna de regresar al set han encontrado una nueva realidad: pruebas pcr varias veces a la semana, maquillistas en trajes azules con caretas, comedores con lugares divididos por mamparas transparentes y todos con tapabocas hasta unos segundos antes del "acción". En Estados Unidos, Tyler Perry llevó a todo el cast y crew a un resort en el cual formaron una burbuja durante la filmación del proyecto. Una película de Lifetime colocó cristales entre los actores para las escenas de beso. Aunque muchos proyectos se frenaron inicialmente, muchos han retomado con este tipo de medidas, y espero que en este nuevo año, podamos continuar trabajando.Ha habido iniciativas muy interesantes para poder volver al teatro, con obras por streaming o improv en línea. Plataformas como Teatrix y Pineappl han surgido para apoyar este tipo de producciones. Quienes se dedican a la locución han sido los menos afectados, pudiendo trabajar casi ininterrumpidos durante la pandemia, aunque quienes no tenían estudio en casa, también han tenido que adaptar sus espacios.Desde el lado humano y de conexión, han habido muestras muy hermosas de solidaridad y apoyo. Particularmente en los primeros tres meses de cuarentena, hubo un sinfin de actividades gratuitas en línea, todo tipo de gente buscando apoyarse y hacer comunidad compartiendo sus talentos a quien los quisiera aprovechar. Tomé clases de escritura, de improv, de pintura, de yoga, de baile, de actuación, de meditación, de edición, de podcasts... de cualquier tema que te pudiera interesar, hubo alg

7 min

Top podcasts en Artes escénicas