6 avsnitt

Programa de formación continua para ayudarte a desarrollar las habilidades necesarias para Reinventarte con Propósito; y lograr así el reconocimiento que te mereces en la nueva economía digital.

LA REVOLUCIÓN DE LAS MÁQUINAS
La Revolución de las Máquinas (Robots) se unen al Internet de las Cosas y la Economía Colaborativa para transformar de arriba abajo la sociedad económica en que nos desenvolvemos, ya podemos contratar transportes a través Uber o Cadify, podemos contratar alojamiento a través de Airbnb, podemos realizar la compra del mercado o comprar entradas sin salir de casa, y empezamos a ver sistemas de producción sin intervención humana, dejando a mucha gente sin trabajo, que han dejado de ser útiles para la economía global.

Ya sea que te ha llegado la ola, o que no quieres que te sorprenda, susbribete al Podcast y únete a una Comunidad en crecimiento, en búsqueda de conseguir una reinvención profesional efectiva, alienada a un propósito de vida, y que encaje en la nueva Economía Interconectada.
LAS 4 FASES DE TRANSFORMACIÓN
Transformación, empezamos por entender, desde distintos puntos de vista, cual es la situación en que nos encontramos, y que podemos esperar de todo esto de la llamada 4ta Revolución Industrial.
Definición, estrategias que nos permitan realizar un trabajo de introspección, para encontrar nuestro propósito, y nuestra propuesta de valor única a ofrecer a la nueva sociedad.
Construcción, enfocado a los pasos a seguir para llevar nuestra idea de reinvención a algo tangible, que sea rentable y que nos permita un nuevo estilo de vida conectado a los nuevos tiempos.
Ejecución, ideas y estrategias aplicables para el día a día de nuestra nueva realidad, en búsqueda de una adaptación total en una sociedad digital.
¿ ESTAS LISTO PARA UNIRTE AL PODCAST ?
Hola, soy Richard Rey, a lo largo de mis más de 10 años de carrera en el sector tecnológico, me ha tocado ver como la tecnología evoluciona mucho más rápido que lo que nos cuentan en televisión.

Si no nos preparamos desde ahora para cuando llegue la ola, nos arrasará cual tsunami y quedaremos por fuera de la nueva economía digital, lo que los gobiernos se niegan a aceptar, lo tocaremos aquí, por lo que te invito a que te suscribas y te unas a nuestra Comunidad.

Empieza Otra Vez - El Podcast Richard Rey

    • Karriär

Programa de formación continua para ayudarte a desarrollar las habilidades necesarias para Reinventarte con Propósito; y lograr así el reconocimiento que te mereces en la nueva economía digital.

LA REVOLUCIÓN DE LAS MÁQUINAS
La Revolución de las Máquinas (Robots) se unen al Internet de las Cosas y la Economía Colaborativa para transformar de arriba abajo la sociedad económica en que nos desenvolvemos, ya podemos contratar transportes a través Uber o Cadify, podemos contratar alojamiento a través de Airbnb, podemos realizar la compra del mercado o comprar entradas sin salir de casa, y empezamos a ver sistemas de producción sin intervención humana, dejando a mucha gente sin trabajo, que han dejado de ser útiles para la economía global.

Ya sea que te ha llegado la ola, o que no quieres que te sorprenda, susbribete al Podcast y únete a una Comunidad en crecimiento, en búsqueda de conseguir una reinvención profesional efectiva, alienada a un propósito de vida, y que encaje en la nueva Economía Interconectada.
LAS 4 FASES DE TRANSFORMACIÓN
Transformación, empezamos por entender, desde distintos puntos de vista, cual es la situación en que nos encontramos, y que podemos esperar de todo esto de la llamada 4ta Revolución Industrial.
Definición, estrategias que nos permitan realizar un trabajo de introspección, para encontrar nuestro propósito, y nuestra propuesta de valor única a ofrecer a la nueva sociedad.
Construcción, enfocado a los pasos a seguir para llevar nuestra idea de reinvención a algo tangible, que sea rentable y que nos permita un nuevo estilo de vida conectado a los nuevos tiempos.
Ejecución, ideas y estrategias aplicables para el día a día de nuestra nueva realidad, en búsqueda de una adaptación total en una sociedad digital.
¿ ESTAS LISTO PARA UNIRTE AL PODCAST ?
Hola, soy Richard Rey, a lo largo de mis más de 10 años de carrera en el sector tecnológico, me ha tocado ver como la tecnología evoluciona mucho más rápido que lo que nos cuentan en televisión.

Si no nos preparamos desde ahora para cuando llegue la ola, nos arrasará cual tsunami y quedaremos por fuera de la nueva economía digital, lo que los gobiernos se niegan a aceptar, lo tocaremos aquí, por lo que te invito a que te suscribas y te unas a nuestra Comunidad.

    06. Atrévete a Cruzar el Puente

    06. Atrévete a Cruzar el Puente

    “El humano es aquel ser que primero se lanza al vacío, y luego aprende a volar”



    “Ahí estaba otra vez, imponente como siempre, su temeraria silueta volvía a hacerse visible como cada tarde, trasmitiendo su mensaje, haciéndonos saber que estaba allí para separarnos de la otra orilla, de la cual solo se alcanzaban a ver destellos de luces y un lejano sonido que hacía suponer que algo interesante estaba sucediendo por allá.

    Pero la única forma de llegar hasta esa orilla era cruzando el puente, esa estructura que parecía no tener final, era tan grande que se perdía en el horizonte, y como cada tarde, el pueblo entero se acercaba a contemplarlo con respeto, pero nadie se atrevía a cruzarlo.

    Todos añoraban la otra orilla, lo poco que se alcanzaba a ver invitaba a intentarlo, aquellas luces y sonidos no se podían comparar con la tristeza del pueblo, sus habitantes sombríos, sin energías, que hacían lo mismo una y otra vez, y otra y otra sin parar, la monotonía era lo que se frecuentaba de este lado del puente, y siempre alguien preguntaba, ¿Qué habrá de aquel lado para que se reflejen esas luces en el cielo?

    Todo aquel que alguna vez ha osado emprender el camino para cruzarlo, se ha ido para siempre, jamás se ha vuelto a saber de ellos. Existencientos de leyendas acerca de que pudo haberles pasado, que tipo de cosas se habrían encontrado al intentar cruzar el puente, o si realmente lograron llegar hasta la otra orilla.

    Estaba decidido a hacerlo, tenía que intentarlo, es cierto que en este lado estaba seguro, tenía casa, comida, trabajo, familia y amigos, pero no era suficiente, no podía pasar un día sin que me invadiera la necesidad de saber que había al otro lado del puente, algún día tendría que armarme de valor e intentar cruzarlo, o simplemente me moriría de inacción en este pueblo.

    Aquel día me decidí a cruzar el puente, al pararme en su comienzo, se presentó ante mí un enorme camino que yo nunca había visto, di el primer paso y empecé a caminar lentamente, con miedo, pero a pesar de las voces de los vecinos del pueblo que me alentaban a desistir de esta locura, decidí seguir adelante con firmeza.

    A medida que lo cruzaba, empecé a notar una atmósfera desconocida, una espesa niebla me impedía ver nada de lo que había adelante, pero el temor creció cuando al voltear la mirada, tampoco veía nada del pueblo que había quedado atrás.

    Ahora ya se lo que significa el limbo, ese punto en que no estás en ningún sitio, en medio de la nada entre dos puntos, esa sensación me paralizó, pero sabía que tenía que moverme, si volvía hacia atrás, en el mejor de los casos, regresaría a aquel lugar del que estaba intentando huir, por lo que, a pesar del temor que sentía, y con miedo a descubrir cosas que no quería ver, me armé de valor , decidí continuar mi camino hacia adelante.

    A medida que me iba acercando a la otra orilla, la espesa niebla dejaba ver ciertos haces de luces, e incluso sonidos extraños, ante cada nuevo paso que daba, el miedo se convertía en emoción, estaba a punto de descubrir que habría allí que lo hiciese tan especial.

    Empezaron a aparecer las primeras figuras, distinguía estructuras, parecían edificios, y ese sonido que parecía música, de repente la primera silueta humana se formó cerca, y luego otra, sin darme cuenta estaba llegando a la orilla del puente, por fin descubría que había de este lado, todo era fiesta y alegría en este otro pueblo, música, baile y bebida era lo que predominaba allí, los lugareños, al verme llegar, me invitaron a unirme a ellos en la celebración, luego comprendí que ellos hacían fiestas cada vez que alguien se animaba a cruzar el puente, ellos sabían que del otro lado solo había tristeza y aburrimiento, era un pueblo con personas llevando una vida simple y monótona, que no se atrevían a cruzar por

    • 12 min
    05. Céntrate en el QUÉ y olvídate del CÓMO

    05. Céntrate en el QUÉ y olvídate del CÓMO

    “Para poder correr, primero tienes que caminar”

    Hola

    Hoy vamos a hablar de algo que en algún momento te vas a encontrar, si es que no lo has sufrido ya.

    Se trata de un fenómeno llamado “parálisis por análisis”, y esto es algo que nos ha ocurrido a la mayoría, al menos una vez.

    Piensa un poco, llevas un tiempo dándole vueltas al asunto de indagar que es lo que te motiva, cuáles son tus talentos y qué es aquello que te inspiraespecialmente, por lo cual te encantaría pasarte la vida dedicado a ello.

    Muchas veces cuando encontramos respuestas a estas cosas, empezamos a desarrollar ideas sin parar sobre cómo podemos llevar todo esto adelante, nos imaginamos ese final feliz, hemos hecho un viaje hacia el futuro para visualizarnos dedicándonos a aquello que nos llena, que nos permite tener una vida plena, pero luego cuando regresamos al presente, vemos aquello tan lejos e inalcanzable que nos bloqueamos.

    Esa meta que acabamos de visualizar resulta ahora tan utópica que perdemos la energía, nos desalienta y terminamos abandonándola por no ser viable.

    Esto pasa porque la mayoría de las veces no tenemos ni idea de cómo vamos a llegar hasta allí, y es aquí donde equivocamos el mensaje.

    Te lo voy a decir lo más claro posible, si estás en esa etapa de la que estamos hablando, en vez de desanimarte porque no sabes CÓMO vas a llegar hasta la meta, lo que tienes que hacer es felicitarte por haber encontrado el QUÉ ¡!!

    La gran mayoría de las personas no saben QUÉ hacer en sus vidas, no conectan con su propósito básicamente porque no lo conocen, bien sea por acción u omisión no lo han descubierto todavía.

    Si tú ya has encontrado QUÉ hacer, si ya tienes claro a QUÉ es lo que te gustaría dedicar el resto de tu vida, déjame felicitarte, porque ya estas dentro del 5%de la humanidad que ha llegado a este escalón, por lo que te voy a pedir que salgas a celebrarlo.

    No te preocupes del CÓMO todavía, céntrate por favor en esta etapa en definir un QUÉ lo más preciso posible.

    Si aún no has conectado con tu propósito, te animo a realizar un viaje de introspección como los descritos AQUÍ y AQUÍ , a estas alturas lo que te interesa es descubrir PARA QUÉ estás aquí y QUÉ es lo que tienes para aportarle a la sociedad, de momento te da absolutamente igual CÓMO lograrlo, ese no es tu problema todavía, ya habrá tiempo más adelante para pensar en ello.

    No cometas el error de desechar ideas simplemente por no saber CÓMO lo vas a lograr, la historia está llena de casos de éxitos en los cuales sus creadores sabían cuál era el objetivo que buscaban, pero jamás se imaginaron el rumbo final que tomaron las cosas.

    No te ates a algo solo porque parece más viable de alcanzar, por ahora planea, piensa, indaga y descubre, has el ejercicio de “viajar al futuro”, súbete a tu Máquina del Tiempo favorita y avanza algunos años adelante, avanza lo suficiente hasta tener una visión clara de cómo sería para ti tu vida ideal, ¿qué te ves haciendo dentro de algunos años, que te dará a ti total plenitud?

    Obsérvalo, interiorízalo, vívelo como si estuvieses viendo una película de esas que te atrapan de tal manera que hace que te sientas parte de ella, y cuando regreses al presente, conserva contigo esas imágenes, empieza a vivir tu personaje, empieza a actuar con si “aquello” ya estuviese aquí, como si ya fuese real.

    Realiza este ejercicio varia veces, piensa en el final, en tu objetivo o en tu meta, hacia donde quieres llegar, y empieza a actuar como si ya lo hubieses alcanzado, a partir de ahí, empezarás a dar pequeños pasos adelante y verás cómo poco a poco, casi sin darte cuenta, el CÓMO empieza a formarse para ir uniendo los puntos.

    Esto no ocurrirá en dos días, llevará un buen tiempo, pero la ola ya viene en camino así que te recomiendo que empieces desde ya.

    • 8 min
    04. No estás transmitiendo

    04. No estás transmitiendo

    “Hay alguien allá afuera que intenta sintonizar tu mensaje, pero no estás transmitiendo”

    Hola,

    Si no escuchado el episodio en el que hablábamos de la metáfora de la radio y la antena, viendo como éstas guardan relación con nuestra búsqueda interna, ve allá y escúchalo antes de seguir aquí.

    Si ya lo has escuchado, si ya has comprendido que todo consiste en sintonizar la frecuencia correcta para encontrar aquello que buscamos, esto que viene a continuación te va a hacer mucho sentido.

    Vamos allá….

    Si recuerdas, estuvimos conversando sobre las señales que emite nuestro cuerpo, y que tenemos que hacer un trabajo de introspección para lograr captar estas señales, así como cuando tenemos que reorientar la antena de la radio, para ubicar la emisora (frecuencia) que esté transmitiendo lo que nos interesa escuchar.

    Este es un viaje hacia adentro, en cierta medida en modo escucha, se trata de ubicar la frecuencia correcta para dar con el mensaje que nuestro cuerpo nos transmite.

    Ahora vamos a hablar de otro viaje, pero en sentido contrario.

    Esta vez dejaremos de ser antenas, receptoras de señal, y vamos a pasar a tomar el rol de satélites, vamos a enfocarnos ahora en emitir nuestras señales hacia allá afuera.

    Te preguntarás de que estoy hablando, o si he perdido la cabeza…

    Hagamos un repaso, estamos aquí porque se nos viene encima una ola tecnológica que amenaza con cambiar la sociedad que conocemos, el mundo se enrumba hacia una transformación digital profunda, el día menos pensado nos encontraremos con una sociedad interconectada, en unos límites que apenas alcanzamos a imaginar.

    Dentro de este nuevo mundo interconectado muchas rutinas o trabajos dejarán de ser de utilidad, y otras tantas nuevas necesidades se crearán, se generarán nuevas demandas que habrá que satisfacerse, y aquí es donde entras tú.

    Antes hablábamos de la búsqueda de señales internas para determinar nuestro POR QUÉ, para ubicar que tenemos para ofrecerle al nuevo mundo interconectado, ahora debemos reorientar la señal para enfocarla hacia afuera.

    Así como aquellos que organizan un concierto o una conferencia, primero evalúan si hay audiencia suficiente antes de montar el evento, tú debes hacer lo mismo, allá afuera existe una audiencia interesada en lo que tienes para ofrecer, existe una audiencia que intenta sintonizar la frecuencia adecuada para recibir tu mensaje, pero el problema es que tú no estás transmitiendo.

    Lo primero que tienes que hacer al momento de descubrir tú POR QUÉ, es empezar a transmitir, empezar a emitir señales en la frecuencia adecuada, para que aquellos que están esperando poder escuchar tu mensaje, sintonicen la emisora correcta y puedan recibirlo.

    De esta manera podrás realizar tus cálculos, podar medir si tienes audiencia potencial suficiente para echar a andar tu nueva idea conectada con tu POR QUÉ, o por el contrario debes regresar y buscar de nuevo.

    Ahora te toca a ti, cuéntame aquí debajo, ¿ cuál crees que sería la mejor opción para hacer llegar tu mensaje a la audiencia ?

    • 6 min
    03. La Parábola de la Radio y la Antena

    03. La Parábola de la Radio y la Antena

    “Sintoniza la frecuencia correcta”



    Muchas veces, cuando queremos escuchar un programa de radio, no nos basta con encenderlo, debemos ocupar un tiempo probando distintas emisoras, hasta sintonizar aquella que está transmitiendo el programa que estamos buscando.

    Esto no quiere decir que el programa no se estuviese transmitiendo en tu ausencia, de hecho cuando has dado con la emisora correcta, notas que el programa está en curso desde hace un tiempo, pero no eras capaz de escucharlo, porque tu radio no estaba sintonizando la emisora que corresponde.

    Dentro del espectro radioeléctrico, las emisoras no son más que ondas, que viajan en el aire a determinada frecuencia, y las antenas de nuestras radios captan dichas ondas. Cuando cambiamos de emisora, lo que internamente estamos haciendo es cambiar la frecuencia a la que estamos escuchando, (lo mismo pasa con los canales de televisión).

    Entonces, para poder sintonizar aquello que estamos buscando, debemos alinear nuestra antena en la frecuencia correcta, que nos permita captar la señal que ya se está emitiendo en el aire.

    Lo mismo pasa con nuestra vida, vivimos en una sociedad que está siempre con prisas, y muchas veces nos olvidamos de pararnos a pensar, nos preocupamos tanto por vivir rápido que nos olvidamos preguntarnos para que vivimos.

    Como ya hemos visto en nuestro Manifiesto (lo puedes leer AQUÍ), durante mucho tiempo no nos era determinante hacer este ejercicio, ya que la sociedad demandaba personas capaces de cubrir determinados roles, no era relevante saber quién eras, que piensas, cuál es tu opinión o incluso si destacabas en algo, lo único que se te demandaba era tu capacidad de respetar las reglas de juego ya establecidas.

    Pero sabemos que el mundo está cambiando, y trae consigo nuevas necesidades, la nueva sociedad demandará de ti conocer que es lo que tienes para aportarle que te hace único, ya no necesitará perfiles genéricos capaces de trabajar en “cualquier cosa”, ahora querrá saber en qué destacas, en qué eres bueno, para qué estás aquí y qué tienes para ofrecerle a la comunidad.

    Si no estás acostumbrado a responder este tipo de preguntas, – y si es el caso no te sientas mal, porque como acabamos de ver, la sociedad nunca necesitó que las contestaras, – vas a tener que emplearte a fondo.

    Vas a tener que pararte a pensar, y no una vez, sino varias, ya que normalmente no son preguntas que se contesten con facilidad, vas a tener que indagar dentro de ti, en soledad o en compañía, con ayuda de amigos, o de profesionales, eso ya depende de ti, pero tendrás que mirar en tu interior para descubrir porqué estas aquí, que es aquello que realmente te llena, cuál es tu propósito en esta vida, y que es lo que tienes para ofrecer a los demás.

    Es un reto importante, se trata de todo un viaje de introspección que, ,si lo haces bien, será revelador. Pero te tengo dos noticias:

    La primera, no necesariamente tendrás un único propósito en esta vida, hay muchísima gente que destaca en varias facetas, se siente a plenitud ejerciendo diversas tareas y no se trata de elegir una de ellas, sino de encontrarlas y traerlas al frente, para hacer de ellas tu medio de vida, y encontrar así tu lugar ante la nueva ola.

    La segunda, y quizá más importante, no se trata de crear las respuestas a estas preguntas, sino de encontrarlas, porque tú ya las sabes, en algún momento de tu vida estas respuestas se han manifestado ante ti, pero por estar “sintonizando otra emisora”, no las estabas escuchando.

    Como te comentaba antes, vivimos en un mundo acelerado, con prisas para cumplir nuestras tareas y llegar a tiempo a nuestros destinos, que la mayor parte del tiempo no prestamos atención a lo que sucede a nuestro alrededor, dejamos pasar por alto situaciones, hechos, sentimientos, que como no los estamos esperando, no le d

    • 12 min
    02. La Paradoja del Sistema Educativo

    02. La Paradoja del Sistema Educativo

    La escuela sigue formando personas que actúan como robots, para terminar siendo sustituidos por robots.

    Hola,

    Te invito a que hagas una comparación, si tienes algún familiar en edad escolar, pregúntale por su escuela y compáralo con tus años de estudiante, te sorprenderás que, más allá de la introducción de algunas herramientas tecnológicas, el sistema educativo no ha cambiado mucho, prácticamente en nada, salvo alguna que otra actualización del temario de estudio.

    El modelo educativo sigue inalterado a través del tiempo, y no me refiero al contenido, que según donde leas, habrá sufrido mayores o menores cambios, me estoy refiriendo al modelo de estudios que sigue rigiendo el sistema educativo actual.

    Un salón de clases lo suficientemente grande para albergar a la mayor cantidad de alumnos, un profesor subido a una tarima impartiendo conceptos de manera unidireccional, un grupo de alumnos en modo escucha, tomando notas, para luego, cada cierto tiempo, tener que atender un examen en el que se evalúa su capacidad de memorizar conceptos, fechas, o procedimientos matemáticos, con el objetivo de llegar a la conclusión única que está esperando el profesor de turno.

    El sistema educativo, el de ayer y el de hoy, trata de eso, se nos plantean unas interrogantes, para las cuales hay una persona (el profesor) que ya sabe las respuestas, y lo que se nos evalúa, es nuestra capacidad para llegar a esas respuestas.

    No hay espacio para el debate o para plantear respuestas alternativas, eso no está bien visto, a la escuela se va a memorizar una serie de datos y demostrar nuestra capacidad de almacenamiento, no se le da la importancia adecuada a la creatividad, o a cuestionar cosas, o a la investigación de nuevos paradigmas.

    Este es un sistema que funcionó durante mucho tiempo, durante los casi 200 años que la Era Industrial ha estado en auge, el modelo educativo ha venido formando empleados, que atendiesen las necesidades de las grandes industrias.

    Durante todo este tiempo, el sistema ha estado cumpliendo su función, la escuela (en sus distintos niveles, incluido el universitario), es una fábrica de empleados; las grandes empresas demandaban ciertos perfiles para cubrir sus procesos, y las escuelas producían estos perfiles en grandes cantidades.

    Si quieres una prueba de ello, basta con que te asomes un día laboral cualquiera, en una gran ciudad, a las avenidas donde confluyen los grandes edificios de oficina, en una h**a punta, bien sea a la h**a de la entrada, o bien sea a la h**a del almuerzo, y verás un rio de gente que se dirige, cual manada de ovejas, a las puertas de entrada de estos edificios.

    La Gran Paradoja.

    Pero los tiempos han cambiado, ahora la industria ya no demanda masivamente estos puestos generales como antes, el ecosistema económico está cambiando y la sociedad ya está dejando de solicitar estos perfiles genéricos para cubrir procesos, ahora demanda especialistas, y a medida que pasen los años, y se vaya asentando la transformación digital de la sociedad, estos puestos serán cubiertos por inteligencia artificial, siendo otros los perfiles demandados, sin que las escuelas quieran cambiar su sistema.

    La Gran Paradoja a la que nos vamos a enfrentar en el futuro cercano es que el sistema educativo, reacio al cambio, seguirá produciendo perfiles genéricos, que saldrán del sistema esperanzados en conseguir una buena colocación como antaño hicieron sus padres y abuelos, pero se encontrarán con que la sociedad ya no los requiere, porque les será más rentable invertir en máquinas o robots que realicen estas tareas con mayor efectividad.

    La escuela seguirá formando personas que actúan como robots, para terminar siendo sustituidos por robots de verdad.

    Si bien hay países que están preparándose desde ya para este futuro, la gran mayoría prefiere no tocar nada, prefiere

    • 10 min
    01. Surfea La Ola

    01. Surfea La Ola

    “La Revolución de las Máquinas”

    Hola.

    Bienvenido a EmpiezaOtraVez, este es el primer post de este proyecto, y servirá a su vez de una especie de Manifiesto, donde contaremos un poco por qué estamos aquí y que es lo que te encontrarás.

    Todavía no te conozco, no sé cuál es tu situación actual, (te invito a unirte a La Máquina del Tiempo y resolvemos ese problema), pero si me atrevo a afirmar, que en algún momento habrás escuchado, leído, visto por ahí, que anuncian la llegada de unos temibles robots que vienen a ocupar nuestros puestos de trabajo, y que terminarán echándonos a todos a la calle, y te estarás preguntando qué hay de verdad en todo esto, si se trata de una amenaza real por la cual debamos preocuparnos, o incluso si te afectará a ti directamente.

    Bien, lo primero que debemos hacer es ponernos en contexto, entender dónde estamos y de dónde venimos, al hacer esto comprenderemos que esto no es nuevo, estos cambios radicales ya han sucedido antes, solo que no estábamos vivos para darnos cuenta.

    Hace apenas 200 años (aproximadamente), la economía que movía el mundo era agraria, artesanal, rural, la gente vivía EN los campos, y DE los campos, el mundo se distribuía en diversos poblados, en el cual existían actividades que generaban una economía local lo suficientemente activa para que sus habitantes viviesen de ello.

    La economía era rudimentaria, artesanal, en pocas cantidades, se cultivaba y se producía para atender las necesidades de la localidad.

    Un buen día, alguien descubrió el poder del agua y del vapor, y con ello descubrió que a través de esta fuerza, con el apalancamiento adecuado, se podría producir en mayor cantidad y en menor tiempo, incluso esta fuerza del vapor era capaz de hacer transportar objetos a grandes distancias, nacieron así las primeras fábricas, que a través de estos descubrimientos, eran capaces de sustituir el proceso de producción manual, y lento, por un nuevo proceso, mecanizado, y más eficiente, en tiempo y en cantidad. Además, como esta fuerza era capaz de mover grandes objetos, nacieron los primeros trenes, para transportar mercancías entre poblaciones, ya no se cultivaba y producía en pequeña escala, para la misma comunidad, ahora se producía en mayores escalas, y para varias comunidades, desde un único lugar.

    Con el nacimiento de estas fábricas, que se basaban en equipos de producción mecánicos, impulsados por el agua y el vapor, empezaron a producirse dos fenómenos, por un lado, los primeros desplazamientos, de los pequeños pueblos, a localidades mayores, en donde se asentaban estas fábricas, y por otro lado, las primeras diferencias de clases, entre los que poseían estas fábricas, y entre aquellos que simplemente, las trabajaban.

    Fue en estos tiempos en donde aparecieron los diferentes conceptos como la diferencia de clases, el concepto de patrones y proletariado, además de movimientos que velaban por los derechos de los trabajadores (izquierda) y de los patrones (derecha).

    Como las fábricas atraían a los trabajadores del lugar, además de pobladores de otras localidades, se disponía de una gran cantidad de mano de obra, por lo que un buen día, a alguien se le ocurrió diseñar un nuevo sistema de producción en masa, dividiendo las tareas en procesos, en donde las personas se encargaban únicamente de los procesos que se le asignaban, se cambió la energía de vapor por la energía eléctrica, y se dio inicio a la explosión ininterrumpida del modelo Industrial.

    Las Fábricas se instalaban en localidades, que con el tiempo se repoblaban con los trabajadores que se iban sumando, las pequeñas localidades fueron perdiendo su fuerza motriz, ya que lo que antes se producía en el lugar, ahora se traía de fuera, las personas que antes trabajan la tierra, se habían ido a las localidades que albergaban las fábricas

    • 13 min

Mest populära podcaster inom Karriär