18 episodes

Serie radiofónica basada en la novela de Rafael F. Muñoz y en el libro cinematográfico de Xavier Villaurrutia y Fernando de Fuentes que dieron origen a este clásico del cine mexicano.
Durante la revolución mexicana, un grupo de valientes campesinos, conocidos como los "Leones de San Pablo" se unen al ejército de Pancho Villa.
Después de algunas batallas, con más derrotas que victorias, el grupo original es reducido a dos: Tiburcio Maya y el joven "Becerrillo". Una epidemia de viruela se desata entre la tropa y "Becerrillo" cae enfermo. Villa ordena a Tiburcio matar al joven e incinerar su cuerpo. Desencantado, Tiburcio abandona la revolución y regresa a su pueblo.

IMER / ¡VÁMONOS CON PANCHO VILLA! (radionovela) IMER

    • Society & Culture
    • 5.0 • 1 Rating

Serie radiofónica basada en la novela de Rafael F. Muñoz y en el libro cinematográfico de Xavier Villaurrutia y Fernando de Fuentes que dieron origen a este clásico del cine mexicano.
Durante la revolución mexicana, un grupo de valientes campesinos, conocidos como los "Leones de San Pablo" se unen al ejército de Pancho Villa.
Después de algunas batallas, con más derrotas que victorias, el grupo original es reducido a dos: Tiburcio Maya y el joven "Becerrillo". Una epidemia de viruela se desata entre la tropa y "Becerrillo" cae enfermo. Villa ordena a Tiburcio matar al joven e incinerar su cuerpo. Desencantado, Tiburcio abandona la revolución y regresa a su pueblo.

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 18

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 18

    Mexican prissoner?, Yo sí, yo no… El general Villa nunca fue descubierto por los americanos.
    Con el único fin de arrancarle la confesión sobre el paradero de Villa, Tiburcio fue llevado a un hospital americano, dónde fue atendido con amabilidad, pensado quizás que así sería más fácil convencerlo. Tiburcio resistió valiente. Al no poder conseguir nada, Tiburcio fue abandonado donde estaban los carrancistas. La gente del pueblo reconoció en él, al hombre que le vendó la pierna al general, quien consiguió la guayín, y quien sabía dónde estaba su jefe. Tampoco confesó, y solo dijo que Villa había muerto y que el mismo lo había quemado. Como respuesta ante su terquedad fue morir en la horca, llevándose para siempre el paradero de su general. Después de 33 días Villa llega al sitio prometido y la multitud los aclama, Viva el general Francisco Villa.

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 17

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 17

    Tiburcio, ha caído como el más animal de los animales… Fueron los Punitivos, y es hecho prisionero.
    Dos de los hombres que debían regresar a la cueva donde se ocultaba Villa han desaparecido. Entre el general y Tiburcio se desarrolla una breve conversación sobre el posible paradero de sus compañeros. Tiburcio le dice a Villa que debe buscarlos para tomar una decisión. Una vez en el arroyo cae en una trampa para osos que han puesto los Punitivos. Tiburcio es hecho prisionero, y para confesar un apache le desolla los pies. Sin soltar una sola palabra con respecto al paradero de Villa, primero la muerte antes de confesar. Él único hombre que sabía a ciencia cierta dónde estaba Villa, se convertía así en un prisionero sumamente importante.

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 16

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 16

    Fue un viaje duro, y la marcha se hizo fatigosa y lenta. La cueva era fría, como recámara de oso, y oscura, como caja de muerto.
    Producto de la herida de bala, Villa se encuentra en estado febril. Y en esa condición, inicia la marcha en la guayín, rumbo a los Álamos, cruzándose en el camino con carrancistas que no sospechan que herido, viaja el general. Cuando bien llegaron a su destino, Villa les pide abandonar la guayín, improvisar una camilla, y subir por una serie de escarpados hasta localizar una cueva donde estará a salgo y seguro de los gringos que andan tras de él. La fiebre no baja y en su delirio Villa siente que su fin está cercano. Entonces le ordena a Tiburcio que si llegara a morir lo incinere, pues no quisiera que el enemigo se llevara una parte de él.

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 15

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 15

    Pancho Villa es alcanzado por una bala carrancista. Emisarios van en busca de un médico americano.
    Villa no se había dado cuenta, pero una bala solitaria había dado en su pierna derecha dejando ver el hueso. Tiburcio, mostrándose solícito se aprestó a examinar la herida y poder determinar la gravedad de la herida. Sin entrar en su estribo, el pie derecho se quedó balanceando en el aire, y al paso, la tropa vencedora se devolvió hacia Ciudad Guerrero. Sin posibilidad de encontrar al médico americano, Villa decidido buscar alivio en otra población, para lo cual debe ceder parte de su poder en un hombre de confianza, mientras el regresa, Francisco Beltrán, un indio yaqui, de cara rojiza y brillante como perol de cobre. Villa se va con una escolta de siete hombres rumbo a Los Álamos.

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 14

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 14

    La Expedición Punitiva. Villa combate a tropas carrancistas.
    Villa no solo tiene que estar prevenido de la incursión de las tropas norteamericanas, sino de las tropas carrancistas que, a toda costa buscan la cabeza del general. El 27 de marzo Villa toma Miñaca y sorprende a la guarnición, unos 172 hombres que no aceptan la propuesta de Villa de luchar en contra de los americanos. Entre los fusilados se encontraba el general carrancista, Cano. Tiempo después toma Ciudad Guerrero y prepara una emboscada contra los hombres del general José Cavazos. Las tropas villistas fueron tendiéndose en tierra, buscando la defensa de los grandes pedruscos.

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 13

    ¡Vámonos con Pancho Villa! Capitulo 13

    Villa fue de nuevo el jefe amado. Con Tiburcio en el Estado Mayor del general, las tropas villistas se preparan para el ataque de los americanos.
    La leyenda contaba que así como Villa podía ser desalmado y bandida, también sabía ser agradecido. Como una muestra de gratitud hacia Tiburcio y su hijo, muerto en combate, Villa lo integra a su Estado Mayor. Villa vuelve a ser el hombre audaz, el que conoce a la perfección su tierra, sus árboles, las cuevas y los ríos. Se sabe invencible. Para una mejor defensa, envía a Balboa hacia el norte para que éste le informe acerca de los planes de los americanos, así como de las tropas federales. El general Cano, y el general Pershing.

Customer Reviews

5.0 out of 5
1 Rating

1 Rating

Top Podcasts In Society & Culture

Listeners Also Subscribed To