3 episodes

Por mucho tiempo creí mis propias excusas y me conformé con vivir una vida promedio, cada día era prácticamente una repetición del día anterior. Tenía metas por supuesto, pero más que metas eran “intenciones de fin de año” y me producía una terrible frustración el tener que trazarme las mismas metas año tras año, año tras año… porque entendía que Dios había puesto esos sueños y metas en mi corazón por alguna razón.

A pesar de esto, siempre me parecía que no estaba lo “suficientemente preparada” (la excusa perfecta para mantenerme en mi zona cómoda y no dar el salto), así que constantemente estaba capacitándome con la esperanza de algún día sentir que estaba lista y pidiendo a Dios el coraje y la sabiduría para alcanzar mis sueños, hasta que escuché a alguien decir:

“Dios va a bendecir lo que hagas, pero Él necesita que hagas algo para poderlo bendecir”

Finalmente entendí que me iba convirtiendo en un almacén de conocimientos con los que no estaba ayudando a nadie y que mi temor a exponerme por mi carácter introvertido, se estaba interponiendo entre mi propósito de vida y yo.

Era tiempo de poner acción, de decir SÍ a la vida que siempre había soñado y con mi ejemplo inspirar a otras personas a ir detrás de sus sueños, porque nuestro tiempo en esta tierra es limitado, pero es tan fácil perdernos en lo urgente y en las responsabilidades del día a día que nos olvidamos del verdadero sentido de la vida, de hacer algo que nos apasione y de sacar tiempo para ser felices.

Por eso hoy quiero que comprendas que nunca es tarde para seguir tu corazón; si Dios puso un sueño dentro de ti y no dentro de tus familiares, amigos o conocidos es porque quiere que seas tú quien lo haga realidad; ahora bien, Él puede bendecir tu trabajo, pero no puede hacerlo por ti.

De ti depende vencer la parálisis que provocan el miedo y la pereza, de ti depende tomar la decisión de salir de tu zona de confort y lanzarte a lo desconocido para empezar a vivir la vida que estás llamado a vivir, porque nadie se ha hecho grande desde la comodidad.

Deja de esperar a que llegue el momento correcto, porque ese momento ya llegó. Carga con tus miedos, tus excusas, tus defectos… no importa, te los llevas contigo, pero que no te impidan avanzar; ya verás cómo poco a poco los irás dejando en el camino y puertas de oportunidades que creías cerradas se irán abriendo.

Yo creo en ti, solo hace falta que tú hagas lo mismo y te decidas a poner acción para que empieces a vivir la vida que te mereces… Ahora.

Jennyffer Castillo - Inspiración para alcanzar tus sueños Jennyffer Castillo

    • Society & Culture
    • 5.0, 1 Rating

Por mucho tiempo creí mis propias excusas y me conformé con vivir una vida promedio, cada día era prácticamente una repetición del día anterior. Tenía metas por supuesto, pero más que metas eran “intenciones de fin de año” y me producía una terrible frustración el tener que trazarme las mismas metas año tras año, año tras año… porque entendía que Dios había puesto esos sueños y metas en mi corazón por alguna razón.

A pesar de esto, siempre me parecía que no estaba lo “suficientemente preparada” (la excusa perfecta para mantenerme en mi zona cómoda y no dar el salto), así que constantemente estaba capacitándome con la esperanza de algún día sentir que estaba lista y pidiendo a Dios el coraje y la sabiduría para alcanzar mis sueños, hasta que escuché a alguien decir:

“Dios va a bendecir lo que hagas, pero Él necesita que hagas algo para poderlo bendecir”

Finalmente entendí que me iba convirtiendo en un almacén de conocimientos con los que no estaba ayudando a nadie y que mi temor a exponerme por mi carácter introvertido, se estaba interponiendo entre mi propósito de vida y yo.

Era tiempo de poner acción, de decir SÍ a la vida que siempre había soñado y con mi ejemplo inspirar a otras personas a ir detrás de sus sueños, porque nuestro tiempo en esta tierra es limitado, pero es tan fácil perdernos en lo urgente y en las responsabilidades del día a día que nos olvidamos del verdadero sentido de la vida, de hacer algo que nos apasione y de sacar tiempo para ser felices.

Por eso hoy quiero que comprendas que nunca es tarde para seguir tu corazón; si Dios puso un sueño dentro de ti y no dentro de tus familiares, amigos o conocidos es porque quiere que seas tú quien lo haga realidad; ahora bien, Él puede bendecir tu trabajo, pero no puede hacerlo por ti.

De ti depende vencer la parálisis que provocan el miedo y la pereza, de ti depende tomar la decisión de salir de tu zona de confort y lanzarte a lo desconocido para empezar a vivir la vida que estás llamado a vivir, porque nadie se ha hecho grande desde la comodidad.

Deja de esperar a que llegue el momento correcto, porque ese momento ya llegó. Carga con tus miedos, tus excusas, tus defectos… no importa, te los llevas contigo, pero que no te impidan avanzar; ya verás cómo poco a poco los irás dejando en el camino y puertas de oportunidades que creías cerradas se irán abriendo.

Yo creo en ti, solo hace falta que tú hagas lo mismo y te decidas a poner acción para que empieces a vivir la vida que te mereces… Ahora.

Customer Reviews

5.0 out of 5
1 Rating

1 Rating

Top Podcasts In Society & Culture