139 episodes

Una breve meditación sobre las lecturas de la misa de cada domingo para ayudarte a vivir el mensaje que Dios tiene para ti.

La Palabra Contemplada JC Moreno

    • Religion & Spirituality
    • 4.8 • 14 Ratings

Una breve meditación sobre las lecturas de la misa de cada domingo para ayudarte a vivir el mensaje que Dios tiene para ti.

    Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único-4o. Domingo de Cuaresma

    Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único-4o. Domingo de Cuaresma

    Destrucción y Restauración

    Las lecturas de este cuarto domingo de Cuaresma nos hablan de destrucción y restauración.  La destrucción de Jerusalén que aconteció en el año 587 a.C. y que es el resultado del pecado, y la restauración, tanto en aquel entonces con el regreso de los exiliados 70 años después, con el decreto de Ciro el Persa, como en nuestros días con la muerte de nuestro salvador Jesús que nos da la vida eterna.

     

    En la primera lectura vemos como a causa de los pecados tanto de los gobernantes como del pueblo, por adorar a otros dioses, la ciudad santa, con todo y su templo, fueron destruidos.  Esto no fue de ninguna manera un castigo divino.  Dios, al contrario, mostrándole su amor al pueblo, muchas veces envió a sus mensajeros los profetas a corregir al pueblo.

    Hermanos y hermanas, que no nos pase eso a nosotros.  Nuestros malos actos poco a poco nos pueden ir llevando al borde de un abismo.  Nuestra infidelidad a nuestras promesas bautismales que realizamos no es menos que la infidelidad de los israelitas. Y la esclavitud en el pecado que caemos es una cosa terrible.

     

    La historia no termina en la destrucción.  El pueblo exiliado regresa a la Tierra Prometida después de un periodo de “sus sábados,” osea, setenta años.  El profeta Jeremías acompaña el anuncio de la destrucción, con la certeza de la restauración por Dios.  Dios en su amor permite el destierro para limpiar a su pueblo de las abominaciones en que habían caído.  Así también a nosotros, cuando nos sucede algo malo, esto es muchas veces resultado de nuestras malas acciones, e igualmente Dios usa estos eventos para hacernos voltear nuestra mirada hacia él.

     

    El amor de Dios no Conoce Límites

    El evangelio de este domingo contiene esa cita tan conocida y tan preciosa del evangelio de Juan: “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.” (Jn 3:16)  No se como ponértelo mas claro mi hermano, mi hermana que lees estas palabras: ¡Dios nos ama! Este tiempo de Cuaresma no es una temporada triste o de privaciones con las que los católicos nos castigamos.  El ayuno y la abstinencia son instrumentos de conversión, que si los practicamos como es debido, sirven para enderezar nuestras vidas para reorientarlas hacia Dios.  Hacer estas practicas es mucho más simple que el amargo destierro que es consecuencia del pecado.

     

    Lo que pasa es que somos creaturas muy débiles.  No queremos decirle “si” a Dios para que el tome las riendas de nuestra vida.  Somos ingratos, al no darle su lugar a Dios.  Este Dios, que nos dice el autor de los Efesios en la segunda lectura, es, “Dios rico en misericordia, por el grande amor con que nos amó, estando muertos a causa de nuestros delitos, nos vivificó juntamente con Cristo —por gracia han sido salvados—  y con él nos resucitó y nos hizo sentar en los cielos en Cristo Jesús.” Tambien nos dice que hemos sido salvados por la gracia mediante la fe.  Dios nos da la gracia, ¡y nos la da sobreabundantemente! Queda de nosotros decir si en fe.  Debemos ejercitar nuestra fe (¡por eso tenemos “ejercicios espirituales”!)

     

    En este domingo las lecturas nos recuerdan de la destrucción que resulta del pecado, pero también nos recuerdan que nuestro Dios amoroso nos da la salvación en Jesucristo.  Así como Moisés elevó la serpiente en el desierto, así fue elevado el hijo del hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.  Hermanos, esta Cuaresma es el tiempo de dirigir nuestra mirada a Jesucristo.  Es tiempo de enderezar nuestro camino y poner nuestra esperanza en el Dios que nos ama y que busca nuestra salvación.

     



     

     





    Inscríbete a nuestro nuevo curso de Estudio Bíblico aquí: http://formacionbiblicacatolica.org



    Todos nu

    • 16 min
    Si quiero: Sana – 6o Domingo Tiempo Ordinario

    Si quiero: Sana – 6o Domingo Tiempo Ordinario

    Si quiero: Sana. Con estas palabras Jesús extiende la salud al enfermo de la lepra. En la Antigua Alianza, la enfermedad se transmitía con el contacto. Esta es una de las razones de la multitud de preceptos en el Antiguo Testamento (¡unos cuentas más de 600!). Ahora con Jesús se da un reverso: contacto con él nos da la salud. La enfermedad del leproso la hacemos nuestra por el pecado. Así como la lepra aislaba al enfermo del Templo, y de la sociedad, así el pecado nos separa de Dios, y de los demás.

    Que podemos imitar de este pasaje? La actitud del leproso, que tiene una gran fe, una fe que le da la valentía de acercarse a Jesús (recordemos que debía estar aislado y anunciar su presencia para que nadie lo tocara). El leproso lleno de la valentía que le da su fe en Jesús, se le acerca, y postrado de rodillas le pide a Jesús que lo sane. Nosotros tenemos que hacer lo mismo. ¿Cuantos de nosotros no vivimos cargando la lepra del pecado? Hay que pedirle a Dios nos conceda la humildad para poder decir con el salmista “reconocí mi pecado y tu absolviste mi culpa.” Hay que examinarnos a nosotros mismo y preguntarnos ¿en verdad creo en Dios? En que tipo de Dios creo? ¿Un Dios que mas que Dios es un Santa Clos, a quien le rezo solamente para pedirle cosas? ¿O creo en Dios que tiene el poder de sanarme? El Dios que creó el mundo, tiene el poder crearme de nuevo, de restaurarme, de sanarme. Oremos a Dios esta semana para que nos de la humildad de postrarnos ante el y reconocer nuestra culpa, para que también nos diga – Si quiero: Sana.



     

    Lecturas de Esta Semana: https://bible.usccb.org/es/bible/lecturas/021421.cfm

    Salmo por Natalia Caceres: https://nataliacaceres.wordpress.com/2012/02/04/salmo-31-me-alegras-con-tu-salvacion-senor-6to-domingo-durante-el-ano-12-de-febrero-2012-ciclo-b/

     





    Inscríbete a nuestro nuevo curso de Estudio Bíblico aquí: http://formacionbiblicacatolica.org



    Todos nuestros cursos disponibles en este enlace: https://formacion.vayanalmundo.org

















    Subscríbete al podcast (dispositivos iOS de Apple):

    https://itunes.apple.com/us/podcast/la-palabra-contemplada/id1087514396?mt=2









     









    Subscríbete a nuestro canal de videos: https://www.youtube.com/c/institutodeformacionvayanalmundo







     

    Te pedimos tus oraciones por el suceso de este ministerio de evangelización. Puedes apoyarlo monetariamente también visitando este enlace. ¡Gracias por tu aporte! https://www.facebook.com/fund/vayanalmundo/

    Visita https://vayanalmundo.org para más recursos para la evangelización

    Encuentranos en Facebook

    Facebook.com/VayanAlMundo

    ¡Paz y Bien!

     

     

    • 16 min
    Parábola de los Talentos-33er Domingo Ordinario

    Parábola de los Talentos-33er Domingo Ordinario

     

    La primera lectura de este domingo nos habla de la mujer ideal, la mujer de valor, de entereza. Hay un dicho común que dice que detrás de cada gran hombre hay una gran mujer, y la lectura de los Proverbios nos dice algo similar: al hombre que tenga una buena mujer no le faltará el salario, los bienes económicos. La buena mujer es trabajadora, trabajando los textiles para producir vestidos. La buena mujer ayuda al pobre. Ya en otro pasaje del libro de Proverbios (18) nos dice que es una bendición de Dios el encontrar una buena esposa. Estos pasajes, a pesar de haber sido escritos en el contexto de una cultura patriarcal, cuentan con una gran estimación para la mujer. De hecho este pasaje esta escrito como un himno acróstico, con cada línea comenzando con una letra del alfabeto Hebreo.

    En la segunda lectura, San Pablo les está aclarando a los Tesalonicenses concerniente a ciertos malentendidos sobre la cronología de la segunda venida de Jesucristo. Muchos creían que la segunda venida de Cristo era inminente, y que los hermanos que morían antes de este evento no serian partícipes de los frutos de la redención. San Pablo les recuerda que la venida del Señor va a llegar repentinamente. Este “Día del Señor” se refiere a la intervención decisiva de Dios en la historia. Este es el día del juicio, el fin del mundo, del cual San Pablo habla en metáforas e imágenes como los dolores del parto. Estos dolores de parto hablan de este estado en que nos encontramos con el Reino de Dios ya aquí, ya iniciado por Jesucristo, pero no completamente.

    En el evangelio de este domingo tenemos la conocida Parábola de los Talentos. El mensaje de esta parábola habla de la necesidad de responder a la gracia que el Señor nos da, haciendo el esfuerzo de dar buenos frutos con nuestra vida. No podemos ser como el que escondió los talentos, escondiendo el hecho de que somos cristianos porque nos da pena que nos critiquen o nos humillen. Todos estamos llamados por nuestro bautismo a ser discípulos misioneros. Discípulos activos que practicamos las enseñanzas de Jesús e invitamos a otros a este encuentro amoroso con Jesús que es vivir la fe católica. Nuestro Señor utiliza esta imagen de trabajadores que en transcurso de la vida diaria, haciendo negocios, multiplican el dinero que tienen como encargo. Es algo similar para nosotros: nuestro seguir a Jesús se da sobre todo en el diario vivir, en las ocurrencias comunes de nuestra vida, en nuestro trato con familiares y amigos. Nosotros los laicos estamos llamados a llevar la gracia de Dios al mundo donde nos encontramos, a hacer visible a Dios en un mundo donde a veces no se le reconoce. Que nuestro cometido esta semana sea el responder al llamado de Jesús en el evangelio a multiplicar las gracias que Dios nos da.

    Lecturas de este domingo: https://bible.usccb.org/es/bible/lecturas/111520.cfm





    Inscríbete a nuestro nuevo curso de Estudio Bíblico aquí: http://formacionbiblicacatolica.org



    Todos nuestros cursos disponibles en este enlace: https://formacion.vayanalmundo.org

















    Subscríbete al podcast (dispositivos iOS de Apple):

    https://itunes.apple.com/us/podcast/la-palabra-contemplada/id1087514396?mt=2









     









    Subscríbete a nuestro canal de videos: https://www.youtube.com/c/institutodeformacionvayanalmundo







     

    Te pedimos tus oraciones por el suceso de este ministerio de evangelización. Puedes apoyarlo monetariamente también visitando este enlace. ¡Gracias por tu aporte!

    • 14 min
    El Resumen de la Ley-30o Domingo Ordinario

    El Resumen de la Ley-30o Domingo Ordinario

    Ustedes fueron extranjeros en Egipto

    La primera lectura tomada del libro del Éxodo, nos muestra el amor y cuidado especial que Dios tiene con los mas necesitados.  Hay una exhortación contra el maltrato de los forasteros, recordando que los Israelitas mismos habían sido extranjeros en Egipto.  Debido a las condiciones tan difíciles de áreas desérticas, la hospitalidad para con los extranjeros era de suma importancia.  Esta lectura me recuerda la situación que viven hoy los emigrantes, que no son recibidos, sino rechazados y culpados por malestares económicos, por traer enfermedades, y por muchas otras cosas.  A muchos se les olvida que un día sus padres o sus abuelos entraron a este país también buscando refugio, buscando oportunidades.  También hay una exhortación a ocuparse de las viudas y los huérfanos. Las viudas, si su familia de origen no las recibían de nuevo al morir su esposo, quedaban completamente destituidas, destinadas a gran sufrimiento, y muy posiblemente, la muerte.  Los huérfanos, por igual, si ningún otro familiar los recibía quedaban destitutos y enfrentaban una posibilidad de muerte.  En el lenguaje bíblico, cuando se mencionan estos dos grupos el autor se refiere en general a todos los necesitados, y su maltrato es uno de esos pecados que claman una respuesta de Dios.  También aquí hay unas palabras contra la usura, algo que también existe el día de hoy, y establece un tipo de esclavitud moderna para los que caen victimas de esta práctica. Por ultimo, este pasaje menciona la importancia de devolver el manto prestado, ya que en la sociedad de ese tiempo, el manto exterior que la gente vestía era lo que usaban para dormir.

    Se hicieron imitadores del Señor

    La segunda lectura proviene de la carta que muchos biblistas consideran como el primer documento del Nuevo Testamento, si vamos en orden cronológico.  La Carta a los Tesalonicenses data del año 50 d.C. , después de la reunión de los apóstoles en Jerusalén, donde se decide que Pablo dirija su predicación a los gentiles.  La población de Tesalónica era probablemente una mezcla de ambos gentiles y judíos.  Pablo aquí los encomienda, por haber abrazado el mensaje del evangelio, y haberse vuelto ejemplo para otros en un periodo relativamente corto.  El triunfo del evangelio entre los tesalonicenses era en realidad algo digno de reconocer.  La ciudad era un centro comercial, con todas las tentaciones que acompañan una ciudad de esta índole.  Descubrimientos arqueológicos nos indican que en Tesalónica existían múltiples templos de diversas deidades, algo que san Pablo nos menciona al decir que los tesalonicenses abandonaron sus ídolos.  Entre las tentaciones de una gran ciudad, la idolatría, y las persecuciones, es razón de regocijo que el evangelio haya tomado raíz en este lugar.  Nos puede llevar a pensar, ¿como esta tomando raíz en nuestras vidas el evangelio? Nosotros que tenemos la libertad de adorar a Dios, tenemos la predicación constante de nuestros obispos, sacerdotes, catequistas, maestros, etc… ¿Acaso hemos abrazado con gozo el evangelio como lo hicieron los tesalonicenses?

    El resumen de la ley

    En el evangelio de este domingo, nuestro Señor Jesús nos da el resumen de toda la ley: primero-amar a Dios por sobre todo y con todo lo que somos.  Hay que recordar la preocupación central de los fariseos por seguir la ley-todos y cada uno de los mas de 600 preceptos que se encuentran en la ley.  Jesús les contesta resumiendo la ley-todo mandamiento, todo precepto, toda ley existe para guiarnos hacia el amor de Dios.  Por eso San Agustín nos decía: “ama a Dios y haz lo que quieras.” En cierto sentido, el que ama a Dios vive en una cierta libertad de la ley, por el hecho de que amando a Dios, es un hecho que va a buscar el complacer a Dios, y vivir así dentro de la ley.  Para

    • 13 min
    Den al César lo que es del César-29o. Domingo Ordinario

    Den al César lo que es del César-29o. Domingo Ordinario

    La primera lectura de este domingo nos ofrece la interesante perspectiva de ver a Ciro el conquistador como agente de Dios para liberar a su pueblo, el reino de Judá. Para entender el mensaje de esta lectura hay que recordar un poco de la historia de Israel. Para este entonces el pueblo de Dios había sido dividido en los reinos del Norte y del Sur ya por varios siglos. El reino del Norte fue exiliado primero por ahí del año 721 a.C por los asirios, mientras que al reino del Sur le tocó el turno de ser exiliados por los babilonios en el año 586 a.C. Con el clima cambiante de la política del Medio Oriente, cincuenta años después ascendió al poder el imperio Persa. Su rey Ciro fue entonces el que les permite a los judíos regresar a la Tierra Prometida y reconstruir el templo. El es ungido, es decir, mesías o elegido por Dios para la misión de liberar a las naciones. Este pasaje nos muestra que aun los no creyentes pueden ser instrumentos de Dios y servir sus propósitos. Este rey Ciro, aunque pagano, se convierte en un prototipo de Cristo, que vendría a liberarnos de forma definitiva.

     La segunda lectura contiene la apertura de la Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses. La mayoría de los biblistas consideran a esta carta el primer documento del Nuevo Testamento, si vamos en orden cronológico. La Carta a los Tesalonicenses data del año 50 d.C. , después de la reunión de los apóstoles en Jerusalén, donde se decide que Pablo dirija su predicación a los gentiles. La población de Tesalónica era probablemente una mezcla de ambos gentiles y judíos. En este pasaje vemos, como es común en la correspondencia de este tiempo, el saludo de Pablo a la Iglesia en Tesalónica. El que incluya a sus acompañantes Silvano y Timoteo no es tan común, y quizás se deba al deseo de Pablo de tener dos testigos de esta carta, ya que era común para la legalidad de los juicios el tener dos testigos. Pablo se muestra muy agradecido por su gran respuesta a la predicación del evangelio. Pablo los encomienda por tres cosas: el obrar de su fe, el trabajo difícil de su caridad, y la tenacidad de su esperanza. Estas tres cosas que realizan los tesalonicenses son posibles al vivir en gracia por Dios, que nos da el aliento para las buenas obras. Por eso nosotros debemos vivir siempre en Dios, ya que sin su gracia no es posible vivir una vida virtuosa.

     En el evangelio de este domingo vemos como los enemigos de Jesús buscan tenderle una trampa con una pregunta que parece imposible de contestar, sin ser implicado en un problema. El asunto de los impuestos era algo muy discutido e incluso había llegado a ocasionar la revuelta de Judas el Galileo. El pagar los impuestos era visto por algunos como traición a la Alianza. Si Jesús decía que si, entonces se le acusaría de colaborar con los romanos; si decía que no, entonces se le podría de acusar (como finalmente se le acuso falsamente) de ser un revolucionario. Irónicamente le preguntan si esta bien pagar el impuesto, y cuando Jesús pregunta por la moneda del impuesto, alguien rápidamente le enseña una, lo que implica la aceptación por la gente. La respuesta de Jesús nos enseña que hay una recta relación entre Iglesia y estado, ya que ambos, de diferentes maneras, trabajan para el bienestar de la sociedad. En esta semana, oremos por el bienestar y la conversión de todos los gobernantes y trabajadores civiles, para que su trabajo sea para el bien común y no sea un estorbo en seguir nuestra vocación cristiana.



    Lecturas de este Domingo: https://bible.usccb.org/es/bible/lecturas/101820.cfm





    Inscríbete a nuestro nuevo curso de Estudio Bíblico aquí: a href="http://formacionbiblicacatolica.

    • 15 min
    El Banquete de Bodas – 28o. Domingo Ordinario

    El Banquete de Bodas – 28o. Domingo Ordinario

    Banquete de Bodas

    La lectura del evangelio de este domingo nos habla del amor de Dios que desea que todos nos salvemos. Como el rey que manda a sus sirvientes a invitar a todos al banquete de bodas, así Dios manda a sus profetas, a sus maestros, a sus catequistas, a invitarnos a la celebración que es el banquete Eucarístico.

    Al igual que en el evangelio, en la primera lectura el profeta Isaías nos muestra una visión del banquete mesiánico, donde todos los pueblos están unidos en el monte Sion, que es imagen de Israel, de la Iglesia y también representa el cielo. El velo que es consumido por el Señor es la ceguera espiritual que tapa los ojos, que vela el corazón de Israel, que no reconoce a su Señor.  Con su muerte en la cruz Jesús destruye igualmente el velo del Templo, simbolizando el fin de sus sacrificios.  Al final de la lectura Isaías describe la victoria sobre Moab.  Los moabitas eran enemigos eternos de Israel.  Su origen es trazado en Génesis al hijo que tuviera Lot en una relación incestuosa con su hija mayor.  Se les menciona muchas veces en el Antiguo Testamento, y aquí su derrota en el día final realza lo feliz que será ese día. 

     

    En la segunda lectura, el apóstol Pablo nos da el ejemplo de su actitud que ya sea en abundancia o en carencia, está siempre contento.  Cuantas veces nos lamentamos de lo pobre que somos, y miramos con envidia a aquel que consideramos tiene más que nosotros? Podemos y debemos de estar contentos en nuestro estado si tenemos a Cristo de nuestro lado, que nos da todo.  Como dice Pablo, todo lo puedo hacer pues Cristo es quien me sostiene.  Esto significa que nuestra actitud de ecuanimidad ante la carencia o la abundancia no es la misma actitud del estoico imperturbable, sino que tiene como fuente la gracia que Jesucristo nos da.  Como San Pablo nos dice al principio de la Carta a los Filipenses, se nos ha dado la gracia, no sólo de creer en él, sino de padecer por él.  Hay que recordar que para alcanzar la gloria tenemos que pasar por la cruz, esta cruz que nos ayuda a ver el significado del dolor.

    La lectura del evangelio de este domingo nos habla del amor de Dios que desea que todos nos salvemos.  Como el rey que manda a sus sirvientes a invitar a todos al banquete, así Dios manda a sus profetas, a sus maestros, a sus catequistas, a invitarnos a la celebración que es el banquete Eucarístico.  De acuerdo a San Gregorio magno, el banquete celebra la unión entre Cristo y su Iglesia.  El traje de bodas es la caridad, sin la cual no se puede entrar al banquete.

    Los primeros invitados representan al Pueblo de Israel, que reciben la invitación por parte de profetas enviados por Dios.  Como la gente de la parábola hizo con los siervos del rey, los Israelitas persiguieron y les hicieron violencia a los profetas.  El resultado de este rechazo, como en la parábola es la destrucción de la ciudad con todo y su templo.  Y bien la Iglesia hace la invitación hoy en día para todo el mundo, como en la parábola el rey manda a los siervos a invitar a todo cuanto se encuentren.  Igualmente hoy nosotros podemos rechazar su invitación.  O podemos aceptarla y desaprovecharla al no revestirnos del traje de la caridad.  Hermanos y hermanas, esta semana nuestro Dios nos hace la invitación a este banquete que celebramos en la Eucaristía, prenda anticipada del banquete celestial. Revistémonos de la caridad, del amor, de la paciencia con nuestros hermanos, para que así nos encontremos listos para entrar al banquete celestial. 

    Invitación de la Iglesia

    Y bien la Iglesia hace la invitación hoy en día para todo el mundo, como en la parábola el rey manda a los siervos a invitar a todo cuanto se encuentren. Igualmente hoy nosotros podemos rechazar su invitación. O podemos aceptarla y desaprovecharla al no revestirnos del traje de la caridad. H

    • 12 min

Customer Reviews

4.8 out of 5
14 Ratings

14 Ratings

Eli0798 ,

La Palabra Contemplada

Buena preparación antes de ir a misa cada domingo.

ICSanchez45 ,

Excelente

Muy buenas reflexiones para crecer en tu fe!

Jcm987 ,

Del Productor

Una gracia el poder compartir con ustedes una breve reflexion de las lecturas de cada domingo. Espero sean una fuente de gracia y crecimiento para ti que buscar encontrarte con Jesús en la Eucaristía.
JC Moreno

Top Podcasts In Religion & Spirituality

Listeners Also Subscribed To