6 min

Pablo González, un periodista víctima de la sospecha y las circunstancias Euskadin Gaur

    • News

Para Amaia Goikoetxea desde el principio el caso pintaba mal. La falta de empatía para con la familia, el oscurantismo y el lanzamiento de graves acusaciones sin ofrecer ninguna prueba invitaban a la preocupación. Además, el Gobierno español no solo no hizo nada, sino que parecía que daba cierta credibilidad a las insinuaciones de Polonia, un  país que no ofrece garantías de  respeto a los derechos humanos y libertades democráticas. Por todo ello, desde el Colegio Vasco de Periodistas se hicieron diferentes gestiones. Se pusieron en contacto con la familia para transmitirle ánimo y solidaridad. Se habló con los directores y responsables de los diferentes medios de comunicación con los que ha colaborado Pablo González y constataron que es un periodista serio y riguroso que investiga e informa sobre lo que sucede en el terreno. Profundo conocedor del idioma, la cultura y la realidad de la Europa del Este, es ahora víctima "de un fuego cruzado" y de las circunstancias de confrontación y guerra.
Prórroga de la prisión incomunicada
Las autoridades del régimen polaco acaban de prorrogar tres meses más la prisión preventiva que sufre desde el 28 de Febrero. Le acusan de espionaje y "actividades de inteligencia extranjera". El hecho de ser vasco, y también ruso, parece que ha jugado en su contra. Sigue incomunicado y hasta ahora no le han permitido tener contacto con su abogado. Todo esto es denunciado como una anomalía y una grave lesión a los derechos democráticos, algo que no se debiera permitir de ninguna manera en Europa, según nos indica la presidenta de los Periodistas Vascos.

Para Amaia Goikoetxea desde el principio el caso pintaba mal. La falta de empatía para con la familia, el oscurantismo y el lanzamiento de graves acusaciones sin ofrecer ninguna prueba invitaban a la preocupación. Además, el Gobierno español no solo no hizo nada, sino que parecía que daba cierta credibilidad a las insinuaciones de Polonia, un  país que no ofrece garantías de  respeto a los derechos humanos y libertades democráticas. Por todo ello, desde el Colegio Vasco de Periodistas se hicieron diferentes gestiones. Se pusieron en contacto con la familia para transmitirle ánimo y solidaridad. Se habló con los directores y responsables de los diferentes medios de comunicación con los que ha colaborado Pablo González y constataron que es un periodista serio y riguroso que investiga e informa sobre lo que sucede en el terreno. Profundo conocedor del idioma, la cultura y la realidad de la Europa del Este, es ahora víctima "de un fuego cruzado" y de las circunstancias de confrontación y guerra.
Prórroga de la prisión incomunicada
Las autoridades del régimen polaco acaban de prorrogar tres meses más la prisión preventiva que sufre desde el 28 de Febrero. Le acusan de espionaje y "actividades de inteligencia extranjera". El hecho de ser vasco, y también ruso, parece que ha jugado en su contra. Sigue incomunicado y hasta ahora no le han permitido tener contacto con su abogado. Todo esto es denunciado como una anomalía y una grave lesión a los derechos democráticos, algo que no se debiera permitir de ninguna manera en Europa, según nos indica la presidenta de los Periodistas Vascos.

6 min

Top Podcasts In News

Rachel Maddow, MSNBC
The New York Times
NPR
MSW Media
The Daily Wire
True Crime Today