25 episodes

En el siglo XVII los Habsburgo ya poseían un palacio de recreo en este mismo lugar, que fue destruido en el año 1683, durante el segundo sitio de Viena por los turcos. Tras la victoria sobre los otomanos, el emperador Leopoldo I encargó al arquitecto barroco austriaco Fischer von Erlach la edificación de un pabellón de caza, que sería utilizado para las cacerías veraniegas de la corte. Medio siglo después María Teresa encargó al arquitecto de cámara Nicolaus Pacassi la transformación de Schönbrunn en residencia oficial de verano en estilo rococó. Aquí pasaba los meses de verano con su séquito que estaba compuesto al menos por 1500 personas. La familia imperial contribuyó también personalmente en la decoración de los espacios, por los que la historia del palacio continúa viva hasta hoy, presentando así el interiorismo y la vida cotidiana de los Habsburgo. Los sucesores de María Teresa también dejaron sus huellas, sobre todo su tataranieto, el emperador Francisco José, quién nació y falleció en 1916 en este palacio, tras 68 años de reinado. Si ha llegado a la primera planta, diríjase a la derecha, a la sala llamada sala del Parquet en espiga. Si mira por la ventana hacia su izquierda, puede ver el gran patio imperial, que pertenece al museo infantil. En este espacio, los visitantes pueden experimentar mucho sobre la vida cotidiana de la corte imperial y probar algunas cosas. A la derecha a través de la puerta abierta puede echar un vistazo en la sala del Ayudante de campo. La función principal del ayudante de campo consistía en hacer llegar de forma inmediata al emperador las informaciones militares. En este contexto se explica supuestamente también su alojamiento cerca del monarca.

Schloß Schönbrunn - Las salas de la planta nobl‪e‬ Schloß Schönbrunn Kultur- und Betriebsges.m.b.H.

    • Society & Culture

En el siglo XVII los Habsburgo ya poseían un palacio de recreo en este mismo lugar, que fue destruido en el año 1683, durante el segundo sitio de Viena por los turcos. Tras la victoria sobre los otomanos, el emperador Leopoldo I encargó al arquitecto barroco austriaco Fischer von Erlach la edificación de un pabellón de caza, que sería utilizado para las cacerías veraniegas de la corte. Medio siglo después María Teresa encargó al arquitecto de cámara Nicolaus Pacassi la transformación de Schönbrunn en residencia oficial de verano en estilo rococó. Aquí pasaba los meses de verano con su séquito que estaba compuesto al menos por 1500 personas. La familia imperial contribuyó también personalmente en la decoración de los espacios, por los que la historia del palacio continúa viva hasta hoy, presentando así el interiorismo y la vida cotidiana de los Habsburgo. Los sucesores de María Teresa también dejaron sus huellas, sobre todo su tataranieto, el emperador Francisco José, quién nació y falleció en 1916 en este palacio, tras 68 años de reinado. Si ha llegado a la primera planta, diríjase a la derecha, a la sala llamada sala del Parquet en espiga. Si mira por la ventana hacia su izquierda, puede ver el gran patio imperial, que pertenece al museo infantil. En este espacio, los visitantes pueden experimentar mucho sobre la vida cotidiana de la corte imperial y probar algunas cosas. A la derecha a través de la puerta abierta puede echar un vistazo en la sala del Ayudante de campo. La función principal del ayudante de campo consistía en hacer llegar de forma inmediata al emperador las informaciones militares. En este contexto se explica supuestamente también su alojamiento cerca del monarca.

    01 - Sala de la Guardia

    01 - Sala de la Guardia

    En esta sala se apostaba la guardia del emperador Francisco José, que vigilaba el acceso a los aposentos del emperador. El palacio se calentaba con chimeneas de cerámica, a su derecha en esta sala, puede apreciar una. Para no molestar a la familia imperial y evitar ensuciar, el palacio se calentaba por un pasillo que discurría por detrás de las habitaciones. Originalmente las estufas se calentaban con madera. A partir del siglo XIX se instaló una calefacción por aire caliente, que ya no funciona desde 1992.

    • 1 min
    02 - Sala de Billar

    02 - Sala de Billar

    Francisco José concedía audiencias dos veces por semana y esta sala hacia las funciones de sala de espera para audiencias. La mesa de billar, que pertenecía ya al abuelo de Francisco José, el emperador Francisco II/I, sirvió de entretenimiento a los componentes del cuerpo militar. En las paredes se distinguen tres grandes pinturas, la del centro representa la primera concesión de la Orden de María Teresa en el año 1758. Esta orden fundada por María Teresa era la primera orden de mérito de la monarquía y una de las más altas condecoraciones de la casa imperial. Las pinturas izquierda y derecha conmemoran la celebración del centenario de la fundación de la orden. Francisco José celebró, en esta ocasión, un suntuoso banquete en la gran galería y una recepción en el parque de palacio.

    • 54 sec
    03 - Sala de Nogal

    03 - Sala de Nogal

    El magnífico revestimiento de madera de nogal da nombre a esta sala. Los frisos dorados y las repisas que la adornan, pertenecen todavía a la decoración original rococó de tiempos de María Teresa. La araña de cristal procede del siglo XIX. Francisco José se sirvió de esta sala para recibir en audiencia. Presentarse en audiencia ante el emperador podía tener como finalidad mostrar agradecimiento por una condecoración, formular una petición, o realizar una presentación al conseguir un puesto oficial. Francisco José llegó a recibir en una mañana hasta cien personas. Era famoso por su prodigiosa memoria para las personas – nunca olvidaba un nombre o una cara, que había visto una vez. Las audiencias, que el emperador finalizaba con una leve señal afirmativa con la cabeza, duraban normalmente algunos minutos.

    • 55 sec
    04 - Gabinete de Francisco José

    04 - Gabinete de Francisco José

    Francisco José accedió al trono imperial austriaco a la edad de 18 años. Cubría diariamente un enorme espectro de trabajo – su jornada laboral comenzaba antes de las cinco de la mañana. El emperador pasaba el día en el escritorio, que puede apreciar a su derecha; aquí estudiaba actas, y en él le servían el desayuno y la comida. De esta forma transcurría la vida del primer funcionario de su estado principalmente en su escritorio. En sus aposentos privados, el emperador renunció a una aparatosa decoración. Se conformaba con pinturas privadas, fotografías de su familia y con regalos de sus hijos y nietos. Uno de los dos grandes retratos de este gabinete nos muestra a Francisco José a la edad de 33 años, el otro presenta a su esposa, la emperatriz Isabel, quién se convirtió en un mito con el sobrenombre de Sisi.

    • 57 sec
    05 - Dormitorio de Francisco José

    05 - Dormitorio de Francisco José

    La vida cotidiana del emperador transcurría según un riguroso horario, comenzaba ya a las cuatro de la madrugada en su dormitorio. Después de levantarse, procedía a su aseo matinal con agua fría, antes de posarse en el reclinatorio, para realizar su oración matinal como estricto católico que era. A la izquierda, al lado de la cama puede observar el reclinatorio utilizado. La cama de hierro da testimonio del espartano estilo de vida del emperador austriaco. En esta cama falleció Francisco José a los ochenta y seis años de edad en 1916, tras sesenta y ocho años en el trono, en medio de las turbulencias de la Primera Guerra Mundial. La pintura del caballete muestra al emperador en su lecho de muerte. Francisco José, a lo largo de su extensa vida, recibió muchos golpes del destino: su primera hija Sofía murió a los dos años de edad, su hermano Maximiliano, emperador de Méjico, fue ejecutado por los revolucionarios; luego tuvo lugar el trágico suicidio de su único hijo Rodolfo y la emperatriz Isabel, su esposa, fue asesinada por un anarquista italiano. A la salida de esta habitación, a la izquierda, se encuentra el aseo imperial. Fue acondicionado en 1899 por Francisco José al “estilo inglés”. Las tres pequeñas salas que se encuentran a continuación, pertenecían a los aposentos de la emperatriz Isabel. En el gabinete de escaleras, que le servía de despacho, la emperatriz Isabel redactaba sus numerosas cartas, sus diarios y sus poemas. De aquí partía una escalera de caracol, que fue retirada al caer la monarquía, y que conducía a sus aposentos privados en la planta baja. l tocador estaba consagrado a los cuidados de belleza de la emperatriz. Isabel era considerada como una de las mujeres más bellas de su tiempo y ella era consciente de esto. Los cuidados de belleza y el deporte para mantener su esbelta figura presidían la rutina diaria de la emperatriz – dedicaba también varias horas al día al cuidado de su espléndida caballera, que le caía hasta las rodillas. Atraviese por favor esta habitación y alcanzará la sala 9, se encontrará entonces en el dormitorio común de Francisco José e Isabel.

    • 2 min
    09 - Dormitorio común

    09 - Dormitorio común

    En el año 1854 Francisco José contrajo matrimonio con su prima Isabel, que entonces contaba con dieciséis años. Esta habitación se convirtió con motivo de su boda en dormitorio común. Francisco José idolatró a la mujer de su vida – si el cariño fue correspondido en la misma medida, queda en duda. Isabel se distanció desde un principio de la estricta vida de la corte y se convirtió, con el paso de los años, en una mujer independiente. Llevó una vida propia, marcada por extensos viajes y en escasas ocasiones permanecía en Viena. En septiembre de 1898 Isabel fue apuñalada en Ginebra por el anarquista italiano Luigi Lucheni con una lima. Tenía 61 años.

    • 1 min

Top Podcasts In Society & Culture

More by Schloß Schönbrunn Kultur- und Betriebsges.m.b.H.