10 episodios

Escúchame en Desde el Búnker y descubre la verdad.

Sígueme en Twitter: @arcan_hell

Desde El Búnker Arcan_hell

    • Cultura y sociedad

Escúchame en Desde el Búnker y descubre la verdad.

Sígueme en Twitter: @arcan_hell

    Desde El Búnker Capítulo 9 - No es una despedida

    Desde El Búnker Capítulo 9 - No es una despedida

    Están persiguiéndome, así que voy por buen camino. Si no volvéis a oírme seguid buscando la verdad de La Zona.

    Escúchame en Desde el Búnker y descubre la verdad.

    Sígueme en Twitter: @arcan_hell


    ARCANHELL
    Llamadme Arcanhell.
    Ya no emito desde el Búnker.
    Tengo sólo unos minutos. Pocos.
    Menos de los que acostumbro.
    El búnker ha dejado de ser seguro.

    Sé que me habéis seguido. Que me habéis descubierto. Pero no tengo miedo.

    Tengo que seguir buscando. El chico de la moto … está muerto. Sí. Supongo. Hubo un disparo. Lo oísteis. Pero… Y no tengo más grabaciones. No me han llegado. Intuyo, no, lo sé, lo sé, sé quién me las ha enviado. Pero esa persona… se ha ido. También. Yo también tengo que irme. Hay imágenes, hay personas, hay sitios que..

    • 55 segundos
    Desde El Búnker Capítulo 8 - De héroes y tumbas

    Desde El Búnker Capítulo 8 - De héroes y tumbas

    Hay una historia que no se contará nunca de negocios y poder. Yo sé la verdad, pero no soy el único.

    Escúchame en Desde el Búnker y descubre la verdad.

    Sígueme en Twitter: @arcan_hell


    ARCANHELL
    Llamadme Arcanhell.

    Arcanhell.
    Emitiendo desde El búnker.

    Perdonadme, hoy no estoy muy bien, hoy… Había imaginado algo diferente, pero… Ni siquiera puedo…

    En un mundo perfecto.... no me estaríais escuchando, porque yo no tendría nada que decir, porque no existiría esta interferencia que me obliga y que a vosotros os quiere llamar la atención.


    En ese lugar ideal, irreal no habría bunkers ni emisiones fantasmas, ni discursos secretos con las voces camufladas, ni grabaciones enterradas con súplicas sin respuesta.

    Arcanhell no existiría en un mundo perfecto.

    En ese sitio imposible la verdad no existiría
    porque tampoco existiría la mentira.

    Ni los héroes. Porque no necesitaríamos hazañas extraordinarias.

    En ese universo paralelo tampoco harían falta periodistas porque tampoco existirían los secretos.

    Hay una historia que no se podrá contar nunca.

    Una historia de negocios.
    Una historia de poder.

    De una central nuclear enfurecida.
    De un montón de muertos sin nombre, sin cuerpo, sin lápida.
    De una zona atrincherada repleta de veneno silencioso.
    De un batallón de liquidadores encargados de dejarlo limpio a cambio de dejar su vida en prenda.
    De una fuga, otra más, en la central herida.

    De los cobardes que han aceptado todo eso, obedientes.
    De los cínicos que se han aprovechado.
    De los poderosos que los han protegido.
    Del jefe que tiene en su mano a todos.
    Del mal necesario.

    Y no os la van a contar porque todo se compra.

    Alguién llama a los jefes policiales, a los jueces, a los grandes empresarios.
    Alguién llama a quién puede borrar los textos, cegar las imágenes, acallar las palabras.

    Y el silencio se hace.
    Nada se cuenta.
    Nada se sabe.

    ¿Qué más puedo hacer? Lo siento, hoy no me encuentro muy bien. Tengo una grabación más, la… una más. Y no, no me gusta… Es, es… también es el silencio.

    CHICO DESCONOCIDO
    Me duele todo. Seguro que es por lo de la Central. Tanto reirnos y al final tienen razón los jipis de los c*****s con lo de la radiación. ¿Y si pasa como con los rusos esos que de repente tenían cáncer y bultos por todos lados? Les sacaron echando leches de allí. Ciudades enteras. Pero aquí en Nogales, ¡en Nogales! Si hubieras visto aquello...

    ARCANHELL
    Hemos visto... hemos.

    Parece que sólo quedan los discursos.
    Ferreras y sus palabras huecas.

    Ni una palabra de los negocios de su amigo Fausto Armendáriz, ni las más ligera insinuación a las manos mágicas del juez Miralles. Ni la más leve referencia a las mujeres de El Balneario, ni a las piezas humanas cazadas por Lucio Braña, ni a las tropas secretas, milicianos venidos de lejos, para abrir gargantas y cerrar las bocas.

    Ni una imagen sin intención.
    Los cajones llenos de verdades y las portadas saturadas de humo. ¿Dónde se guardan esos vídeos? Inspector Uría, ¿usted lo sabe? Tiene que ser duro darse cuenta de lo fácil que es filtrar sus devaneos con las drogas y lo difícil que es encontrar las imágenes en las que lucha contra el monstruo de la Central. O ¿es eso también una leyenda?

    CHICO DESCONOCIDO
    ¡Las cámaras! Había cámaras. Tienes que arreglarlo. Tienes que decírselo. Seguro que las miran j***r, como la caja negra de los aviones. Y claro… Voy preso, tío, lo sabes. Ya que más da… Voy a pedir ayuda. ¿Me oyes? Antes de que se me muera el trasto éste.

    ARCANHELL
    Había cámaras. Unas cámaras que aterran a un pequeño indeseable que se esconde en un agujero del bosque…
    Unas...

    • 6 min
    Desde El Búnker Capítulo 7 - Carne de cañón

    Desde El Búnker Capítulo 7 - Carne de cañón

    Escúchame en Desde el Búnker y descubre la verdad.

    Sígueme en Twitter: @arcan_hell

    ARCANHELL
    Arcanhell.
    Emitiendo desde El búnker.

    He visto vuestras miradas buscándome en cada rostro. He oído mi nombre. Algunos entre risas habláis de mi locura. Os preguntáis quién es el chico de la moto, habláis de una burda invención. Que he visto demasiadas películas.

    Os propongo un ejercicio sencillo, sólo requiere un poco de imaginación. Recordar el 27 de abril de 2014, el día del accidente en la Central.

    Llegáis a casa después de un día duro de trabajo. Preparáis una cena, sin tener que mirar las malditas fechas de envasado de cada producto ni pasarlo por litros y litros de agua. Os sentáis plácidamente en el sofá, con los pies en alto, para ver el nuevo capítulo de la serie que os tiene enganchados.

    Todo es perfecto.

    Y de repente un apagón. Os acercáis al cuadro de luces para subir los plomos y en el camino os dáis cuenta de que la calle está oscura, también el edificio que se ve desde la ventana.

    Utilizáis la linterna del teléfono móvil para remover mil cajones hasta encontrar las malditas velas. Encendéis un par con la seguridad de que se solucionará pronto. Vais a por el ordenador. Un corte de luz no conseguirá que os quedéis sin terminar la temporada. Volver al día siguiente al trabajo sin saber si el Inspector ha conseguido destaparlo todo, sin conocer el origen del mal, es sin duda una lenta agonía hacia el spoiler.

    Imaginad lo cotidiano. Sin más.

    Antes de dormir, un vistazo a las redes sociales y como trending topic: #Nogales. De la sopresa, al desconcierto, de la confusión a la alarma.

    Cada noche, desde hace tres años, ese momento se reaviva como fuego en mi cabeza.

    Ahora, después de una larga jornada de trabajo asumo la falsa calma de las nuevas noches de esta tierra. Preparo mi cena radiactiva mirando fechas de envasado, descontaminando cada ingrediente. Después me siento en el sofá, con los pies bien plantados en el suelo, y...

    ...apago la luz.

    Pensar que estoy dentro de una ficción es lo único que me salva.

    Ojalá fuera así.

    Fantaseo con viajar en el tiempo a aquella noche. Presenciar el fallo que despertó a ese Monstruo que mantienen sedado.
    Escucho las grabaciones del chico de la moto para encontrar algo, ni siquiera sé el qué. Algo…

    CHICO DESCONOCIDO
    Tiré para la comarcal atravesando el bosque. Si lo he hecho mil veces. Me alejé de la gente. Caminé unos veinte minutos, no más. Media hora. Donde el hayedo más viejo. Al otro lado del arroyo, j***r, donde nos bañábamos, tío. Me parece. ¿Por qué no vienes?

    ARCANHELL
    Y empiezo a creer que es a mí a quién habla. Pero no puedo descolgar, no puedo, no puedo. Y reconstruyo sus pasos, pero no hay nadie. Nunca…

    En las nuevas noches de este valle, el canto de los grillos se funde con el chisporroteo de los contadores geiger. Los vegetación salvaje se reivindica. La ruina conquista los espacios desvalijados a golpe de contrabando. Los liquidadores cargan con el agotamiento y la certeza de ser carne de cañón, víctimas de controles chapuceros, cómplices de trampas legítimas en la ciudad sin ley.

    Carne de cañón, víctimas, trampas.
    Como este. Como el chico de la moto.

    CHICO DESCONOCIDO
    Estoy acojonado. Que a lo mejor el jefe piensa que me he largado. O peor, que pensáis que me he quedado allí y hasta que se ponga orden no empezáis a buscarme. Y me pudro aquí j***r. J***r, joder…

    ARCANHELL
    ¿Quién protagoniza esta ausencia? ¿Quién eres? ¿Por qué no cogiste el teléfono?

    CHICO DESCONOCIDO
    Yo soy el primero que no quiere llamar a la poli, ni a nadie. Que yo cumplo, ya lo sabes. Soy legal pero… joder… tío, es que estoy de m****a hasta el cuello…
    Me estoy quedando sin...

    • 7 min
    Desde El Búnker Capítulo 6 - Las cloacas

    Desde El Búnker Capítulo 6 - Las cloacas

    Nogales, paraíso nuclear. Ya llevamos tres años de mentiras. ¿Preparados para el día de la verdad?

    Escúchame en Desde el Búnker y descubre la verdad.

    Sígueme en Twitter: @arcan_hell

    ARCANHELL
    Llamadme Arcanhell.

    Arcanhell.
    Emitiendo desde El búnker.

    Esta mañana he visto a una pareja de veinteañeros hacerse un selfie. De fondo, una pared llena de pintadas entre las que se podía leer la ya habitual consigna de «Gitanos radiactivos». Me han saludado cotidianos, livianos, sin más, como se saludaba antes por aquí. He seguido mi camino pensando en ellos, tanto, que he terminado dándome la vuelta.
    ¿Puedo ayudaros? ¿Estáis de paso? ¿Sabéis que estáis en la boca del lobo? De manadas de lobos infectados...

    Y sí, sí lo sabían. Por eso estaban aquí: un trepidante fin de semana de excursión a la zona. Piensan que dentro de poco esto se pondrá de moda. Ya hay contrabandistas que comienzan a ofrecer sus servicios como guías dentro de los límites de exclusión. Nogales digna heredera de Chernóbil, lo es también de su turismo radiactivo.

    Nogales, paraíso nuclear.

    ¿Qué le está pasando a nuestro mundo?

    Águeda, la dueña del restaurante del cruce de la comarcal, dice que cada día crecen los interesados. Este año, con la noticia de los retornados a sus pueblos, son más lo que consideran que están fuera de peligro pasando una jornada en el valle. «Es difícil encontrar lugares donde la naturaleza salvaje ocupe el lugar que le arrebataron», dicen. «Es mágico adentrarse en lugares donde el tiempo se ha detenido», dicen. «Es un privilegio respirar esta calma», dicen. «¿Cuánta radiación puedo acumular? ¿La misma que un vuelo transoceánico? ¿Los niveles de una radiografía?», dicen. Águeda, famosa por su ironía, todos la conocéis, les habla de su cocina fusión nuclear y de la cantidad de platos contaminados de la carta. Ríen, intercambian chistes, después ella les escupe en el café, dice.

    Águeda cree que deberíamos aprovecharnos del estigma. Si estamos condenados, al menos que nos salga a cuenta.

    Puede que tenga razón…

    ¿Y si sacamos partido de los crímenes y las desapariciones para hacer la experiencia más completa?

    Que los aventureros de Nogales puedan revivir una historia real. Reconstruirla paso paso. Desde la tragedia de la Central hasta el bosque, paso a paso...

    ALVARITO
    Me están siguiendo. J***r, j***r, joder…

    ARCANHELL
    ¿Qué opina Inspector Uría?

    Total, si algo sabemos bien los que nos quedamos es que el beneficio sin escrúpulos brota como la mala hierba.

    Tiene que ser muy complicado nadar entre dos aguas. Perseguir a los malos sin salpicar a su hija. Deje de hacerlo. Esther es mayorcita y sabe muy bien donde está metida.

    Usted quiere hacer su trabajo.
    Usted aún cree en el bien y el mal.
    Usted reconoce el mal en las fotografías de familias bien avenidas, lo reconoce en los eventos distinguidos y las cenas benéficas. Y no es el único, pero sí el que tiene la capacidad de dinamitar los cimientos de este gran teatro del submundo y de la cloaca.

    Sé lo que ha sucedido en la Asociación de Víctimas. Deje los numeritos para el circo. ¿No se da cuenta de que está en el punto de mira? Los héroes deberían estar con las víctimas, no presentarse como gallos de pelea exigiendo respeto. ¿Cree que es más valioso su dolor que el de Fabiana Garmendia? ¿Cree que ella no tiene el mismo derecho a buscar la verdad?

    La verdad, Inspector Uría, la verdad.
    Inspector, sé que está despertando, pero déjese ayudar. Confíe en quienes están de su parte.

    Y escuche.

    CHICO DESCONOCIDO
    Ahí en la fuente había un chorrito se hacía grandote, se hacía chiquito…

    ARCANHELL
    Porque todos estamos en un agujero, embarrados, calados hasta los huesos, cercados por una lluvia...

    • 7 min
    Desde El Búnker Capítulo 5 - Inventemos el trueno

    Desde El Búnker Capítulo 5 - Inventemos el trueno

    Dos muertos en el camping abandonado. ¿Cuánta m****a vamos a tragar antes de derribar las puertas?

    Escúchame en Desde el Búnker y descubre la verdad.

    Sígueme en Twitter: @arcan_hell


    ARCANHELL
    Llamadme Arcanhell.
    Arcanhell.
    Emitiendo desde El búnker.

    He regresado nada más enterarme y... He corrido con todas mis fuerzas bajo esta lluvia radiactiva que no para. Manchándome de barro tóxico hasta las rodillas.

    Ya he limpiado las nuevas grabaciones, ahora… ahora las… ahora las pongo pero...

    Tengo la seguridad de que lo que ha sucedido hoy ha desatado la tormenta. Si circuláis por la carretera vieja oiréis cantos de sirena y un gran faro que indica el lugar de un nuevo crimen. Vengo de allí.

    Otra vez la noche, otra vez la muerte.
    Dos nuevos cadáveres en el camping abandonado.
    ¿Qué está pasando?
    ¿Qué nos está pasando?
    ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

    «Nuestro camping, de primera categoría, ofrece los mejores servicios y las más modernas instalaciones. Bungalows, piscina exterior, zona de spa y gimnasio, restaurante… un destino ideal donde niños y adultos podrán relajarse y disfrutar de momentos inolvidables mientras esperan una muerte violenta y segura.»

    Eso es lo que somos.
    La zona maldita.
    La zona muerta.

    Bajo la primera manta Manuel Montero, antiguo granjero reconvertido a liquidador, como tantos otros. Ha muerto defendiendo su caravana. Una pequeña casa caótica y desbaratada. Su hogar desde los desalojos. Le dispararon con una escopeta de caza. A bocajarro. Todos apuntan a que fue el otro hombre. Alguien a quien conocemos muy bien...

    Cuando dije que ya no tenía miedo de contar la verdad os mentí. Cuando me atreví a hablaros de Barrero y sus negocios, me temblaban las piernas, me sudaban las manos… Había deseado para él un final entre rejas, un castigo, pero jamás pensé que caería tan pronto. Jamás pensé que caería de esta manera. Dicen que Barrero acabó con la vida de Manuel Montoro, que fue él quien apretó el gatillo.

    Menuda noche Inspector Uría, usted que rechazó aquel traslado para quedarse en un lugar apacible, ¿qué mejor lugar que esta zona asturiana para un proyecto de vida?

    No se culpe, fuimos muchos los que pensamos lo mismo.

    Inspector, usted y yo no estamos tan alejados. Es cierto que yo nunca seré un héroe, pero estoy del lado de la verdad, y por mucho que se empeñe en hacernos creer lo contrario, usted también quiere saber qué sucedió el día del Accidente.

    Su mujer, Marta se llamaba…, ha vuelto a la ciudad. Confieso que me gusta reencontrarme con rostros conocidos. Espero que ella le haga entrar en razón y le convenza para unirse a la demanda. El héroe de Nogales contra el poder, exigiendo el perdón que nos deben por los informes falsos y las ruinas. Por los sacrificios y el estigma. ¿Lo viviremos en algún momento? ¿O está esperando a que en el valle sólo queden lobos?

    ¿Quién está detrás de la muerte de Aurelio Barrero?

    ¿Lo sabe usted Inspector Uría?

    Pero algo se ha roto esta noche, el cielo nos avisa.

    ¿Y si no nos escondemos como siempre?
    ¿Y si nos hacemos dueños de la tormenta?

    ¿Cuánta m****a somos capaces de tragar antes de derribar las puertas? Algún día estudiarán nuestro conformismo como uno de los muchos efectos de la radiación. Nuestra resignación y mansedumbre al lado de la pérdida de cabello y los tumores. Puede que bauticen a la sumisión como el “Síndrome de Nogales”.

    Quedaos con este nombre, grabadlo a fuego en vuestra memoria: Fausto Armendariz. Sí, el jefe supremo, el patrón, el propietario de vuestras vidas. De noche organiza una gran cena benéfica por los niños afectados, llega el día y os explota a cambio de una miseria. Lo sé, no os descubro nada nuevo. Algunos incluso estáis agradecidos. Sólo...

    • 6 min
    Desde El Búnker Capítulo 4 - Amanecer

    Desde El Búnker Capítulo 4 - Amanecer

    Muchos trabajadores de descontaminación han abandonado sus puestos pero nadie dice nada. ¿Qué ocultan?

    Escúchame en Desde el Búnker y descubre la verdad.

    Sígueme en Twitter: @arcan_hell

    ARCANHELL
    Llamadme Arcanhell.
    Arcanhell.
    Emitiendo desde El búnker.

    Cuando encontré este lugar supe que iba a ser mi refugio. Un búnker donde sentirme seguro, donde reunir fuerzas y argumentos.

    Las grabaciones que alguien deja en mi puerta son el reflejo perfecto. A veces su voz es tan mía. Tocar fondo, caer, no encontrarse, estar en un agujero a merced de las fieras…

    CHICO DESCONOCIDO
    Tío, que ya no sé si te llega esto… Yo que sé… Que voy a esperar a que amanezca porque no tengo ni idea de dónde estoy. Ni siquiera sé qué está pasando ahí fuera. Pero, bueno, que estoy bien… estoy… bien.

    ARCANHELL
    Él estuvo allí. En la Central. Vivió la otra cara de la historia oficial que arrasó con todo. Fue un testigo… inesperado.

    CHICO DESCONOCIDO
    Pero, bueno, que estoy bien… estoy… bien.

    ARCANHELL
    Yo también lo repito, estoy bien, estoy bien, estoy bien, estoy bien, estoy bien, estoy bien. Lo hago para conciliar el sueño…

    Esperar el amanecer es la única posibilidad. Como si esa luz pudiera traernos algo nuevo, o al menos un respiro, aire limpio. Quizá ráfagas de amnesia, justas, las necesarias para el descanso…

    No me hagáis caso, «olvidar» es el último de mis deseos, sólo es que… me puede el cansancio.

    Esa misma debilidad la veo cada mañana en vosotros. Tan frágiles, tan abstraídos.
    ¿Serán los efectos de la radiación que ya se atreven a dar la cara?
    El insomnio, las ojeras, la palidez.
    Los movimientos torpes, la desorientación.
    Después los vómitos, la diarrea… ¿la sangre?
    ¿O nos hemos convertido en visiones y todo esto es una pesadilla? Puede que una fábula. Un cuento en el que yo soy un loco en busca de la verdad imposible... quizá sea eso…

    Demasiada imaginación.

    Desde la infancia, mis hermanos, tan interesados en verme temblar de miedo con las historias de los trasgos y brujas que habitan esta tierra, me llenaron la cabeza de relatos. La mayor parte de las noches me costaba diferenciar la realidad de mi habitación y el universo de los seres mitológicos que vendrían en cualquier momento a visitarme. Me preguntaba si era un pájaro o un duende lo que caminaba sobre el tejado. Si era una lechuza o una Curuxa la que me observaba desde las ramas.

    Por si acaso siempre me protegía bajo la manta y esperaba el amanecer.
    A golpe de linterna.
    En mi refugio de telas, descifrando las sombras… En mi búnker.

    Vivía bajo el terror de la llegada de la Güestía. Una procesión de espectros que deambulan por los senderos nocturnos anunciando la muerte «Andad de día que la noche es mía» dicen a su paso. Una legión de almas en pena hablando de oscuridad y portando su vela. Nunca llegué a verlos pero... ¿Acaso no somos nosotros ese ejército de espíritus? ¿Qué nos diferencia?

    Nos prepararon para luchar contra ogros, culebres y chupasangres, pero no nos advirtieron del Monstruo de Nogales. ¿Quién podría fantasear con un engendro así?

    La mitología de este valle añade una nueva criatura a sus leyendas. Ojalá en el futuro sólo la recordemos en canciones. Que los nietos de nuestros nietos hablen de la radiactividad como nosotros de los demonios vencidos.
    ¿Cuánto tiempo tendrá que pasar?
    ¿Quién protagonizará esas hazañas?

    Los nietos de nuestros nietos… Si ya no nacen bebés aquí...
    Tenemos miedo.
    Nuestra penitencia.

    Mientras nos mantenemos quietos los farsantes hacen de las suyas y esconden su indecencia bajo informaciones falsas. ¿Cuántos de vosotros trabajáis en la tareas de descontaminación? ¿Cuántos estáis de baja? ¿Cuántos conocéis a algún compañero...

    • 6 min

Top podcasts de Cultura y sociedad