10 episodios

Un podcast en el que tratamos reflexiones, consejos, técnicas y estrategias para hacer de una empresa un negocio del que poder vivir bien.

Objetivo Negocios Perfectos Rafael Valero

    • Economía y empresa

Un podcast en el que tratamos reflexiones, consejos, técnicas y estrategias para hacer de una empresa un negocio del que poder vivir bien.

    Guía de acogida a nuevos empleados

    Guía de acogida a nuevos empleados

    La acogida a nuevos empleados es de esas cosas importantes que como empresario deberías tener en cuenta si quieres tener más posibilidades de éxito en tu empresa.Porque la mayoría de los empresarios, y especialmente los más pequeños, creen erróneamente que contratar un nuevo trabajador consiste simplemente en poner un anuncio, hacer unas cuantas entrevistas y, cuando ya lo han elegido, llamarle para decirle qué día tiene que empezar, y ya está.Sin embargo, la realidad es que esto sólo es una pequeña parte de todo lo que implica contratar un empleado. Y no hacer todo lo que hace falta, es lo que puede hacer que tus empleados acaben marchándose a la competencia, o a cualquier otro empleo.O lo que es peor, que su desempeño no sea el que esperas y debas despedirlo, con el coste extra que esto supone para tu negocio.Y aunque hoy no te voy a contar todo lo que te hace falta para maximizar las posibilidades de que aquellos que contrates se queden.Sí que te voy a explicar uno de los pasos más importantes que has de dar para que pase, y que por regla general no se tiene muy en cuenta.Me estoy refiriendo a la acogida a nuevos empleados, que es el primer paso para que su incorporación sea lo más efectiva posible. La importancia de la acogida a nuevos empleadosNo creo que tenga que convencerte de que el buen fin de tu negocio no depende sólo de que vendas mucho.Sino que, por el contrario, depende casi más de que los trabajadores que contrates, desempeñen todos los puestos de tu empresa del modo más eficiente posible.Y en base a esto, seguro que no te cuesta demasiado llegar a la conclusión de que sólo con elegir al mejor candidato posible no es suficiente para lograrlo. Básicamente porque el que el empleado en cuestión sea un profesional como la copa de un pino no implica que éste vaya a funcionar a la perfección.Y por contra, tú vas a tener que poner de tu parte para que se sienta motivado y quiera ir cada día a trabajar a tu empresa.Por eso, la recepción que le hagas en su primer día de trabajo es tan importante, porque es lo que, en cierto modo, va a marcar cómo va a ser su futuro en la empresa.Ahora bien, has de tener en cuenta que es igual de importante hacer la acogida, como el hecho de que esta sea una buena acogida, porque sólo si lo haces con mimo y prestando atención a los detalles, conseguirás el efecto que deberías buscar. Cómo se hace la acogida a nuevos empleadosLos puntos más importantes que has de dar para hacer una buena acogida a nuevos empleados, y de los que no deberías saltarte ninguno son: Lo primero de todo, que alguien le espere en la entrada para recibirlo en el primer día de trabajo.Y una vez que ya lo tienes delante: Transmítele la información de la empresaLa historiaLa Misión y la VisiónQué productos o servicios comercializáisQué vendéis (que ya sabes que no es lo mismo que lo que comercializáis)A qué cliente os dirigísQuiénes son vuestros competidoresEn qué os diferenciais de la competenciaQué objetivos tenéis para este añoEl organigrama Dale todos los datos relativos a su contratación y el puesto que ha de desempeñarRepasar cuáles son sus funciones y responsabilidadesDeja claro cuánto va a cobrar en bruto y cuánto en neto, y si va a cobrar comisionesCuál va a ser su horario de trabajoDile lo que se espera de él/ella, cómo debería comportarse, cómo debería vestir, etc. (háblale de la filosofía de la empresa en cuanto a resultados y relaciones humanas) Cuéntale cómo va a ser su formaciónCuál va a serQuién se la va a darCuánto va a durarDónde va a serEtc. Entrégale la documentación pertinenteUna copia de su contrato laboral (si es que aún no lo había firmado)La documentación relativa a la prevención de riesgos laboralesUn documento con toda la información de contactoTeléfonos, emails, etc, de las personas más relevantes

    La productividad como base del éxito de un empresario

    La productividad como base del éxito de un empresario

    Hay 3 variables que definen el éxito de un empresario:Ganar el dinero suficiente como para poder vivir el estilo de vida que quiereQue el dinero que gane lo esté consiguiendo en base a algo que vaya acorde a sus valores.Y, por último, tener el tiempo libre suficiente como para poder gastar ese dinero que gane Y aunque hay empresarios que se conforman con que se cumplan sólo una o dos de estas variables, mi opinión es que sólo si se cumplen las 3 a la vez, uno no va a poder sentir que ha logrado el éxito de verdad.Porque si lo piensas, de nada te sirve ganar mucho dinero si no tienes tiempo para gastártelo. Tener mucho tiempo libre si no ganas dinero suficiente para disfrutarlo como quieras.O estar ganando el dinero o disponiendo del tiempo que quieras, si para ello has de hacerlo a través de fórmulas que no van en la línea de lo que tú, como persona, consideras que es ético y moral.Ahora bien, si lo pensamos detenidamente, al final lo que prima a la hora de medir el éxito de un empresario se decantará, antes o después, hacia lo de tener la libertad de usar su tiempo como más le apetezca.Porque el tiempo es finito y el que no uses correctamente lo puedes dar por perdido y no lo podrás recuperar nunca.Cosa que no ocurre con el dinero, que siempre vas a poder ganar más, o recuperar lo que pierdas.O con hacer las cosas en base a algo que no vaya acorde a tus valores, que depende principalmente de que así lo decidas.Por lo tanto, según esta reflexión, y obviando el hecho de que vas a trabajar siempre en base a algo que te haga sentir orgulloso, en lo que deberías enfocarte es en conseguir ese tiempo.Pues gracias a ello vas a disponer de libertad de movimiento y, que ganes más o ganes menos, será cuestión de que el tiempo que te quede libre decidas utilizarlo para ello.Y si hay algo que sin ninguna duda va a hacer que lo consigas, es la capacidad que tengas de ser productivo.Y como seguramente estarás pensando que es más fácil decirlo que hacerlo, lo que voy a hacer hoy es contarte cuáles son las claves para que todo lo que hagas te empuje, casi sin darte cuenta, a lograrlo. Las claves para conseguir ser un empresario productivo:Dedícate sólo a hacer lo más importanteMárcate objetivosPlanificaCrea protocolos para que otros gestionen los imprevistosDelega Si crees que esta información podría ayudar a más gente, échame una mano a hacérselo llegar compartiéndolo en tus redes socialesSi quieres opinar o hacer algún comentario, hazlo más abajo, no te cortes. Hasta la próxima.

    Prácticas para aumentar la productividad de tus empleados

    Prácticas para aumentar la productividad de tus empleados

     
    En este podcast te cuento 5 prácticas para aumentar la productividad de tus empleados, que si las pones en práctica puedes estar seguro que tu empresa mejorará mucho.
     
    Cuando a un empresario se le pregunta que cuál es el motivo por el que paga a sus empleados, si por el tiempo que están en la empresa, o por lo que hacen durante ese tiempo, la mayoría responde que por lo que hacen.
    Sin embargo, la realidad es que, por regla general, por lo que se les paga mayoritariamente, es por el tiempo que están. Porque si no fuera así, no habría tanta manía con que se cumpliera un horario.

    Y no es que yo pretenda que tú en tu empresa te pongas ahora a dar libertad de horarios a todo el mundo, porque además de que no es realista, antes deberías preparar tu empresa para ello e implantar una filosofía que lo fomentara.

    Pero lo que sí me gustaría que te plantearas, es que en lugar de centrarte tanto en que tus empleados cumplan a rajatabla con el horario que tú consideras que es el más adecuado, te enfocarás más en los resultados que deberían conseguir, que son los que al final determinarán la rentabilidad de tu negocio, y que es por lo que sí o sí estás, o deberías estar trabajando.

    Por eso, lo que voy a hacer hoy es contarte por qué deberías esforzarte por mejorar la productividad de tus empleados y, también, algunos consejos para que la mejores.

    Porque sólo trabajando sobre ello lograrás que la rentabilidad de tu empresa mejore, que el servicio que ofrezcas sea mejor, y que tú te sientas orgulloso del negocio que regentas.
     
    Espero que te guste y que te sirva para mejorar aunque sea un poco. Y si es así, te agradeceré que me eches una mano a hacérselo llegar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales.
     
    Hasta la próxima.

    Por qué y cómo sistematizar tu empresa

    Por qué y cómo sistematizar tu empresa

    En este post te cuento por qué y cómo sistematizar tu empresa.
    Pues aunque la mayoría de los pequeños empresarios y emprendedores creen que para que sus negocios crezcan, lo que necesitan es  vender más.

    Lo cierto es que no es lo único y, ni siquiera, lo más inteligente siempre.
    Y no es que estén equivocados, ni mucho menos.
    Lo que pasa es que aunque evidentemente las ventas son un factor clave para crecer, de poco sirve si no está la maquinaria «engrasada». 

    Porque si vendes mucho pero tu negocio no está preparado, más que crecer lo que puede que te pase es que este muera de éxito.

    Por eso, sistematizar tu negocio es una de las funciones más importantes que deberías desempeñar. 

    Aunque no se hace porque, o no se sabe que se tiene que hacer, o no se sabe hacer, o no se tiene tiempo.

    Y por eso quiero compartir contigo qué es esto de sistematizar una empresa, cómo se hace y, también, por qué deberías tomártelo en serio.
    Porque sólo haciéndolo lograrás que tu empresa perdure en el tiempo y que tú acabes actuando como el empresario y CEO que eres.
    Y no como un empleado más que no puede irse de vacaciones ni ponerse enfermo sin que eso cause un caos en tu empresa.
     
    Espero sinceramente que te sirva esta información.
    Si es así, y crees que también podría ayudar a otras personas, te agradeceré que me ayudes a hacérselo llegar compartíendolo en tus redes sociales.
    Y te invito a que dejes un comentario y me cuentes si tú ya estás en el proceso de sistematizarla y qué tal te va.
    Hasta la próxima

    La técnica Pomodoro

    La técnica Pomodoro

     
    La técnica Pomodoro
    Métodos de organización y gestión de tareas hay a montones, sin embargo no todos los métodos que existen sirven para todos los tipos de trabajo, ni tampoco para cualquier estilo de persona.

    Pero por si tú eres de esos cuyo trabajo es muy repetitivo y monótono, o las tareas o proyectos en los que te embarcas son muy grandes, hoy te voy a desgranar uno de los métodos más famosos y utilizados que existen, para que tu productividad aumente, por muy aburrido que sea lo que tengas que hacer.

    Me estoy refiriendo a la técnica Pomodoro, que aunque tal y como indica su propio nombre, es más una técnica que un método, sí que merece la pena incluirla entre los sistemas más usados, por los buenos resultados que da.

    Así que si quieres saber cómo funciona esta técnica y si este podría ser el método de organización que estabas buscando, sigue leyendo porque hoy te lo cuento.

     

    Si quieres estar bien organizado has de seguir un método
    No cabe duda de que seguir un sistema establecido para organizarte, es de las decisiones más inteligentes que puedes tomar. Pues es prácticamente el único modo de tener bien controlada la gestión de tus quehaceres.

    Pero muchas veces, más que tener controlado qué es lo que tienes que hacer, lo que uno necesita es tener controlado el tiempo que se ha de dedicar a lo que haya que hacer.

    Y para ello, el método que mejor te puede funcionar, sin ninguna duda, es la técnica Pomodoro, que es una herramienta que en lo que se centra es en mejorar la administración del tiempo que tienes disponible, a través de dividirlo en fragmentos.
    Pues eso hace más llevadera la tarea a realizar y, además, nos permite saber el tiempo real que nos lleva cada cosa, haciéndonos más conscientes de cómo empleamos nuestro tiempo.

     
    De dónde sale la técnica Pomodoro
    Esta técnica fue desarrollada a finales de la década de los 80 por un estudiante italiano llamado Francesco Cirillo, que lo que quería era aumentar su productividad en los estudios.

    Y la llamó así, porque para llevar el control de los tiempos utilizaba un pequeño temporizador de cocina mecánico que tenía forma de tomate.

    Y su funcionamiento es realmente muy simple y consiste en dividir el trabajo a realizar en bloques de tiempo enfocados de 25 minutos de duración cada uno, a los que se denominan pomodoros, y que van separados entre sí por breves descansos de 5 minutos.

    Y cada 4 bloques de tiempo de trabajo consecutivos, el descanso en lugar de ser de 5 minutos, se ha de tomar de entre 20 y 30 minutos.

     
    Cómo funciona el sistema
    En cuanto a la forma correcta de aplicar este método, éste se divide en 5 etapas: planificación, anotación, proceso, registro, y visualización.

    En la etapa de planificación y anotación, lo que has de hacer es decidir por adelantado qué es lo que quieres o tienes que hacer, generalmente para un día completo. Y posteriormente, ordenarlo según sea la prioridad que tengan.

    Y, a continuación, lo anotas en un documento, una nota, un sistema de listas, o como tú consideres, para así tener un control de lo que has decidido que vas a hacer.

    Una vez hecho esto, ya empiezas con la etapa de proceso, en la que una vez elegida cuál va a ser la tarea que vas a ejecutar, lo que has de hacer es lo siguiente:

    Lo primero de todo, programar el temporizador a 25 minutos.
    Que en cuanto al temporizador, lo que aconseja el creador del método, es que se utilice uno analógico de los de toda la vida, basándose en que si programas, activas y apagas el dial del aparato de forma física, predispones al cerebro mucho mejor que si utilizas herramientas digitales.
    Además de que el propio tic-tac del reloj y el timbre refuerzan el proceso de acondicionamiento.
    Aunque como en todo, este punto de vista tiene muchos detractores.

    Una vez programado el temporizador, has de ponerte a traba

    Cómo atraer clientes

    Cómo atraer clientes

    ¿Te gustaría saber cómo atraer clientes y mejorar las ventas de tu empresa?
    Pues sigue leyendo, porque te lo cuento en este artículo.

     




     
     
     
    A veces, hasta nos olvidamos de que atraer clientes debe ser una constante en la empresa
    Solemos estar tan metidos en la gestión del día a día de nuestras empresas, que muchas veces, y sin darnos cuenta, se nos olvida algo tan obvio como que sin clientes no hay negocio que gestionar.

    Y da igual cuáles sean las peculiaridades de tu empresa, o lo bien o mal que ya te esté funcionando todo, porque al final tu empresa solamente va a ser rentable de verdad, si eres capaz de atraer clientes constantemente.

    Y es que, una parte importantísima del trabajo de todo empresario consiste, no solo en mantener una base de clientes saludable, sino que también está en nutrir de otros nuevos la cartera existente, porque eso es lo que te ayuda a aumentar las oportunidades de venta y, por supuesto, a cumplir con los objetivos que te hayas marcado a corto y largo plazo.

    Sin embargo, está claro que atraer clientes es algo que puede llegar a resultar muy abrumador, sobre todo cuando no paras de probar cosas nuevas y, aún así estos siguen sin llegar.

    Así que, para ayudarte a mejorar esta incómoda situación, te voy a contar a continuación una serie de tácticas de atracción de clientes, que aunque es más que probable que ya conozcas la mayoría, estoy seguro de que te ayudará que te las recuerde. 

    Porque como te he dicho antes, a veces estamos tan metidos en el día a día, que necesitamos que alguien nos recuerde según qué cosas.
    Pues las fórmulas mágicas no existen, y no cabe duda de que buena parte de nuestro éxito depende de la constancia que apliquemos.
     
    Tácticas para atraer clientes

    Define bien tu cliente objetivo
    Y en primer lugar, y aunque quizá sea una obviedad, la táctica más importante para poder atraer clientes, es la de tener perfectamente definido cuál es ese cliente al que quieres atraer. 

    Básicamente, porque si sabes a quién quieres ir a buscar, podrás enfocarte más fácilmente hacia donde esté, y, por lo tanto, las comunicaciones y el resto de acciones que hagas, podrán ser más claras y entendibles.

    Porque supongo que ya te habrás dado cuenta, de que te sirve de muy poco atraer cientos y cientos de clientes si éstos no te van a comprar. 

    Sin contar con la enorme pérdida de tiempo y esfuerzo que eso te supone.

    Así que, si ya lo tienes definido revisa que sea exactamente al que mejor puedes ayudar con los servicios o productos que comercializas.
    Y si no lo tienes definido, para el mundo y ponte a ello, porque hasta que no lo hagas, cualquier acción que realices para atraer clientes será infructuosa.

     
    Ten una inmejorable imagen de marca
    Otra táctica importantísima que deberías tener bien presente si quieres atraer cuantos más clientes mejor, es la de que tu presencia visual en el mercado sea inmejorable.

    Es decir, que procures que tu imagen de marca sea la más adecuada según el tipo de cliente al que te diriges, y además, que represente lo mejor posible el tipo de servicio o producto que comercializas. 

    Y esta táctica es importante, no sólo porque representa a tu empresa, sino que, también, porque es de las pocas tácticas que te van a ayudar a atraer clientes sin que para ello debas estar realizando esfuerzos constantemente.

    Ahora bien, en este caso, no sólo tienes que limitarte a tener un bonito logotipo y ya está.
    Sino que, para que funcione lo mejor posible, has de tener, además, tus locales y vehículos perfectamente rotulados, la documentación y material impreso bien diseñado. 

    Y si tu personal utiliza uniforme, que vayan siempre impolutos. 

    Porque en lo que tiene que ver con la imagen de una empresa, hasta el más mínimo detalle es importantísimo.

     
    Ten presencia en internet
    La tercera táctica

Top podcasts de Economía y empresa