13 min

El Valor Redentivo del Sufrimiento-22o Domingo La Palabra Contemplada

    • Christianity

En la primera lectura del profeta Jeremías vemos su lamento al verse perseguido al proclamar la Palabra de Dios.  ¿Y como no iba a sentirse perseguido, si Jeremías nos dice que cada vez que habría la boca le salían condenaciones y denuncias de los robos y los atropellos que veía realizarse en el país?  La verdad es que a Jeremías le tocó la dura tarea de llamar al pueblo al arrepentimiento y a la conversión durante una era bastante tumultuosa; por eso se lamenta: “me has seducido y me dejé seducir.”  No en el sentido de que Dios lo haya engañado, ya que no hay eso en Dios, sino quizás, como sugieren algunos comentaristas, se refiere a que Dios le oculto a Jeremías las persecuciones y la violencia que sufriría al aceptar su comisión profética.   Jeremías reconoce, que aunque el quisiera olvidarse del Señor, su amor por Dios arde en su corazón y en sus huesos.

En la segunda lectura el apóstol Pablo nos enseña que estamos llamados a ofrecer un sacrificio, no de animales como se hacia en antigüedad, sino un sacrificio vivo, nosotros mismos ofreciéndonos como sacrificio.  Y este sacrificio lo ofrecemos en cada misa durante el ofertorio: unimos nuestros sufrimiento, nuestro dolor, nuestras preocupaciones, en una palabra todo lo que somos lo unimos al sacrificio único de nuestra redención realizado por Jesús en la cruz.  Nos dice San Pablo, no se acomoden al mundo presente, mas bien antes transformen su mente para distinguir entre lo malo y lo bueno, lo que agrada a Dios.  ¿Cuantas veces nos dejamos llevar por lo que esta de moda, sin pensar en las consecuencias? 



En el evangelio Jesús comienza a anunciar a sus discípulos que debería sufrir.  Pedro reacciona, de una manera normalmente humana, rechazando el sufrimiento, pero Jesús lo corrige, ya que esos pensamientos no son los de Dios.  Jesús claramente nos enseña que para llegar a la gloria, hay que pasar por la cruz.  Para nosotros, el ser Cristiano significa que debemos imitar a nuestro maestro, así que también nosotros tomamos nuestra cruz.  No andamos buscándola, pero cuando llega hay que abrazarla como la abrazo Jesús.  A lo que va Jesús es enseñarnos a seguir la voluntad de Dios y no querer imponer nuestra voluntad.  Las palabras de Jesús al final de este pasaje deben de darnos pausa para pensar-¿estamos actuando como si este mundo lo es todo? ¿O acaso actuamos como Cristianos, sabiendo que al final de los tiempos Jesucristo va a regresar en gloria para darnos su justicia?  En este domingo, oremos para que Dios nos de su Espíritu y podamos ver las cosas con los ojos de Dios, entregándole a él nuestras dificultades y nuestras penas

************************************************************





Nuestros otros canales de podcast aquí:https://vayanalmundo.org/red-de-podcasts-vayan-al-mundo/







Nuestro canal de videos aquí: https://www.youtube.com/c/InstitutodeFormaciónVayanalMundo/















Toma uno de nuestros cursos, completamente gratis! https://vayanalmundo.org/https://vayanalmundo.org/courses/















Apoya nuestra mision con un donativo: https://vayanalmundo.org/donations/donaciones/

En la primera lectura del profeta Jeremías vemos su lamento al verse perseguido al proclamar la Palabra de Dios.  ¿Y como no iba a sentirse perseguido, si Jeremías nos dice que cada vez que habría la boca le salían condenaciones y denuncias de los robos y los atropellos que veía realizarse en el país?  La verdad es que a Jeremías le tocó la dura tarea de llamar al pueblo al arrepentimiento y a la conversión durante una era bastante tumultuosa; por eso se lamenta: “me has seducido y me dejé seducir.”  No en el sentido de que Dios lo haya engañado, ya que no hay eso en Dios, sino quizás, como sugieren algunos comentaristas, se refiere a que Dios le oculto a Jeremías las persecuciones y la violencia que sufriría al aceptar su comisión profética.   Jeremías reconoce, que aunque el quisiera olvidarse del Señor, su amor por Dios arde en su corazón y en sus huesos.

En la segunda lectura el apóstol Pablo nos enseña que estamos llamados a ofrecer un sacrificio, no de animales como se hacia en antigüedad, sino un sacrificio vivo, nosotros mismos ofreciéndonos como sacrificio.  Y este sacrificio lo ofrecemos en cada misa durante el ofertorio: unimos nuestros sufrimiento, nuestro dolor, nuestras preocupaciones, en una palabra todo lo que somos lo unimos al sacrificio único de nuestra redención realizado por Jesús en la cruz.  Nos dice San Pablo, no se acomoden al mundo presente, mas bien antes transformen su mente para distinguir entre lo malo y lo bueno, lo que agrada a Dios.  ¿Cuantas veces nos dejamos llevar por lo que esta de moda, sin pensar en las consecuencias? 



En el evangelio Jesús comienza a anunciar a sus discípulos que debería sufrir.  Pedro reacciona, de una manera normalmente humana, rechazando el sufrimiento, pero Jesús lo corrige, ya que esos pensamientos no son los de Dios.  Jesús claramente nos enseña que para llegar a la gloria, hay que pasar por la cruz.  Para nosotros, el ser Cristiano significa que debemos imitar a nuestro maestro, así que también nosotros tomamos nuestra cruz.  No andamos buscándola, pero cuando llega hay que abrazarla como la abrazo Jesús.  A lo que va Jesús es enseñarnos a seguir la voluntad de Dios y no querer imponer nuestra voluntad.  Las palabras de Jesús al final de este pasaje deben de darnos pausa para pensar-¿estamos actuando como si este mundo lo es todo? ¿O acaso actuamos como Cristianos, sabiendo que al final de los tiempos Jesucristo va a regresar en gloria para darnos su justicia?  En este domingo, oremos para que Dios nos de su Espíritu y podamos ver las cosas con los ojos de Dios, entregándole a él nuestras dificultades y nuestras penas

************************************************************





Nuestros otros canales de podcast aquí:https://vayanalmundo.org/red-de-podcasts-vayan-al-mundo/







Nuestro canal de videos aquí: https://www.youtube.com/c/InstitutodeFormaciónVayanalMundo/















Toma uno de nuestros cursos, completamente gratis! https://vayanalmundo.org/https://vayanalmundo.org/courses/















Apoya nuestra mision con un donativo: https://vayanalmundo.org/donations/donaciones/

13 min