300 episodes

Comentario del texto del Evangelio según el calendario litúrgico de la Iglesia Católica.

Homilía Diaria en FormacionCatolica.org Padre Miguel Martínez y otros

    • Religion & Spirituality
    • 5.0 • 1 Rating

Comentario del texto del Evangelio según el calendario litúrgico de la Iglesia Católica.

    El camino que conduce al cielo es estrecho

    El camino que conduce al cielo es estrecho

    Evangelio según san Mateo 7, 6. 12-14







    «No deis a los perros lo que es santo y no echéis vuestras perlas ante los puercos, no sea que las pisoteen con sus pies, y después, volviéndose, os despedacen».







    «Así que, todo cuanto queréis que los hombres os hagan, hacedlo también vosotros a ellos; ésta es la Ley y los Profetas».







    «Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición y muchos son los que entran por él. Porque angosta es la puerta y estrecho el camino que lleva a la vida, y pocos son los que lo encuentran».















    Esta homilía apareció por primera vez aquí el 21 de Junio de 2021.[Ver todas las homilías] [Ver todos los cursos] [Podcast]

    • 4 min
    Cuidarse de los falsos profetas

    Cuidarse de los falsos profetas

    Evangelio según san Mateo 7, 15-20







    «Guardaos de los falsos profetas, los cuales vienen a vosotros disfrazados de ovejas, mas por dentro son lobos rapaces. Los conoceréis por sus frutos. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Asimismo todo árbol bueno da frutos sanos, y todo árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede llevar frutos malos, ni un árbol malo frutos buenos. Todo árbol que no produce buen fruto, es cortado y echado al fuego. De modo que por sus frutos los conoceréis».















    Esta homilía apareció por primera vez aquí el 23 de Junio de 2021[Ver todas las homilías] [Ver todos los cursos] [Podcast]

    • 5 min
    Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo

    Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo

    Evangelio según san Mateo 16, 13-19







    Y llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, propuso esta cuestión a sus discípulos: «¿Quien dicen los hombres que es el Hijo del hombre?» Respondieron: «Unos dicen que es Juan el Bautista, otros Elías, otros Jeremías o algún otro de los profetas». Díjoles: «Y según vosotros, ¿quien soy Yo?» Respondiole Simón Pedro y dijo: «Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios vivo». Entonces Jesús le dijo: «Bienaventurado eres, Simón Bar-Yoná, porque carne y sangre no te lo reveló, sino mi Padre celestial. Y Yo, te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificare mi Iglesia, y las puertas del abismo no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del reino de los cielos: lo que atares sobre la tierra, estará atado en los cielos, lo que desatares sobre la tierra, estará desatado en los cielos».







    ***







    Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo







    Martirologio Romano: Solemnidad de san Pedro y san Pablo, apóstoles. Simón, hijo de Jonás y hermano de Andrés, fue el primero entre los discípulos que confesó a Cristo como Hijo de Dios vivo, y por ello fue llamado Pedro. Pablo, apóstol de los gentiles, predicó a Cristo crucificado a judíos y griegos. Los dos, con la fuerza de la fe y el amor a Jesucristo, anunciaron el Evangelio en la ciudad de Roma, donde, en tiempo del emperador Nerón, ambos sufrieron el martirio: Pedro, como narra la tradición, crucificado cabeza abajo y sepultado en el Vaticano, cerca de la vía Triunfal, y Pablo, degollado y enterrado en la vía Ostiense. En este día, su triunfo es celebrado por todo el mundo con honor y veneración. († s. I).







    SOLEMNIDAD DE LOS SANTOS APÓSTOLES PEDRO Y PABLOSan Juan Pablo II, papa







    La liturgia de hoy nos lleva, como todos los años, a la región de Cesarea de Filipo, donde Simón, hijo de Jona, oyó de labios de Cristo estas palabras: «Bienaventurado tú… porque no es la carne ni la sangre quien esto te ha revelado, sino mi Padre, que está en los cielos» (Mt 16, 17).







    Simón oyó estas palabras de labios de Cristo, cuando a la pregunta «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?», solamente él dio esta respuesta: «Tú eres el Mesías (Christos), el Hijo de Dios vivo»(Mt 16, 16).







    En dicha respuesta se centra la historia de Simón, a quien Cristo comenzó a llamar Pedro.







    En la liturgia de hoy, que une la conmemoración de la muerte y la gloria de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, leemos las siguientes palabras de la Carta a Timoteo: «Carísimo: en cuanto a mí, a punto estoy de derramarme en libación, siendo ya inminente el tiempo de mi partida. He combatido el buen combate, he terminado mi carrera, he guardado la fe. Por lo demás, ya me está preparada la corona de la justicia, que me otorgará aquel día el Señor, justo Juez, y no sólo a mí, sino a todos los que aman su manifestación» (2 Tim 4, 6-8).







    Ciertamente, entre todos aquellos que han amado la manifestación del Señor, Pablo de Tarso fue el amante singular, el intrépido combatiente, el testigo inflexible.







    La Iglesia romana vuelve a evocar hoy, de modo especial, en su memoria, las dos últimas miradas, ambas en la misma dirección; en la dirección de Cristo crucificado y resucitado. La mirada de Pedro agonizante sobre la cruz y la mirada de Pablo muriendo bajo la espada.















    Esta homilía apareció por primera vez aquí el 29 de Junio de 2021.[Ver todas las homilías] [a href="https://forma...

    • 11 min
    Construir la vida sobre la ley de Cristo

    Construir la vida sobre la ley de Cristo

    Evangelio según san Mateo 7, 21-29







    En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No todo el que me diga: ‘¡Señor, Señor!’, entrará en el Reino de los cielos, sino el que cumpla la voluntad de mi Padre, que está en los cielos. Aquel día muchos me dirán: ‘¡Señor, Señor!, ¿no hemos hablado y arrojado demonios en tu nombre y no hemos hecho, en tu nombre, muchos milagros?’ Entonces yo les diré en su cara: ‘Nunca los he conocido. Aléjense de mí, ustedes, los que han hecho el mal’.







    El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica, se parece a un hombre prudente, que edificó su casa sobre roca. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos y dieron contra aquella casa; pero no se cayó, porque estaba construida sobre roca.







    El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica, se parece a un hombre imprudente, que edificó su casa sobre arena. Vino la lluvia, bajaron las crecientes, se desataron los vientos, dieron contra aquella casa y la arrasaron completamente”.







    Cuando Jesús terminó de hablar, la gente quedó asombrada de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas.







    Esta homilía apareció por primera vez aquí el 24 de Junio de 2020[Ver todas las homilías] [Ver todos los cursos] [Podcast]

    • 4 min
    «Señor, si quieres…»

    «Señor, si quieres…»

    Evangelio según san Mateo 8, 1-4







    Cuando bajó de la montaña, le fueron siguiendo grandes muchedumbres. Y he aquí que un leproso se aproximó, se prosternó delante de Él y le dijo: «Señor, si Tú quieres, puedes limpiarme». Y Él, tendiéndole su mano, lo tocó y le dijo: «Quiero, queda limpio», y al punto fue sanado de su lepra. Díjole entonces Jesús: «Mira, no lo digas a nadie; sino ve a mostrarte al sacerdote y presenta la ofrenda prescrita por Moisés, para que les sirva de testimonio».







    Esta homilía apareció por primera vez aquí el 25 de Junio de 2021[Ver todas las homilías] [Ver todos los cursos] [Podcast]

    • 3 min
    Reconocer nuestra enfermedad

    Reconocer nuestra enfermedad

    Evangelio según san Mateo 8, 5-17







    Cuando hubo entrado en Cafarnaúm, se le aproximó un centurión y le suplicó, diciendo: «Señor, mi criado está en casa, postrado, paralítico, y sufre terriblemente». Y Él le dijo: «Yo iré y lo sanare». Pero el centurión replicó diciendo: «Señor, yo no soy digno de que entres bajo mi techo, mas solamente dilo con una palabra y quedará sano mi criado. Porque también yo, que soy un subordinado, tengo soldados a mis órdenes, y digo a éste: “Ve” y él va; a aquél: “Ven”, y viene; y a mi criado: “Haz esto”, y lo hace». Jesús se admiró al oírlo, y dijo a los que le seguían: «En verdad, os digo, en ninguno de Israel he hallado tanta fe». Os digo pues: «Muchos llegarán del Oriente y del Occidente y se reclinarán a la mesa con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos, mientras que los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allá será el llanto y el rechinar de dientes». Y dijo Jesús al centurión: «Anda; como creíste, se te cumpla». Y el criado en esa misma hora fue sanado.







    Entró Jesús en casa de Pedro y vio a la suegra de éste, en cama, con fiebre. La tomó de la mano y la fiebre la dejó; y ella se levantó y le sirvió. Caída ya la tarde, le trajeron muchos endemoniados y expulsó a los espíritus con su palabra, y sanó a todos los enfermos. De modo que se cumplió lo dicho por medio del profeta Isaías: «Él quitó nuestras dolencias, y llevó sobre Sí nuestras flaquezas».















    Esta homilía apareció por primera vez aquí el 26 de Junio de 2021[Ver todas las homilías] [Ver todos los cursos] [Podcast]

    • 4 min

Customer Reviews

5.0 out of 5
1 Rating

1 Rating

Top Podcasts In Religion & Spirituality

Ascension
Tara-Leigh Cobble
Hank Smith & John Bytheway
Girls Gone Bible
Joel Osteen, SiriusXM
BibleProject Podcast