23 min

II República Española - (Radio reportaje) AUDIO REPORTAJES - SCO

    • TV & Film

Fue un 14 de abril cuando se proclamó la II República en España. Desde su nacimiento en 1931 hasta el 1 de abril de 1939, fecha en la que se dio por finalizada nuestra terrible Guerra Civil.

Queremos y debemos hacer memoria, Memoria Histórica de lo que supuso aquel 14 de abril. Significó tantas cosas:

• La elaboración de la primera Constitución en el mundo, la de 1931, que reconoció como derecho propio el conjunto de normativas internacionales que se habían desarrollado en la sociedad internacional, convirtiendo a la Segunda República Española en un país pionero en cuestión de derechos humanos.

• La conquista encabezada por Clara Campoamor del derecho al voto para las mujeres españolas, lo que permitió la celebración el 19 de noviembre de 1933 de las primeras elecciones generales con sufragio universal, antes que países como Francia o Italia.

• El nombramiento de Victoria Kent como directora general de Prisiones, lo que supuso un enorme avance iniciando el acceso de las mujeres a responsabilidades institucionales. Pocos años después tendríamos la primera ministra de un gobierno de Europa occidental, Federica Montseny, que ocupó la cartera de Sanidad y Asistencia Social.

• La construcción de un verdadero Estado laico, donde la religión católica deje de ser una administración paralela, financiada con dinero público, y poner límites al poder de la jerarquía de la iglesia católica que amparada por el Estado determinaba los contenidos educativos y suponía un freno a los avances sociales.

• La esperanza para una ciudadanía desposeída, condenada hasta entonces a la semi esclavitud de los terratenientes. La posibilidad de alfabetizar a los niños y a las niñas, de prosperar colectivamente, de terminar con la miseria secular

• La existencia de miles de maestros y maestras, de centros de enseñanza sin adoctrinamientos, con una instrucción pública inspirada por la Institución Libre de Enseñanza, en la comprensión de que sólo existe el progreso colectivo como progreso educativo.

• También deberá suponer que en el relato colectivo del regreso de la democracia estén quienes la defendieron, quienes la respetaron, quienes conservaron la memoria del primer periodo democrático de nuestra historia, el de la segunda República, quienes tras luchar contra el fascismo español fueron deportados a los campos nazis, quienes descansan cunetas o en tumbas lejos de su tierra, como los valientes brigadistas que dieron su vida lejos de sus países defendiendo nuestra República, quienes enseñaron a leer y a escribir en las cárceles de la dictadura, quienes lucharon y se organizaron en los barrios, en los pueblos, en las universidades, quienes fueron torturados, perseguidos, fichados o censurados.

Todo eso, como mínimo, significa el 14 de abril.

Fue un 14 de abril cuando se proclamó la II República en España. Desde su nacimiento en 1931 hasta el 1 de abril de 1939, fecha en la que se dio por finalizada nuestra terrible Guerra Civil.

Queremos y debemos hacer memoria, Memoria Histórica de lo que supuso aquel 14 de abril. Significó tantas cosas:

• La elaboración de la primera Constitución en el mundo, la de 1931, que reconoció como derecho propio el conjunto de normativas internacionales que se habían desarrollado en la sociedad internacional, convirtiendo a la Segunda República Española en un país pionero en cuestión de derechos humanos.

• La conquista encabezada por Clara Campoamor del derecho al voto para las mujeres españolas, lo que permitió la celebración el 19 de noviembre de 1933 de las primeras elecciones generales con sufragio universal, antes que países como Francia o Italia.

• El nombramiento de Victoria Kent como directora general de Prisiones, lo que supuso un enorme avance iniciando el acceso de las mujeres a responsabilidades institucionales. Pocos años después tendríamos la primera ministra de un gobierno de Europa occidental, Federica Montseny, que ocupó la cartera de Sanidad y Asistencia Social.

• La construcción de un verdadero Estado laico, donde la religión católica deje de ser una administración paralela, financiada con dinero público, y poner límites al poder de la jerarquía de la iglesia católica que amparada por el Estado determinaba los contenidos educativos y suponía un freno a los avances sociales.

• La esperanza para una ciudadanía desposeída, condenada hasta entonces a la semi esclavitud de los terratenientes. La posibilidad de alfabetizar a los niños y a las niñas, de prosperar colectivamente, de terminar con la miseria secular

• La existencia de miles de maestros y maestras, de centros de enseñanza sin adoctrinamientos, con una instrucción pública inspirada por la Institución Libre de Enseñanza, en la comprensión de que sólo existe el progreso colectivo como progreso educativo.

• También deberá suponer que en el relato colectivo del regreso de la democracia estén quienes la defendieron, quienes la respetaron, quienes conservaron la memoria del primer periodo democrático de nuestra historia, el de la segunda República, quienes tras luchar contra el fascismo español fueron deportados a los campos nazis, quienes descansan cunetas o en tumbas lejos de su tierra, como los valientes brigadistas que dieron su vida lejos de sus países defendiendo nuestra República, quienes enseñaron a leer y a escribir en las cárceles de la dictadura, quienes lucharon y se organizaron en los barrios, en los pueblos, en las universidades, quienes fueron torturados, perseguidos, fichados o censurados.

Todo eso, como mínimo, significa el 14 de abril.

23 min

Top Podcasts In TV & Film