1,999 episodes

Bienvenido al Podcast de la Liturgia de las horas. Acompañados de música instrumental rezamos las laudes (oración de la mañana) y las completas (oración antes del descanso) todos los días (domingo a sábado). Unidos como Iglesia Católica recemos, Paz y Bien, Dios te bendiga. Support this podcast: https://podcasters.spotify.com/pod/show/jose-emilio/support

Liturgia de las Horas Jose Camacho Cotto

    • Religion & Spirituality
    • 4.9 • 14 Ratings

Bienvenido al Podcast de la Liturgia de las horas. Acompañados de música instrumental rezamos las laudes (oración de la mañana) y las completas (oración antes del descanso) todos los días (domingo a sábado). Unidos como Iglesia Católica recemos, Paz y Bien, Dios te bendiga. Support this podcast: https://podcasters.spotify.com/pod/show/jose-emilio/support

    Laudes Viernes de la I semana de Cuaresma

    Laudes Viernes de la I semana de Cuaresma

    LAUDES VIERNES DE LA I SEMANA DE CUARESMA

    (Oración de la mañana) - I semana del Salterio





    INVOCACIÓN INICIAL

    V. Señor abre mis labios

    R. Y mi boca proclamará tu alabanza





    INVITATORIO

    Ant. A Cristo, el Señor, que por nosotros fue tentado y por nosotros murió, venid, adorémosle.



    SALMODIA

    Salmo 50 - Ant. Aceptaras los sacrificios, ofrendas y holocaustos, sobre tu altar, Señor.

    Cántico - Ant. Con el Senor triunfara y se gloriara la estirpe de Israel.

    Salmo 47 - Ant. Entrad en la presencia del Señor con aclamaciones.



    RESPONSORIO BREVE 



    V. Él me librará de la red del cazador.

    R. Él me librará de la red del cazador.



    V. Me cubrirá con su plumaje.

    R. Él me librará de la red del cazador.



    V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    R. Él me librará de la red del cazador.



    CÁNTICO EVANGÉLICO

    Ant. Si vuestra virtud no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrareis en el reino de los cielos.



    Cántico de Zacarías. EL MESÍAS Y SU PRECURSOR      Lc 1, 68-79

    Bendito sea el Señor, Dios de Israel,

    porque ha visitado y redimido a su pueblo.

    suscitándonos una fuerza de salvación

    en la casa de David, su siervo,

    según lo había predicho desde antiguo

    por boca de sus santos profetas:

    Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos

    y de la mano de todos los que nos odian;

    ha realizado así la misericordia que tuvo con nuestros padres,

    recordando su santa alianza

    y el juramento que juró a nuestro padre Abraham.

    Para concedernos que, libres de temor,

    arrancados de la mano de los enemigos,

    le sirvamos con santidad y justicia,

    en su presencia, todos nuestros días.

    Y a ti, niño, te llamarán Profeta del Altísimo,

    porque irás delante del Señor

    a preparar sus caminos,

    anunciando a su pueblo la salvación,

    el perdón de sus pecados.

    Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,

    nos visitará el sol que nace de lo alto,

    para iluminar a los que viven en tiniebla

    y en sombra de muerte,

    para guiar nuestros pasos

    por el camino de la paz.

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.





    PRECES

    “Tu que has muerto por nosotros, escúchanos, Señor.”





    Conclusion

    V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.

    R. Amén.





    (94)


    ---

    Support this podcast: https://podcasters.spotify.com/pod/show/jose-emilio/support

    • 14 min
    Completas Jueves de la I semana de Cuaresma

    Completas Jueves de la I semana de Cuaresma

    COMPLETAS JUEVES (Oración antes del descanso nocturno) 



    INVOCACIÓN INICIAL 

    V. Dios mío, ven en mi auxilio 

    R. Señor, date prisa en socorrerme. 

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. 



    EXAMEN DE CONCIENCIA

    Hermanos, habiendo llegado al final de esta jornada que Dios nos ha concedido, reconozcamos sinceramente nuestros pecados.



    V. Señor, ten misericordia de nosotros.

    R. Porque hemos pecado contra ti.



    V. Muéstranos, Señor, tu misericordia.

    R. Y danos tu salvación.



    V. El Señor todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

    R. Amén.



    Himno 



    Tú, a quien he buscado, Señor,
    en este día,
    a quien he escuchado,
    dame el reposo de esta noche.
     
    Tú, a quien he cantado, Señor,
    en este día,
    a quien he orado,
    dame el reposo de esta noche.
     
    Tú, a quien yo he negado, Señor,
    en este día,
    a quien he amado,
    dame el reposo de esta noche. Amén.

    Salmo 15 -  Ant. Mi carne descansa serena. 

    Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti;

     yo digo al Señor: «Tú eres mi bien.»

     Los dioses y señores de la tierra no me satisfacen. 

    Multiplican las estatuas de dioses extraños; 

    no derramaré sus libaciones con mis manos, 

    ni tomaré sus nombres en mis labios. 

    El Señor es el lote de mi heredad y mi copa; 

    mi suerte está en tu mano: me ha tocado un lote hermoso,

     me encanta mi heredad. 

    Bendeciré al Señor, que me aconseja, 

    hasta de noche me instruye internamente. 

    Tengo siempre presente al Señor, 

    con él a mi derecha no vacilaré.

     Por eso se me alegra el corazón, 

    se gozan mis entrañas, y mi carne descansa serena.

     Porque no me entregarás a la muerte, 

    ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. 

    Me enseñarás el sendero de la vida,

     me saciarás de gozo en tu presencia, 

    de alegría perpetua a tu derecha. 



    CÁNTICO EVANGÉLICO 

    Ant. Sálvanos, Señor, despiertos, protégenos mientras dormimos, para que velemos con Cristo y descansemos en paz. 



    CÁNTICO DE SIMEÓN - Lc 2, 29-32 

    Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz, porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. 



    CONCLUSIÓN

    V. El Señor todopoderoso nos conceda una noche tranquila y una santa muerte.

    R. Amén.



    ANTÍFONA FINAL DE LA SANTISIMA VIRGEN 

    Madre del Redentor, virgen fecunda,

    puerta del cielo siempre abierta,

    estrella de mar,

    ven a librar al pueblo que tropieza

    y se quiere levantar.

     

    Ante la admiración de cielo y tierra,

    engendraste a tu santo Creador,

    y permaneces siempre virgen.

     

    Recibe el saludo del ángel Gabriel,

    y ten piedad de nosotros, pecadores.



     (93)


    ---

    Support this podcast: https://podcasters.spotify.com/pod/show/jose-emilio/support

    • 6 min
    Laudes Jueves de la I semana de Cuaresma - Cátedra de San Pedro

    Laudes Jueves de la I semana de Cuaresma - Cátedra de San Pedro

    LAUDES MARTES DE LA I SEANA DE CUARESMA

    (Oración de la mañana) - Cátedra del Apóstol San Pedro





    INVOCACIÓN INICIAL

    V. Señor abre mis labios

    R. Y mi boca proclamará tu alabanza





    INVITATORIO

    Ant. Venid, adoremos al Señor, rey de los apóstoles.



    SALMODIA

    Salmo 62 - Ant. El Señor dijo a Simón: “Ten ánimo, de hoy en adelante vas a ser pescado de hombres”.

    Cántico - Ant. “Tu eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”. “Bienaventurado eres tú, Simón Pedro”.

    Salmo 149 - Ant. El Señor dijo a Pedro: “yo te daré las llaves del reino de los cielos”.



    RESPONSORIO BREVE 



    V. Los nombrarás príncipes sobre toda la tierra. 

    R. Los nombrarás príncipes sobre toda la tierra.



    V. Haran memorable tu nombre, Senor

    R. Sobre toda la tierra.



    V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    R. Los nombrarás príncipes sobre toda la tierra.



    CÁNTICO EVANGÉLICO

    Ant. Dijo el Señor a Simon Pedro: “Yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca; y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos”. 



    Cántico de Zacarías. EL MESÍAS Y SU PRECURSOR      Lc 1, 68-79

    Bendito sea el Señor, Dios de Israel,

    porque ha visitado y redimido a su pueblo.

    suscitándonos una fuerza de salvación

    en la casa de David, su siervo,

    según lo había predicho desde antiguo

    por boca de sus santos profetas:

    Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos

    y de la mano de todos los que nos odian;

    ha realizado así la misericordia que tuvo con nuestros padres,

    recordando su santa alianza

    y el juramento que juró a nuestro padre Abraham.

    Para concedernos que, libres de temor,

    arrancados de la mano de los enemigos,

    le sirvamos con santidad y justicia,

    en su presencia, todos nuestros días.

    Y a ti, niño, te llamarán Profeta del Altísimo,

    porque irás delante del Señor

    a preparar sus caminos,

    anunciando a su pueblo la salvación,

    el perdón de sus pecados.

    Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,

    nos visitará el sol que nace de lo alto,

    para iluminar a los que viven en tiniebla

    y en sombra de muerte,

    para guiar nuestros pasos

    por el camino de la paz.

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.





    PRECES

    “El coro de los apóstoles te alaba, Señor.”





    Conclusion

    V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.

    R. Amén.





    (92)


    ---

    Support this podcast: https://podcasters.spotify.com/pod/show/jose-emilio/support

    • 14 min
    Completas Miércoles de la I semana de Cuaresma

    Completas Miércoles de la I semana de Cuaresma

    COMPLETAS MIÉRCOLES - (Oración antes del descanso nocturno)



    INVOCACIÓN INICIAL

    V. Dios mío, ven en mi auxilio

    R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.



    EXAMEN DE CONCIENCIA

    Hermanos, habiendo llegado al final de esta jornada que Dios nos ha concedido, reconozcamos sinceramente nuestros pecados.



    Yo confieso ante Dios todopoderoso

    y ante vosotros, hermanos,

    que he pecado mucho

    de pensamiento, palabra, obra y omisión:

    por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. 

    Por eso ruego a santa María, siempre Virgen,

    a los ángeles, a los santos y a vosotros, hermanos,

    que intercedáis por mí ante Dios, nuestro Señor.



    V. El Señor todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

    R. Amén.



    HIMNO

    Tú, a quien he buscado, Señor,
    en este día,
    a quien he escuchado,
    dame el reposo de esta noche.
     
    Tú, a quien he cantado, Señor,
    en este día,
    a quien he orado,
    dame el reposo de esta noche.
     
    Tú, a quien yo he negado, Señor,
    en este día,
    a quien he amado,
    dame el reposo de esta noche. Amén.



    Salmo 30 - Ant. Sé tú, Señor, la roca de mi refugio, un baluarte donde me salve.





    Salmo 129 - Ant. Desde lo hondo a ti grito, Señor.





    CÁNTICO EVANGÉLICO

    Ant. Sálvanos, Señor, despiertos, protégenos mientras dormimos, para que velemos con Cristo y descansemos en paz.

    CÁNTICO DE SIMEÓN       Lc 2, 29-32

    Ahora, Señor, según tu promesa,

    puedes dejar a tu siervo irse en paz,

    porque mis ojos han visto a tu Salvador,

    a quien has presentado ante todos los pueblos

    luz para alumbrar a las naciones

    y gloria de tu pueblo Israel.

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.



    Oración



    Señor Jesucristo, tú que eres manso y humilde de corazón ofreces a los que vienen a ti en yugo llevadero y una carga ligera; dígnate, pues, aceptar los deseos y las acciones del día que hemos terminado: que podamos descansar durante la noche para que así, renovado nuestro cuerpo y nuestro espíritu, perseveremos constantes en tu servicio, Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

     

     

    CONCLUSIÓN



    Bendición

    V. El Señor todopoderoso nos conceda un noche tranquila y una santa muerte.

    R. Amén.



    ANTÍFONA FINAL DE LA SANTISIMA VIRGEN

    Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,

    vida, dulzura y esperanza nuestra;

    Dios te salve.

    A ti llamamos los desterrados hijos de Eva;

    a ti suspiramos, gimiendo y llorando,

    en este valle de lágrimas.

    Ea, pues, Señora, abogada nuestra,

    vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos,

    y, después de este destierro,

    muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.

    ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!



    (91)


    ---

    Support this podcast: https://podcasters.spotify.com/pod/show/jose-emilio/support

    • 7 min
    Laudes Miércoles de la I semana de Cuaresma

    Laudes Miércoles de la I semana de Cuaresma

    LAUDES MIERCOLES DE LA I SEMANA DE CUARESMA

    (Oración de la mañana) - I semana del Salterio





    INVOCACIÓN INICIAL

    V. Señor abre mis labios

    R. Y mi boca proclamará tu alabanza





    INVITATORIO

    Ant. A Cristo, el Señor, que por nosotros fue tentado y por nosotros murió, venid, adorémosle.



    SALMODIA

    Salmo 35 - Ant. Tu luz, Señor, nos hace ver la luz.

    Cántico - Ant. Señor tu eres grande, tu fuerza es invencible.

    Salmo 46 - Ant. Aclamad a Dios con gritos de júbilo.



    RESPONSORIO BREVE 



    V. Él me librará de la red del cazador.

    R. Él me librará de la red del cazador.



    V. Me cubrirá con su plumaje.

    R. Él me librará de la red del cazador.



    V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    R. Él me librará de la red del cazador.

     

    CÁNTICO EVANGÉLICO

    Ant. Esta raza es una raza perversa: pide una señal, pero no se le dará otra señal que la de Jonás.



    Cántico de Zacarías. EL MESÍAS Y SU PRECURSOR      Lc 1, 68-79

    Bendito sea el Señor, Dios de Israel,

    porque ha visitado y redimido a su pueblo.

    suscitándonos una fuerza de salvación

    en la casa de David, su siervo,

    según lo había predicho desde antiguo

    por boca de sus santos profetas:

    Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos

    y de la mano de todos los que nos odian;

    ha realizado así la misericordia que tuvo con nuestros padres,

    recordando su santa alianza

    y el juramento que juró a nuestro padre Abraham.

    Para concedernos que, libres de temor,

    arrancados de la mano de los enemigos,

    le sirvamos con santidad y justicia,

    en su presencia, todos nuestros días.

    Y a ti, niño, te llamarán Profeta del Altísimo,

    porque irás delante del Señor

    a preparar sus caminos,

    anunciando a su pueblo la salvación,

    el perdón de sus pecados.

    Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,

    nos visitará el sol que nace de lo alto,

    para iluminar a los que viven en tiniebla

    y en sombra de muerte,

    para guiar nuestros pasos

    por el camino de la paz.

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.





    PRECES

    “Renuévanos, Señor, por tu Espíritu Santo.”





    Conclusion

    V. El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.

    R. Amén.





    (90)


    ---

    Support this podcast: https://podcasters.spotify.com/pod/show/jose-emilio/support

    • 13 min
    Completas Martes de la I semana de Cuaresma

    Completas Martes de la I semana de Cuaresma

    COMPLETAS MARTES

    (Oración antes del descanso nocturno)



    INVOCACIÓN INICIAL

    V. Dios mío, ven en mi auxilio

    R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.



    EXAMEN DE CONCIENCIA

    Hermanos, habiendo llegado al final de esta jornada que Dios nos ha concedido, reconozcamos sinceramente nuestros pecados.



    V. Tú que has sido enviado a sanar los corazones afligidos, Señor, ten piedad de nosotros.
    R. Señor, ten piedad de nosotros.
     
    V. Tú que has venido a llamar a los pecadores, Cristo, ten piedad de nosotros.
    R. Cristo, ten piedad de nosotros.
     
    V. Tú que estás sentado a la derecha del Padre para interceder por nosotros, Señor, ten piedad de nosotros.
    R. Señor, ten piedad de nosotros.



    Himno



    Cuando llegó el instante de tu muerte
    inclinaste la frente hacia la tierra,
    como todos los mortales;
    mas no eras tú el hombre derribado,
    sino el Hijo que muerto nos contempla.
     
    Cuando me llegue el tránsito esperado
    y siga sin retorno por mi senda,
    como todos los mortales,
    el sueño de tu rostro será lumbre
    y tu gloria mi gloria venidera.
     
    El silencio sagrado de la noche
    tu paz y tu venida nos recuerdan,
    Cristo, luz de los mortales;
    acepta nuestro sueño necesario
    como secreto amor que a ti se llega. Amén.



    Salmo 5 - Ant. No me escondas tu rostro, ya que confío en ti.



    CÁNTICO EVANGÉLICO

    Ant. Sálvanos, Señor, despiertos, protégenos mientras dormimos, para que velemos con Cristo y descansemos en paz.

    CÁNTICO DE SIMEÓN       Lc 2, 29-32

    Ahora, Señor, según tu promesa,

    puedes dejar a tu siervo irse en paz,

    porque mis ojos han visto a tu Salvador,

    a quien has presentado ante todos los pueblos

    luz para alumbrar a las naciones

    y gloria de tu pueblo Israel.

    Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

    Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.



    Oración

     

    Ilumina, Señor, nuestra noche y concédenos un descanso tranquilo; que mañana nos levantemos en tu nombre y podamos contemplar, con salud y gozo, el clarear del nuevo día. Por Cristo nuestro Señor.

     

     

    CONCLUSIÓN

                  

    V. El Señor todopoderoso nos conceda un noche tranquila y una santa muerte.

    R. Amén.



    ANTÍFONA FINAL DE LA SANTISIMA VIRGEN

    Salve, Reina de los Cielos

    y Señora de los ángeles;

    salve raíz, salve puerta,

    que dio paso a nuestra luz.

    Alégrate, Virgen gloriosa,

    entre todas la más bella;

    salve, agraciada doncella,

    ruega a Cristo por nosotros.



    (89)


    ---

    Support this podcast: https://podcasters.spotify.com/pod/show/jose-emilio/support

    • 6 min

Customer Reviews

4.9 out of 5
14 Ratings

14 Ratings

Dr. Félix A. Rodríguez ,

Una bellísima obra con amor y devoción

Gracias al devoto caballero que hace estos podcasts.
Comencé este año la Liturgia de las Horas como observación de Adviento. Encontré este bendecido recurso y lo seguiré utilizando.

Me gustaría recomendar dos cosas:

1- Incluir una nota al calce indicando las páginas del Libro de la Liturgia de las Horas para los Fieles correspondiente a lo que se está recitando

2- Eventualmente añadir las Vísperas

Gracias por todo su esfuerzo y dedicación ante el Señor por este trabajo.

Bendiciones en Cristo por María

Melissa Tor ,

Hermosos Potcast llenos de paz

Estos espacios de lectura, oración y estar en paz. 🙏🏻⛪️

Very73 ,

Lamento darle solo 3 estrellas 🫤

Lamento darle solo 3 estrellas porque este podcast podría ser el mejor para rezar los Laudes en toda el mundo hispanohablante, pero desafortunadamente el anfitrión comete el mismo error que otros podcast y YouTubers: anuncian los títulos de las oraciones (p.ej. “antífona”, “cántico evangélico”, “preces”, etc.). En las oraciones litúrgicas (la Misa, Oficio Divino y celebración de los sacramentos) no se leen los títulos en rojo en los textos liturgicos. La regla es simple: las palabras o frases en rojo indican lo que se debe hacer, en negro lo que se debe recitar en voz alta. El anfitrión tiene una voz muy agradable, recita las oraciones a buen ritmo, la ambientación musical no es intrusiva, la calidad del sonido es excelente. Lamentablemente, cuando el anfitrión da las indicaciones para persignarse, decir esto o lo otro, omitir la primera linea del salmo si es el mismo de la antífona, todo esto son distracciones que interrumpen el flujo de la oración y lo sacan a uno de una oración más profunda. Básicamente la atención se desvía del Señor para escuchar al anfitrión, cuando la labor del anfitrión es apoyar al que ora a ese encuentro con Dios a través de la oración litúrgica, no desviar la atención hacia su persona (y no lo digo insinuando que el anfitrión busque la atención, pero es un efecto no deseado). Les recomiendo a los hermanos que tan generosamente nos traen este podcast, que consideren grabar un episodio explicando cómo rezar la liturgia de las horas y dejen los episodios diarios solo con la recitación de las oraciones. Yo seré la primera en darles 5 estrellas y compartir este podcast con todos los grupos católicos donde participo. De verdad que es lamentable no darle 5 estrellas porque es un esfuerzo que se nota hecho con mucho cariño y amor por Dios y su Iglesia.

Top Podcasts In Religion & Spirituality

Pray.com
Ascension
Tara-Leigh Cobble
Girls Gone Bible
Sadie Robertson Huff
BibleProject Podcast

You Might Also Like

LiturPro
10 Minutos con Jesús
JuanDiegoNetwork.com & Regnum Christi
10 Minutos con Jesús
Bishop Robert Barron
Ascension