20 episodios

Podcast dedicado a la alimentación saludable como medio para conseguir un peso ideal que te permita llevar el estilo de vida que tu quieres. Hablaremos cada semana de un tema relacionado con las dietas en el que explicaremos de una manera muy clara y sencilla el por qué las dietas funcionan o no, y los factores a tener en cuenta a la hora de elegir nuestra dieta. Si quieres saber más también nos encontraras en el blog misdietasparaadelgazar.com, donde encontrarás todo el contenido también en Video.

Mis dietas para adelgazar MDPA

    • Salud y forma física

Podcast dedicado a la alimentación saludable como medio para conseguir un peso ideal que te permita llevar el estilo de vida que tu quieres. Hablaremos cada semana de un tema relacionado con las dietas en el que explicaremos de una manera muy clara y sencilla el por qué las dietas funcionan o no, y los factores a tener en cuenta a la hora de elegir nuestra dieta. Si quieres saber más también nos encontraras en el blog misdietasparaadelgazar.com, donde encontrarás todo el contenido también en Video.

    # Cómo calculo las calorías a cada paciente

    # Cómo calculo las calorías a cada paciente

    Hola, en este post te voy a explicar como hago yo el cálculo de calorías aprovechando una pregunta que me ha hecho un paciente. La pregunta en concreto fue: ¿Cuántas calorías necesito yo para bajar de peso?.

    Mire a la persona y le dije: unas 2400 Kcal aproximadamente.

    El paciente se sorprendió porque las dietas para perder peso suelen rondar entre 1000-1200 Kcal. Yo suelo trabajar con personas que habitualmente hacen deporte, también me gusta empezar las dietas con calorías elevadas y según el resultado en los controles, voy ajustando macros y calorías.

    Pero en realidad no era ese el tema al que me refiero, sino al que hace referencia el título, que es, como hago el cálculo de calorías que necesita una persona.

    Mi experiencia en dietas
    La cantidad de Kcal. que indiqué al paciente, lo hice sin haber tenido en cuenta ninguna fórmula. Cuando me puse en el ordenador para realizar su dieta un par de días más tarde, fue esa cantidad la que usé para empezar su dieta.

    En la primera formación que hice sobre nutrición hace ya más de 25 años, nos enseñaron la fórmula de Harris-Benedict para saber el consumo calórico de tu metabolismo basal (energía mínima necesaria para sobrevivir). A esta fórmula después hay que sumarle las calorías teóricas que gastas en tu día a día según tu trabajo y después añadirle el consumo según tu deporte.

    Esto es una explicación muy básica, hay algún que otro factor más, pero no me quiero alargar ni profundizar en temas técnicos.

    También puedes usar otras muchas fórmulas, pero en su día me quedé con esta pues realmente como explico más adelante no la llegue a usar mucho.

    Aprovechar la tecnología
    Yo como buen amante de la informática y de las tecnologías que soy, rápidamente dejé de hacer los cálculos de forma manual y me hice mis propias tablas de excel para automatizar el proceso, y hoy día, el programa con el que trabajo (Dietopro) ya me genera estos cálculos de forma automática.

    Pero curiosamente no acababa de estar de acuerdo con los resultados, y las primeras dietas que hacía, eran muy restrictivas y poco adherentes.

    Comencé a poner algo más de calorías y empezaron a funcionar mejor las dietas, aunque es cierto que alguna que otra tenía que reducirlas, pero entraba dentro de lo normal el hacer correcciones, pues no todos somos iguales.

    Dietas abundantes en comida
    Actualmente, siempre calculo a simple vista las calorías, y cuando el programa me da el resultado siempre me pone un 10 – 15% menos de lo que a mi me gusta poner. Así que acabo haciendo dietas que son abundantes en comida, si la comparamos con otras menos calóricas, pero el resultado suele ser la mayoría de veces positivo.

    Con esto me doy cuenta que a veces la experiencia, vale más que una fórmula teórica, cuando ves a la persona y sobre todo cuando te explica cómo es su vida diária.

    Dietas online
    En el caso de mis pacientes a distancia, he acabado poniendo siempre un 10% más de lo que me dice el programa al hacer los cálculos y después ya rectifico si es necesario (que es casi nunca) cuando hago los primeros controles.

    • 5 min
    Ahora publicaré cada 15 días

    Ahora publicaré cada 15 días

    Hola, el nivel de trabajo me ha aumentado mucho en estos últimos meses.

    Por nada del mundo quiero dejar de daros consejos para ayudaros a llevar una vida saludable. Es por eso que seguiré publicando, pero en vez de semanalmente, quincenalmente.

    No olvidéis que para cualquier duda os podéis poner en contacto conmigo.

    Un abrazo y a cuidarse!!!!

    • 2 min
    #82 Volver a la rutina después de vacaciones

    #82 Volver a la rutina después de vacaciones

    Se han acabado las vacaciones para la mayoría de personas, y lo más difícil es volver a coger el hábito de nuestra dieta diaria, sin los excesos diarios como una cerveza cada día o un picoteo de tapas en el bar a media mañana o media tarde.

    Te has pesado en la báscula y has visto que has vuelto a coger algo de peso del que te ha costado tanto tiempo perderlo. Ves que el trabajo de todo el año se empieza a perder en tan solo unas semanas.

    Pero no desesperes, es algo normal, y si perdiste 5 kg en lo que llevas de año y ahora has recuperado 3 kg, has de ver la parte positiva, sigues pesando 2 kg menos que antes de empezar, por lo que si ahora comenzamos otra vez con la rutina diaria, ya partimos de un peso menor y el año que viene llegarás al verano todavía mejor y serán menos los kilos que ganaras.

    Ahora es el momento de venirte arriba y volver a coger tu rutina. Es normal que te apetezca tomarte ese aperitivo diario y esa bebida azucarada o con alcohol, pero piensa en lo bien que te encontrabas cuando seguías tu rutina diaria. Menos hinchazón de abdomen, piernas más ligeras, menos pesadez de estómago, mejor regularidad a la hora de ir al baño.

    Solo tienes que pensar en la parte positiva de tu rutina. Hay quien se encontrará mejor haciendo una dieta muy restrictiva para volver más rápido al peso con el que empezó en verano.

    Aunque yo no soy partidario, si tu te encuentras mejor así, lo puedes hacer, pero que sea una dieta restrictiva con todos los nutrientes, nada de dietas milagro a base de nutrientes pobres (Dieta de la alcachofa, dieta del melocotón, dieta de la piña, etc.) o dietas a base de batidos en al mayoría de comidas, que serán dietas que crearán efecto rebote y no te ayudarán a volver a tu antigua dieta equilibrada y que ya se había convertido en un hábito.

    En el momento de volver a tu antigua dieta, puedes notar que vuelves a pasar un poco de hambre, entonces el método más sencillo es el aumentar un poco las cantidades de frutas, verduras y legumbres, para que sea más saciante y pasada una o dos semanas, puedes volver a reducir esas cantidades de forma progresiva.

    Lo más importante es que vuelvas a la rutina de consumo de alimentos saludables, las calorías no son lo más importante al principio, aunque sabes que al final si hemos de encontrar el equilibrio entre comida saludable y calorías necesarias.

    No importa si las primeras semanas te estancas y no bajas de peso y ves que no pierdes nada de grasa, pero seguro que poco a poco te vas encontrando mejor pues tus digestiones serán más ligeras y tu energía mayor. Ya bajaras de peso cuando recortes un poco las calorías.

    Incluso puedes empezar a hacer algún ayuno intermitente, por ejemplo empezar con el 12-12 de dos a cuatro veces por semana y si te adaptas bien, hacer algunos días el 16-8 y aprovechar para en esos días reducir un poco las calorías.

    Si tienes un poco de paciencia, verás como sin pasarlo muy mal, en menos de un mes vuelves a tu rutina diaria con una dieta equilibrada y con la calorías necesarias para seguir bajando de peso hasta conseguir ese peso saludable que necesitas.

    • 4 min
    Nos vamos de vacaciones

    Nos vamos de vacaciones

    Ha llegado el momento de hacer unos días de vacaciones, os espero a la vuelta y no olvidéis de disfrutar de vuestros merecidos días de descando.

    Enrique Úbeda

    • 3 min
    #80 Julio, el mejor mes para perder peso

    #80 Julio, el mejor mes para perder peso

    Hola de nuevo, según los controles de mis pacientes de este mes, Julio es el mejor mes para adelgazar.

    Por norma general no todo el mundo cuando llega a su revisión semanal, quincenal o mensual, ve una pérdida de peso positiva. Los motivos son muy variados.

    Motivos de no adelgazar
    Muchas chicas es por que están ovulando en esa semana y siempre hay algo más de retención de líquidos y el consecuente aumento de peso. En otras ocasiones es porque no han podido seguir la dieta por diferentes motivos. También hay la excusa de la falta de tiempo para hacer ejercicio y ello les lleva a frenar esa pérdida de peso.

    Otras veces simplemente es que habían tenido una serie de eventos sociales muy seguidos, bodas, comuniones, cumpleaños, etc. A pesar de hacer la dieta bastante bien, en esos días el aumento de ingesta calórica estaba muy por encima de lo normal.

    Pero curiosamente, en este mes de julio, todos, absolutamente todos los pesajes han sido positivos, y las sensaciones a la hora del seguimiento y adherencia a la dieta también. De aquí la conclusión de que Julio es el mejor mes para adelgazar.

    Comentarios como “no me he podido comer todo porque me saciaba antes”. Personas nuevas que empezaban la dieta me decían: “ no entiendo como puedo perder peso con toda la comida que me has puesto y que me cuesta acabar, como más que antes”.

    ¿Por qué julio es el mejor mes para adelgazar?
    Creo que la respuesta está muy clara el motivo es el calor. El calor NO hace perder peso, ya escribí un artículo sobre cómo se perdía más grasa con el frío que con el calor, donde explicaba la tontería de ponerse una bolsa de basura en el cuerpo para entrenar, sudar más y perder así más peso.

    Pero lo que sí hace el calor es reducir la sensación de hambre y aumentar la de sed. Si he logrado convencerte para que esa sed la quites única y exclusivamente con agua, agua con gas con limón (sin abusar que tiene más sodio) o infusiones frías, conseguirás saciar esa sed sin aumentar las calorías.

    Y el hecho de que se reduzca el hambre también facilita la adherencia a la dieta, así que es el mejor momento para ser más estricta sin necesidad de pasarlo mal.

    Todos los dietistas decimos que no es necesario pasar hambre para seguir una dieta, pero no todo es hambre. La sensación de necesidad de comer un alimento en concreto a veces supera a la fuerza de voluntad y no ya por hambre.

    Conclusión
    Aprovechemos este mes de julio tan caluroso y saquemos la parte positiva. El calor te está ayudando a conseguir tus objetivos de pérdida de peso y pérdida de grasa, o por lo menos eso dicen mis estadísticas del pesaje de mis pacientes en este mes.

    • 4 min
    #79 Qué fácil perder peso en verano

    #79 Qué fácil perder peso en verano

    Para mí, al contrario de lo que piensa la mayoría, es más fácil perder peso en verano y poder empezar una dieta saludable.

    Altas temperaturas, aumento de la necesidad de líquidos y en la mayoría de personas pérdida de apetito.

    ¿Entonces porque no es la época en la que se pierde más peso?

    Por una sencilla razón de “ignorancia” a cuanto cuantía calórica de los alimentos, y un error a la hora de elegir los alimentos que más necesita nuestro cuerpo.

    Hace calor, tienes sed y que es lo primero que eliges?? alguna bebida refrescante con azúcar tipo cocacola o una cerveza, etc.

    ¿Qué beber?
    ¿Tienes sed? bebe agua o agua con gas (sin abusar que es más rica en sodio que la normal), añadele un limón o zumo de limon y ponle si hace falta una hojita de menta para darle color.

    También puedes hacerte una infusión y ponerle hielo, puedes buscar las más diuréticas y así conseguir eliminar algo de líquido, o relajantes para eliminar la ansiedad y reducir el hambre.

    En más fácil perder peso en verano porque es más fácil saciarse (por norma general, no todo el mundo tiene esta sensación). Tienes que buscar los alimentos con mayor volumen. Recuerda que lo que sacia es el volumen del alimento, no las calorías, y también el tiempo de digestión de ese alimento.

    Alimentos saciantes
    Por ejemplo los huevos, el pescado, las legumbres o el yogurt natural, son alimentos proteicos muy saciantes. Si queremos alimentos más energéticos podemos probar con el porridge de avena, el pan integral de trigo, o frutas como las naranjas, los kiwis, las manzanas, las fresas, los arándanos, que en esta época son frutas de temporada.

    Las verduras de hoja verde también son muy saciantes y si necesitamos un aporte de ácidos grasos esenciales, podemos añadir a nuestras ensaladas aguacate o frutos secos.

    Valor de saciedad
    También he leído un estudio del departamento de bioquímica de la Universidad de Sydney, que clasifica los alimentos según su capacidad de saciedad, cuanto mayor porcentaje le otorga, más saciante es el alimento.

    La prueba la hicieron aportando 240 kcal de un total de 38 alimentos obteniendo unos resultados de por ejemplo el alimento más saciante, la patatas cocidas, con un valor de saciedad del 323% y el menos saciante el croisant con un valor de saciedad de 47%

    Si te das cuenta, estamos hablando de la misma cantidad de calorías pero no del mismo volumen de alimento. Y fíjate cómo te puede llegar a saciar hasta 7 veces más un alimento que otro, aportándote las mismas calorías.

    Por lo tanto ¿cuál crees que es el alimento más adecuado para tu dieta?, ¿cuál crees que has de incluir y cuál has de quitar?

    Busca los alimentos que te sacien a ti
    Ten en cuenta que los estudios hablan y dan resultados de forma genérica, después tú puedes encontrar alimentos que te sacien más a ti. En mi caso un alimento que me sacia mucho es la naranja, otro es la manzana y también el yogur griego natural.

    Yo si me como uno de estos dos alimentos y dejo pasar unos 10 o 15 minutos, mi hambre desaparece al completo. Probablemente esto pase por el gran contenido de las fibras solubles que se encuentran principalmente en las frutas y verduras, especialmente en manzanas, naranjas, zanahorias, brócoli y cebollas.

    También en el salvado de avena, cebada, nueces, almendras, avellanas, y legumbres. Otro detalle que tienes que tener en cuenta, si quieres encontrarte más saciada para así poder llevar mejor tu dieta saludable de forma permanente, es que no es lo mismo consumir algo sólido, que líquido.

    ¡Ojo como te los tomas!
    Por ejemplo esa manzana que te he dicho que me sacia mucho, no me saciará igual si la trituro y le pongo un poco de bebida vegetal, además que la añado más calorías, hemos de tener en cuenta que los líquidos abandonan el estómago en menos tiempo.

    Si lo ingieres de forma sóli

    • 7 min

Top podcasts en Salud y forma física

Otros usuarios también se han suscrito a